Cómo podemos los padres motivar a los niños a lavarse las manos



Los padres somos conscientes de que los niños necesitan jugar, no parar, explorar todo lo que puedan el mundo que les rodea y mientras lo hacen se ensucian, es completamente normal y no pasa nada, debemos dejarles aunque seamos conscientes de que en esos precisos momentos estarán en contacto con gérmenes, muchos de los cuales acabarán en sus manos. Es por este motivo, que también es importante, además de dejarles que estén en contacto con la naturaleza mientras juegan, que se les inculquen unos buenos hábitos de higiene para que al finalizar sus juegos y especialmente antes de comer, se laven sus manos.

los padres pueden conseguir que los niños cojan la rutina de lavarse las manos 1ok

Que los niños se ensucien mientras exploran el mundo y juegan es normal y los padres deben dejarles hacerlo.

A la mayoría de papás y mamás, les preocupa que los niños puedan contagiarse de alguna enfermedad, pero también es cierto que habrá ocasiones en la que algunos pueden toparse con la negativa de los peques a lavarse las manos por distintos motivos, lo que puede acabar convirtiendo el momento de poner en práctica este hábito saludable, en una pequeña batalla entre padres e hijos. Pero no os preocupéis si este es vuestro caso porque con paciencia, amor, y algunos consejos, podéis conseguir que este sea un momento divertido y que acabe siendo una costumbre muy agradable para ellos.

padres e hijos_ el hábito de lavarse las manos

Mamás y papás suelen preocuparse mucho por qué no se contagien sus peques y lavarse las manos puede prevenir estos contagios.

¿Qué es entonces lo que papás y mamás pueden estimular a los peques para que adquieran este hábito sin que se convierta en una “lucha”? Pues podemos probar estas cosas:

1. Lo primero crear una rutina, es decir, que asocien el lavarse las manos a determinados momentos como antes de comer, al entrar en casa, etc… y que esos momentos sean siempre fijos, al final veréis que ya no será necesario que les digáis nada para que lo hagan.

2. Ir juntos papás e hijos a comprar un jabón especial, mágico que lucha contra los gérmenes y que además huela súper bien. Si el peque participa en la elección del jabón le hará mucha más ilusión.

3. Ponérselo fácil para que lleguen a la pila para lavarse las manos pero que además lo hagan de forma segura. Si les permitimos que lo hagan ellos solos, se sentirán más orgullosos de ellos mismos e independientes, se sentirán que se están haciendo mayores y son capaces de conseguir cositas sin ayuda. Podemos aprovechar y lavarnos las manos con ellos, pero las nuestras para que aprendan como se lavan bien y nos imiten, guiándoles, no imponiendo.

4. Buscar una canción especial para cantar mientras se están lavando las manos que pueden cantar los papás junto a los niños mientras se están lavando las manos, o incluso inventar una que sea única para ellos. Esto también puede hacer que este momento sea divertido y especial para los peques.

5. La tabla de recompensas, si la usáis, incorporadlo como una tarea más para conseguir su estrella o su cara contenta, así también se podrán sentir más estimulados