Las primeras frutas para el bebé



El cambio de la lactancia materna o artificial a una dieta sólida se debe realizar de forma gradual. Las primeras frutas que debemos introducir en la alimentación del bebé son la pera, la manzana y el plátano. Por su sabor dulce y suave, su textura y porque tienen poca probabilidad de causar intolerancia y alergias.

primeras-frutas-bebe

La pera, la manzana y el plátano son las primeras frutas en la alimentación del bebé

Fuente: natursan.net

 

El momento de introducir las primeras frutas en la alimentación depende de si el bebé está tomando o no leche materna. La Asociación Valenciana de Pediatría de Atención Primaria aconseja introducir los alimentos complementarios a partir del sexto mes si el bebé toma leche materna, y a partir del quinto mes si es artificial.

En ambos casos, es importante que recordemos que el pequeño debe continuar tomando la misma cantidad de leche, ya que sigue siendo su alimento principal. Estos nuevos alimentos solo complementan la dieta porque aportan minerales, hidratos y vitaminas, pero no sustituyen a la leche.

leche-alimento-principal-bebé

La leche sigue siendo el alimento principal del bebé.

 Fuente:Pixabay.com

 

La pera, la manzana y el plátano, son las primeras frutasque se incluyen en la dieta porque aportan numerosos beneficios en el desarrollo de los niños. Por ejemplo, la pera y la manzana ayudan a la formación de los tejidos y de los huesos, siendo ideales para hidratar y refrescar a nuestro hijo. En cambio, el plátano aporta la energía necesaria e influye positivamente en el desarrollo de los músculos y del sistema nervioso.

primeras-frutas-ayudan-desarrollo-bebé

Las primeras frutas ayudan al desarrollo físico del bebé

Fuente:Recetas.crecerfeliz.com

En Mamisetas os recomendamos empezar primero por la pera o por la manzana, y por último introducir el plátano en su dieta.  Lo mejor es comenzar a ofrecerle al bebé papilla de una sola fruta, durante 3 o 4 días, para poder observar si le gusta y asegurarnos también que no le produce ningún tipo de intolerancia. Si vemos que el niño tolera bien las primeras frutas, podemos hacerle papillas mezclándolas.