¿Puedo hacer el amor mientras estoy embarazada?



Con la celebración del embarazo el amor se acerca rápidamente, aunque puede que se pregunte ¿sí usted y su pareja pueden tener sexo o incluso si es seguro hacerlo? Descubra los viejos mitos y algunos consejos que pueden ayudar para que el encuentro sea especial y confortable.

Sexo seguro y cómodo durante el embarazo

Muchas mujeres embarazadas se encuentran con un mayor impulso sexual y un fuerte deseo de intimidad física con su pareja mientras el embarazo avanza. Se sienten voluptuosas y sexys, aprecian el no tener que preocuparse por la anticoncepción y los embarazos no deseados, y necesitan sentir la cercanía física con su pareja. Por otro lado, también hay mujeres que encuentran que su deseo sexual disminuye durante el embarazo.
La buena noticia es que ambos sentimientos son perfectamente normales y pueden ocurrir en diferentes momentos durante el mismo embarazo. Además, cada embarazo es diferente y las mujeres encuentran que su libido es muy diferente entre uno y otro embarazo

 

Discuta sus preocupaciones

La pareja también puede tener una mezcla de sentimientos. Pueden encontrar su cuerpo de embarazada muy atractivo y sexy, o pueden tener la preocupación de que en la intimidad sexual (coito vaginal en particular) de alguna manera el bebé se pueda lastimar. Algunas parejas incluso se preocupan de que el bebé pueda ser capaz de “ver” o sentir el pene durante la relación sexual. Es tranquilizador saber que ninguno de estos problemas tiene algo de verdad.

 

Hable con su médico

La realidad es que el sexo durante el embarazo es generalmente seguro, es ciertamente normal y debe ser de mutuo acuerdo por ambas partes. Puede ser que su médico le haya pedido que esté en “reposo pélvico” por algún problema de salud que se ha presentado durante su embarazo. Algunas de las razones comunes para el descanso de la pelvis pueden ser la placenta o un cuello uterino incompetente. Hable con su médico si usted tiene preocupaciones sobre la seguridad. Tampoco es recomendable tener relaciones sexuales si usted cree que su fuente se ha roto, debido al riesgo de infección.

 

Sean creativos

Hacer el amor durante el embarazo puede implicar un poco de creatividad, sobre todo por la adaptación del útero en crecimiento. Muchas parejas encuentran que la posición de cuchara durante el coito es más agradable y fácil de lograr. Otras posiciones nuevas pueden ser más útiles en los últimos meses y semanas. Las relaciones sexuales y/o el orgasmo realmente pueden ayudar a una mujer en trabajo de parto si su cuerpo y el bebé están listos.

 

La intimidad no significa necesariamente el coito

Sexólogos y expertos en el embarazo comparten su opinión de que la intimidad física es vital, pero hacer el amor no significa necesariamente practicar el coito. Una opción es encontrar la sensualidad y conectar con el placer de una manera que se adapte a las necesidades individuales de la pareja.

Durante el embarazo, es importante tener en cuenta una definición más amplia de la sexualidad y mucho espacio para la experimentación, la conexión y la diversión es vital para que usted y su pareja puedan seguir compartiendo la intimidad y mantener una actitud positiva acerca de los cambios que están sucediendo en su cuerpo y la relación, mientras se preparan ambos para recibir al bebé. Recuerde que hacer el amor durante el embarazo es seguro, normal y puede requerir un poco de creatividad. Es bueno tenerlo en cuenta mientras el embarazo avanza.