Consejos para que los padres primerizos enseñen a compartir a los niños.



Convertirnos en padres primerizos conlleva toparnos día a día con numerosas experiencias nuevas. Nuestros pequeños van pasando por distintas etapas y nosotros vamos creciendo con ellos. Muchas veces nos toparemos con situaciones que nos pueden hacer dudar sobre cómo debemos actuar pero como lo que buscamos es que nuestros hijos sean las mejores personas posibles y más felices, al final buscaremos la mejor manera de resolverlo lo mejor posible.

Este es el caso del gran reto con el que todos los padres primerizos nos topamos, de enseñar a compartir. Enseñar a compartir a un niño es algo que todos los padres queremos y pretendemos cuando nos topamos con el pequeño conflicto, pero muchas veces se nos pueden pasar por alto algunas cosas como las que hoy os queremos contar.

padres primerizos enseñar a compartir 1

Enseñar a compartir a los niños es todo un reto para los padres, pero podemos.

Fuente: Pixabay.

 

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que el que los padres enseñemos a compartir a los niños es algo imprescindible en su educación y que evitará que cuando crezcan desarrollen comportamientos avariciosos y egoístas.

Por lo tanto, mucha paciencia porque no es tarea fácil y a empezar.

 

 

¿Cuándo es el mejor momento para que los padres enseñemos a compartir a los niños?

La respuesta puede parecer fácil, pero antes de que vosotros mismos la respondáis, es necesario que entendamos que para que los niños puedan aprender a compartir es imprescindible que sepan que es la propiedas y esto no sucede en sus primeros años de vida.

Durante los dos primeros años de sus vidas, va a ser complicado que les enseñemos a compartir, pero en todo momento deben ver en nosotros todos los valores que están unidos a esta acción. Y a partir de los 3 años, es cuando ya el niño puede empezar a aprender lo que significa compartir ya que empezará su interacción con otros niños.

padres primerizos enseñar a compartir 2

Enseñar a compartir a los niños es cuestión de paciencia, y los padres de eso tenemos mucha.

Fuente: Pixabay.

 

¿Qué podemos hacer los padres primerizos para que nuestros hijos aprendan a compartir?. Pues existen muchas cosas que nos pueden ayudar, pero hoy os hablaremos de algunas que son básicas y esenciales.

  • Lo primero que debemos hacer es dar ejemplo con nuestras acciones. Los pequeños imitan todo lo que los padres hacemos, con lo cual, si queremos que aprendan a compartir nosotros deberemos compartir.

 

  • En las ocasiones en que sepamos que nuestros hijos van a estar con más niños, una buena manera de que vayan aprendiendo a compartir, es anticiparnos a ellos con algún juego en el que deban compartir.

 

  • Cuando les pidamos que compartan o lo hagan sin que se lo podamos, otra manera de que los niños aprendan lo bueno que es compartir, es mostrarles lo felices que estamos con lo que ha hecho para reforzar esta actitud. A los niños les pone muy contentos ver como sus padres están contentos por su actitud.

 

  • Contadles porque es tan bueno compartir. Ellos seguramente nos rebatirán a su manera, pero nosotros seguro que sabemos como seguir con dulzura y amabilidad hablándoles de cuan felices hacen a otros niños cuando comparten y lo contentos que se ponen ellos mismos cuando otros niños lo hacen con ellos.

 

  • Y por último, algo que también nos ayudará a los padres que los niños aprendan a compartir es que pasen tiempo con otros niños.

padres primerizos enseñar a compartir 3

Aprender a compartir no es algo que los padres conseguimos de un día para otro, sino que es un proceso que necesita constancia.

Fuente: Pixabay.

 

 

Pero, ¿qué es lo que no debemos hacer los padres en ninguno de los casos para enseñar a nuestros hijos a compartir?.

Los padres primerizos, en nuestro proceso de aprendizaje como padres, seguramente nos toparemos con algunas situaciones en las que dudaremos si para que nuestros hijos aprendan a compartir, debemos obligarles a hacerlo o reñirles.

Esto seguramente será un error que en alguna vez habremos cometido todos pero que a partir de hoy vamos a remediar porque en ninguno de los casos deberemos obligar a nuestros hijos a que compartan. Según estudios recientes publicados en «Psychological Science», revista especializada de la Asociación de Ciencia Psicológica de Estados Unidos, “se expone que dar la opción a estos menores de compartir o no sus juguetes hace que aumente su generosidad posteriormente”.

Debemos ser pacientes y poco a poco veréis como lo conseguiréis, porque tened claro, que como padres sois los mejores.

Ánimo.