La hora del parto, ¿sabremos reconocerlo al ser padres primerizos?



El momento que más asusta a los futuros padres primerizos suele ser  la hora del parto, las dudas sobre si al ser padres primerizos sabremos reconocerlo son bastante fuertes. Da igual las veces que nos lo hayan explicado en las clases pre-parto. La pregunta sobre si lo identificaremos a tiempo, está siempre ahí y es difícil dejar de pensar en ella conforme se va acercando el día en que salimos de cuentas.

Y, no sólo ese, sino que las madres primerizas también pensamos en cómo será ese dolor del que tanto nos han hablado, esas temidas contracciones.

Y, no sólo ese, sino que las madres primerizas también pensamos en cómo será ese dolor del que tanto nos han hablado, esas temidas contracciones.

Fuente: entrepadres.imujer.com

Nosotros hoy vamos a intentar explicarte las posibles señales que nuestro cuerpo nos da conforme se va acercando la hora del parto. Vamos allá.

  1. Notaras el encajamiento; se llama así porque el bebé desciende y empieza a colocarse en la pelvis. ¡Tiene ganas de salir! :) Con lo cual empezaras a notar más peso y presión en esta zona, pero a cambio respirarás mejor ya que tendrás menos presión en la caja torácica. Esta señal la puedes notar días o incluso semanas antes del día del  parto. Te va poniendo sobre aviso.
  2. Las temidas contracciones; puede que las contracciones Braxton Hicks aumenten en frecuencia e intensidad.  Habrás estado ya notándolas a lo largo del embarazo, pero simplemente como pequeñas molestias. Cuando estés de parto estas contracciones serán muy regulares e intensas, muy dolorosas y apenas te darán tiempo a recuperarte debido al poco espacio de tiempo entre una y otra. Si ves que cada vez son más cortas, vete a  urgencias.
  3. Has roto aguas; esto quiere decir que el saco amniótico que recubre al bebe se ha roto. La rotura de aguas puede suceder de dos maneras, como aguas claras o aguas sucias. Dependiendo de si son claras o sucias podrás tomarte  más tiempo o menos para acudir al hospital.Aguas claras: son aguas limpias, liquido transparente sin sangre y sin olor. Si es este tu caso puedes ducharte e irte tranquilamente a urgencias.Aguas sucias: son aguas como con un color verdoso, y puede que contengan algo de sangre. Estas aguas indican que puede haber meconio en la bolsa  y puede que el bebé esté sufriendo. Si ves que este es tu caso, no pierdas tiempo y vete a urgencias.No esperes una cantidad exagerada de agua, del estilo que nos muestran en las películas, no tiene porqué ser así, puede que tires muy poquita agua. Eso sí,notarás la caída del agua por las piernas constantemente, no cesará.La mayoría de las mujeres embarazadas empiezan a tener contracciones antes de romper aguas, pero a veces rompemos primero aguas y las contracciones nos vienen más adelante. Si esto te sucede a ti, seguramente tendrás un parto rápido.
  4. Perdida del tapón mucoso; esto quiere decir que el cuello uterino está empezando a dilatar. Con el tapón mucoso expulsaras un flujo con un hililto de sangre.

    No tengas miedo de acudir al hospital o de llamar a tu matrona cuando tengas dudas, más vale prevenir que curar.

    No tengas miedo de acudir al hospital o de llamar a tu matrona cuando tengas dudas, más vale prevenir que curar.

Fuente: www.importancia.org

P.d: Verás que todo merece la pena en cuanto tengas a tu bebé en brazos.  :)