Dormir con el bebe y hacerlo de forma segura



Entre toda la emoción y la anticipación de tener un bebé, hay muchas decisiones que tomar. Una de las más importantes es ¿dónde voy a dejar que duerma mi bebé?

A muchos padres les encanta la idea de dejar dormir su bebé a cerca de ellos, pero tienen algunos temores respecto a compartir la cama. Pero algunos afirman que hay beneficios de tener cerca al infante. Y por otro lado ¿Cuáles son los peligros que pueden estar asociados con dejar a nuestro bebe en la cama con nosotros? Hay una solución que ofrece lo mejor de ambos mundos y se pueden tener beneficios sin peligros.

La proximidad física entre el cuidador y niño ha sido objeto de muchos estudios en los últimos años y, la investigación muestra que tiene muchos beneficios para la madre y el niño. Estos incluyen:

  •  Ayuda en la maximización de la lactancia materna
  •  Ayuda en el desarrollo del lactante
  •  Reduce el riesgo de SIDS (Síndrome de Muerte Súbita del Lactante)
  •  Ayuda en el apego correcto entre el niño y el padre
  •  Provoca menos interrupciones del sueño durante la noche

Así que si hay tantos beneficios de tener un padre y un bebé durmiendo cerca ¿por qué es un tema de debate?

En primer lugar, tenemos que entender que hay diferentes formas de compartir la cama. Como se entiende el concepto de “compartir la cama”: se refiere a que uno o ambos padres y el bebé comparten la misma superficie para dormir (por ejemplo, la misma cama). La Asociación Australiana de Lactancia Materna, y otras asociaciones pediátricas internacionales sugieren que ciertas situaciones aumentan el riesgo de SIDS (muerte súbita del lactante). Algunas de estas situaciones son:

  • La ausencia de un colchón firme (por ejemplo una cama de agua).
  • Si cualquiera de los padres es un fumador.
  • Si cualquiera de los padres se encuentra bajo la influencia de alcohol o drogas.
  • Si uno de los padres es obeso.
  • Si el bebé puede quedar atrapado entre la pared y la cama.
  • Cuando en los primeros meses de vida de un bebé nacido prematuramente se duerme en un sofá / sillón / pelotita o similar (es decir, los muebles que no están diseñados para dormir)

¿Cómo tener el mejor de ambos mundos?

Muchos nuevos padres (o futuros padres) aman la idea de dormir en cerca de su recién nacido, pero están preocupados por los peligros que pueden estar asociados con compartir la cama, pero hay una solución – utilizar un “bedside sleeper”.

¿Qué es un bedside sleeper? es un moisés o cuna que se conecta al lado de la cama de los adultos con un lado abierto para permitir a los padres un acceso fácil a su bebé. Así se pueden tener todos los beneficios de la proximidad cuidador-niño y el bebé puede dormir de forma segura en su propio espacio para dormir.