Consejos para ir a las Rebajas estando embarazada



Sin duda las rebajas son una gran oportunidad para todo el mundo, también para las embarazadas y futuros papás. Es una ocasión ideal en la que podemos conseguir muchas de las cosas que necesitamos o que nos gustan para nosotros o para nuestro futuro bebé a un precio increíble, no obstante, depende de lo avanzado que esté el embarazo es probable que no nos decidamos a ir y puedan surgirnos dudas sobre si es o no un buen momento. La respuesta es sí, estar embarazada no te impide ir de rebajas, eso sí, si tienes en cuenta una serie de consejos, mucho mejor para ti y tu bebé. Hoy vamos a repasar algunos que son importantes.

ir a las rebajas estando embarazada 1

Ir a las rebajas estando embarazada no es problema, no obstante no está de más seguir una serie de consejos para que sea más cómodo

¿Qué recomendaciones podemos tener en cuenta para ir a las rebajas durante el embarazo y que no tengamos demasiados o ningún contratiempo?

1. Muy importe elegir para ir ropa de embarazada cómoda al igual que un calzado adecuado.

La ropa con la que vayas a las rebajas es esencial, ya que debe permitirte estar cómoda, que puedas moverte sin problemas, no te oprima ni haga que tengas más calor o más frío de lo necesario. Ahora en invierno hay contrastes grandes entre la calle y el interior de las tiendas que suelen tener calefacción, con lo cual debemos tener en cuenta llevar ropa que podamos poner y quitar dependiendo de la temperatura y no haga que tengamos molestias relacionadas con ello, ya que ir demasiado abrigada y tener demasiado calor, puede acabar con un mareo, así que siempre mejor prevenir que curar.

2. Intentar no ir sola.

Es innegable que ir solas nos permite ir a nuestro ritmo, sin depender de nada, no obstante, durante el embarazo y en este tipo de salidas, la compañía no viene nada mal ya que en caso de que nos ocurriera algo (mareo, vómitos, cansancio, o cualquier otra cosa) siempre tenemos a alguien que nos puede ayudar. O simplemente para que nos ayuden a que no vayamos demasiado cargadas.

ir a las rebajas estando embarazada 2

Durante el embarazo, si vas a ir a las rebajas es mucho mejor que puedas ir acompañada para que puedan ayudarte.

3. Llevar siempre agua e incluso un poco de comida.

Estar bien hidratadas durante el embarazo es esencial y aunque probablemente en la mayoría de lugares a los que acudamos en rebajas podremos conseguir comida y agua, hay veces que es mejor llevarlo encima para evitar sorpresas. La fruta o los frutos secos son alimentos que no vienen mal.

4. Marca cuál es la hora en la que hay menos aglomeración.

Hay horas en las que centros comerciales o tiendas pueden estar demasiado masificadas así que es interesante evitarlas ya que con ello, estamos disminuyendo el riesgo de que podamos recibir algún golpe sin querer y además, ya sabéis que aquellas tiendas en las que la gente se concentra, también son propensas a ser lugares donde hace mucho calor que puede acabar de nuevo en un mareo, o quizás no, pero ante la duda, habiendo alternativas, mejor prevenir que curar.

5. Hacer los descansos que sean necesarios y sentarte.

Lo mejor para ir a las rebajas estando embarazada es ir sin prisas, sin correr y no pasar más tiempo del necesario estando de pie. Siéntate cada vez que lo necesites, toma algo, ve al baño, o simplemente busca un banco en el que recuperar fuerzas para seguir.

ir a las rebajas estando embarazada 3

No hay prisas, si estás embarazada y vas a las rebajas descansa cada vez que lo necesites.

Y por último, si a pesar de todo esto no os acaba de convencer ir a las rebajas, recordad que siempre queda la opción de hacer las compras online, hay veces que incluso hay muchas más opciones y variedad.