Situaciones divertidas que nos ocurren al convertirnos en padres primerizos.



¿Cuáles son las situaciones más divertidas por las que habéis pasado al convertiros en padres primerizos?

Siempre que se entra en una casa con algún bebe en ella, se puede oler el aroma de la ilusión, la emoción y la alegría en el ambiente. Aunque también se puede oler el miedo de la inexperiencia y la responsabilidad que supone tener un hijo. El primer día que se lleva al pequeño a casa, el sentimiento es más bien el que vemos escrito en la camiseta para papas primerizos que os enseño abajo.

Durante la larga espera de los nueve meses los padres primerizos nos sentimos más bien así, con dudas y miedos que  se van agrandando conforme nos acercamos al día del parto. ;)

Durante la larga espera de los nueve meses los padres primerizos nos sentimos más bien así, con dudas y miedos que se van agrandando conforme nos acercamos al día del parto. ;)

Fuente: www.mamisetas.es

A los padres primerizos se nos cae la baba con nuestros hijos, disfrutamos hasta del más mínimo gesto que hace y además todo lo que nuestro niño consiga hacer, por muy poca cosa que sea, es un logro del que nos sentimos orgullosos… Las situaciones por las que pasamos muchas veces pueden resultar muy cómicas ya que entramos en terreno desconocido, y por increíble que parezca, hasta la tarea más sencilla como puede ser cambiar un pañal a veces se convierte en misión imposible.

¿Cuántas veces habéis pegado y despegado las tiras del pañal? Yo la primera semana lo hice unas mil veces. Los  motivos; que si el pañal está demasiado suelto, que si ahora me he pasado apretándolo... Opppps, vaya... Ejemm...  que se le ha caído.

¿Cuántas veces habéis pegado y despegado las tiras del pañal? Yo la primera semana lo hice unas mil veces. Los motivos; que si el pañal está demasiado suelto, que si ahora me he pasado apretándolo… Opppps, vaya… Ejemm… que se le ha caído.

Fuente: www.bekiapadres.com

Cambiando pañales vivimos varias situaciones de lo más graciosas. Una de las más chistosas para mí suele llegar a la hora de cambiar un pañal lleno de caca por uno limpio, algo que suele suceder bastante a menudo siendo el niño tan pequeño. En mi casa, y normalmente en la de las demás padres primerizos, según tengo entendido por todo lo que me cuentan gran parte de mis amigas, la estampa suele ser parecida a la imagen de abajo.

Hay que ir bien preparado para hacer esta tarea porque el olor que se condensa en la habitación del cambiador en cuanto abrimos el pañal de nuestro bebé supera cualquier idea que tuviéramos en la cabeza.

Hay que ir bien preparado para hacer esta tarea porque el olor que se condensa en la habitación del cambiador en cuanto abrimos el pañal de nuestro bebé supera cualquier idea que tuviéramos en la cabeza.

Fuente:es-us.mujer.yahoo.com

Este otro momento también suele arrancar bastantes risas. La hora de la fuentecita si es niño, de la que no puedes escapar porque casi siempre te pilla desprevenida. ¿Cuántas veces habéis tenido que cambiaros de ropa a causa de esto? Estas tan tranquila cambiándole el pañal y de repente… ¡zas! Te suelta un pis larguísimo, como si llevara días sin orinar.

¡Estaos atentos, esto puede suceder en cualquier momento si es niño!

¡Estaos atentos, esto puede suceder en cualquier momento si es niño!

Fuente: www.noticias.terra.cl

Luego viene la sonrisita picarona de nuestro bebé. Ese bicho de la casa al que tanto se le quiere y al que se le perdona  todo.

Luego viene la sonrisita picarona de nuestro bebé. Ese bicho de la casa al que tanto se le quiere y al que se le perdona
todo.

Fuente: www.crecebebe.com

La hora del baño también suele ser una situación divertida conforme el bebe va creciendo. El niño disfruta una barbaridad con el agua y eso se ve reflejado en nosotros, ya que parece que seamos los padres los que nos lo hayamos dado, porque lo cierto es que ¿quién acaba mojándose más?… Nosotros.

Aunque hay niños que al principio no les gusta el agua, con el tiempo este momento se convierte en uno de los  preferidos del día. Es su momento de relax y a la vez de juego.

Aunque hay niños que al principio no les gusta el agua, con el tiempo este momento se convierte en uno de los preferidos del día. Es su momento de relax y a la vez de juego.

Fuente: www.pediatricblog.es

Cada día compartimos situaciones con nuestros hijos que nos dibujan una gran sonrisa en la cara, y en Mamisetas nos encantaría leer cuales son las vuestras. ¿Os apetece contárnoslas? :)

Búsquedas relacionadas:

  • regalos padres primerizos
  • situaciones divertidas padres primerizos