Tres ideas de decoración para una fiesta de Halloween con niños muy divertida



¿Truco o trato? Aunque Halloween es una fiesta americana, es la escusa perfecta para disfrazarse y celebrar una divertida fiesta en familia. A los niños les encanta disfrazarse pero también se divertirán preparando la decoración para este día.

 

Para ello deberemos comenzar unos días antes con los preparativos, y pensar como queremos decorar la casa para que sea lo más divertida para los peques. Calabazas, murciélagos, telarañas… ¡Dejemos volar la imaginación! Todo debe estar preparado para el día 31 de Octubre, desde la iluminación hasta la decoración de la mesa. Por eso os damos 3 ideas para que los niños se diviertan decorando su fiesta de Halloween.

 

  • Luces de colores con fantasmas:

La iluminación es fundamental en cualquier fiesta, y para que sea divertida y fácil de hacer para los niños hemos pensado dos tipos de luces, una con bombillas y la otra con velas. Para que podáis elegir la que más se adapte a vuestro hogar.

 

En la primera utilizaremos las luces del árbol de Navidad. Así cuando llegue la noche las luces de colores acompañarán esta fiesta tan divertida. Para ello, le pegaremos dos ojos a cada vaso de plástico y le haremos un pequeño corte en el culo del vaso, por donde lo engancharemos a las bombillas. El resultado es una guirnalda de fantasmas de colores muy divertida para los niños.

Divertida guirnalda de fantasmas para niños

Divertida guirnalda de fantasmas para niños

Fuente:trucosyastucias.com

 

En la segunda utilizaremos botes de cristal transparentes, que taparemos con papel naranja y a continuación le pegaremos o dibujaremos encima diferentes dibujos como fantasmas, murciélagos, calabazas… Lo más importante es no olvidarse de poner dentro una vela.

Velas de Halloween para una fiesta divertida para niños

Velas de Halloween para una fiesta divertida para niños

Fuente:Pixabay.com

 

  • Calabaza de Halloween:

Sin calabaza no hay Halloween, esta típica calabaza es la imagen clave de la fiesta, por eso no puede faltar en nuestra casa. Además es un buen momento para enseñar a los niños como se hacen las caras de estas calabazas. Para ello, cortamos la parte superior como si fuera una tapa y con una cuchara vaciamos el interior. Una vez vaciada, con cuidado, con un cuchillo le hacemos los ojos, la nariz y la boca. Y por último, le ponemos una vela dentro. Los niños se divertirán muchísimo con esta decoración.

Calabaza divertida de Halloween

Calabaza divertida de Halloween

Fuente:Pixabay.com

 

  • Fantasma volador:

Esta idea no pasará desapercibida para nuestros invitados y les encantará a los niños. Necesitaremos pegar una pelota de plástico a una botella, poner un alambre enganchado en la boca de la botella para que simule los brazos,

un trozo de tela blanca por encima (podemos pegar la tela a la pelota para que no se caiga) y dibujarle los ojos con un rotulador. Con estos pasos conseguiremos construir un fantasma muy divertido para los niños.

Divertido fantasma para niños

Divertido fantasma para niños

Fuente:mrthinkingabout.wordpress.com

 

¿Qué os parecen éstas ideas?¿Os gustan? Éstas son solo unas cuantas ideas pero existen muchas más manualidades divertidas para niños como pintar caras en globos, hacer murciélagos, pintar hojas secas simulando fantasmas, etcétera. Lo importante en cualquier fiesta es que paséis un rato agradable en familia.