¿Cómo recuperar el suelo pélvico después del embarazo?



Los músculos de la vagina y el suelo pélvico han sufrido un sobreesfuerzo después del parto, necesitándose alrededor de un mes o 40 días para su correcto asentamiento (ten en cuenta que el útero deberá volver a su forma original y eso llevará su tiempo) Hay personas que confían en los ejercicios de Kegel para el correcto asentamiento no tan sólo de la zona vaginal sino también de la vejiga y el recto, terminando con la incontinencia urinario o rectal que pueden llegar a sufrir algunas mujeres tras el parto.

Otras mujeres también se alían a la utilización de las bolas chinas para generar un mayor fortalecimiento de las paredes vaginales, esto hará que las mismas se contraigan y se tensen, relajándose después con el vaivén y detenimiento de las mismas, haciendo que la vagina y el cuello del útero se fortalezcan. Diversos ejercicios como el pilates, te ayudará a generar mucha más fortaleza en la zona abdominal creando que te sientas como antes.