Dos hábitos saludables que los padres primerizos no debemos abandonar.



Al convertirnos en padres primerizos todo cambia, la mayoría de cosas para bien y otras para no tan bien. Las prioridades ya no son las mismas y el tiempo para nosotros mismos se reduce ya que la llegada de un niño a la familia hace que parte de nuestro tiempo tengamos que dedicarlo a cuidarle, educarle y quererle. Tanto es así, que muchas veces empezamos incluso a abandonar algunos hábitos saludables para nosotros miso y esto debemos intentar evitarlo.

padres primerizos y hábitos saludables

Los padres primerizos no deben perder los hábitos saludables con la llegada del bebé.

Imagen: Pinterest.

 

¿Qué hábitos saludables no debemos abandonar al convertirnos en padres primerizos?.

  1. Comer sano.

¿Por qué algunos padres pueden perder el hábito de comer sano?. La realidad es que mientras los niños son bebés es posible que sigamos una alimentación sana pero la problemática, según una reciente investigación, llega cuando los niños empiezan a comer de todo unido a la falta de tiempo (especialmente entre los padres que además trabajan) y esto hace que acabemos optando por cocinar para todos lo mismo (hacer un menú para cada uno es complicado y no es correcto), pero no lo mismo que deberíamos comer si no lo que les gusta a los niños. Es más sencillo que nos adaptemos nosotros a los gustos de los niños que al revés y al final muchos acaban disminuyendo la ingesta de verduras a favor de fritos, salchichas, etc. Pues papás, esto es un tremendo error. No debemos abandonar el hábito de comer sano y es más que lo hagamos servirá de ejemplo a nuestros hijos.

padres primerizos y hábitos saludables 2

Comer sano es un hábito saludable que debemos mantener en familia.

Imagen: Pixabay

 

  1. Hacer ejercicio.

Otro hábito saludable que muchos padres suelen abandonar por falta de tiempo especialmente los dos o tres primeros años de vida del pequeño. La mayoría de padres que trabajan nada más terminar la jornada corren a pasar tiempo con su familia cuando posiblemente antes fueran a correr, al gimnasio o a hacer cualquier actividad física para estar más saludable y esto es otro error porque existe una alternativa, practicar un deporte que podamos compartir con nuestros hijos (yoga, pilates, running, senderismo, etc) porque además de pasar tiempo juntos de nuevo estaremos dándole ejemplo. Padres e hijos disfrutarán y además mantienen un hábito saludable.

padres primerizos y hábitos saludables 3

Hacer ejercicio es otro hábito saludable que no deberíamos abandonar y además podemos compartir con nuestros bebés.

Fuente: eva.hn

 

Como veis solo es cuestión de adaptarse, como todo cuándo se trata de convertirnos en padres primerizos. En definitiva todo esto contribuye a mejorar la salud y padres e hijos pueden mejorarla juntos.

¿Os animáis?