Los dolores de cabeza durante el embarazo



Los dolores de cabeza durante el embarazo son muy difíciles ya que los analgésicos de venta libre no son recomendables. Sigue leyendo para ver lo que puedes hacer para aliviar el de cabeza durante el embarazo.

Un gran número de visitas al médico, son por qué algunas mujeres embarazadas sufren de dolores de cabeza. Dentro de las primeras 12 semanas de embarazo las hormonas crecientes juegan un papel en el desarrollo de los dolores de cabeza. El aumento del 40 % en el volumen de sangre que se produce durante el embarazo aumenta la presión dentro de los vasos sanguíneos y esto en sí mismo puede causar los dolores de cabeza durante el embarazo. Los dolores de cabeza durante el último mes de embarazo también pueden ser causados por una condición llamada preeclampsia, que se asocia con la presión arterial alta, la hinchazón y proteína en la orina.

Es normal tener dolores de cabeza durante el embarazo debido a las razones anteriores o a las siguientes:

  • Estrés
  • La falta de sueño
  • Vómitos
  • Bajo nivel de azúcar
  • Deshidratación
  • La abstinencia de cafeína
  • La abstinencia de nicotina
  • La mala postura
  • Cambios en la visión relacionados con el embarazo

Lo que usted puede hacer para aliviar sus dolores de cabeza durante el embarazo es:

Reducir el estrés, dormir más, aliviar las nauseas matutinas, comer con regularidad para evitar niveles bajos de azúcar en la sangre, beber cantidades adecuadas de agua pura, hacer una visita al quiropráctico o llevar a cabo consejos para corregir la postura. Es importante también evitar el exceso de consumo de medicamentos de venta libre, especialmente durante las primeras 12 semanas de embarazo.

Consulte a un homeópata o un acupunturista sobre tratamientos para aliviar el dolor. Los dolores de cabeza en el embarazo a veces son aliviados, ya sea con compresas frías o calientes alrededor de la frente y en la parte posterior del cuello. Pídale a alguien que le de masaje de hombros y cuello cuando tenga dolores de cabeza agudos, ya que muchos son causados por la tensión en estas partes. Descansar en una habitación oscura y practicar respiración profunda de relajación; o relajarse en un baño o una ducha caliente a veces reduce el estrés y la tensión. Has intentado todo lo anterior y aún tienes un dolor de cabeza y estás embarazada:

En este punto sería conveniente llamar a tu médico para pedirle un consejo, medicación o tratamiento.