Sobre consejos para papás

Agua y zumo, ¿cuándo podemos los papás dárselo a los bebés?

Con la llegada del calorcito es probable que algunos padres primerizos tengan dudas sobre si darle o no agua a sus bebés, ya que como todos sabemos es esencial para los seres humanos y que sin ella, no se puede vivir, o también sobre si es adecuado ofrecer al bebé alguna otra bebida que les ayude a mantenerse hidratados. Es normal que surjan este tipo de incertidumbres cuando acabamos de ser papás, nadie nace enseñado pero poco a poco y con la ayuda sobre todo del pediatra, se van aprendiendo todas esas cosas que el bebé necesita para su bienestar. Los padres primerizos pueden tener dudas sobre cuando empezar a dar agua a sus bebés. ¿Cuándo es el mejor momento para que los papás puedan ofrecer agua a sus bebés u otra bebida como el zumo? En lo que al agua es muy importante que los papás primerizos sepan que sus bebés necesitan tanto o más agua que el resto de seres humanos, de echo la consumen, pero no podrán tomarla sola ya que corren el riesgo de hincharse de agua y que se les pase el hambre con lo cual dejaría de tomar el resto de nutrientes que necesita para vivir, crecer y desarrollarse adecuadamente así que los bebés tomarán al menos durante sus primeros 6 meses de vida el agua que se encuentra en la leche materna para aquellos bebés que sean alimentados con ella, o en su defecto el agua que añadimos a la leche de fórmula para alimentarlo. Los papás no deben ofrecer agua sola a los bebés hasta al menos los 6 meses de vida. A partir de los 6 ó 7 meses, siempre consultado con su pediatra, un bebé ya puede empezar a consumir agua sola y los papás ya debemos ir preparados con algún biberón o botellita para bebés, para que en las salidas y paseos no le falte. ¿Y los zumos?, ¿qué pasa con ellos? Bien, en lo que respecta a los zumos hay diversas opiniones sobre si ofrecerlos o no a los bebés aunque la mayoría de ellos suelen coincidir en señalar a la mayoría de los papás de un bebé, que el mejor momento coincidiendo con la introducción de frutas en la dieta del bebé que suele ser entre el cuarto y el sexto mes, hasta entonces, tampoco es aconsejable. ¿Cuándo empezasteis vosotros?  


Leer más 

Consejos para papás: Lavar bien el pelo de los niños y sin lágrimas

La hora de lavar el pelo de los niños puede ser toda una aventura para los papás ya que a algunos de ellos no les gusta mucho ni que se les frote la cabeza, ni que se les eche agua por encima, pero no hay que desesperar, hoy vamos a repasar algunos consejos que nos parecen importantes a tener en cuenta para que papá y mamá puedan lavar el pelo bien a los peques y además, pues intentar evitar que sea algo incómodo para ellos y que acabe convirtiéndose en una rutina agradable y relajante, porque al fin y al cabo el momento del baño debe ser eso, un momento para relajarse. Lo primero que los padres deben tener en cuenta es que no necesariamente hay que lavar el pelo diariamente a los niños a no ser claro está que el niño lo necesite por que ha estado jugando y se ha manchado o ha sudado en exceso. Si no es su caso, es probable que 3 veces a la semana sea suficiente. 3 veces a la semana sueles ser suficientes para que los papás laven el pelo a los niños Segundo, ¿cómo intentamos los papás que no lloren los peques cuando les lavamos el pelo? Bueno, sería interesante saber porqué llora. -      Por ejemplo, si es porque no le gusta que le caiga el agua por la cara cuando le enjuagamos, en este caso los papás podemos comprar unas viseras que van muy bien para evitarlo, sino se le puede ofrecer una toalla para que se cubra la cara mientras estamos quitando el champú (funciona, lo tenemos comprobado), recurrir a las gafas de la piscina, etc. Buscar un método con el que se sientan seguros. -      Otro motivo por el que puede llorar es porque quizás cuando papá o mamá le frotan la cabecita le molesta. Importante para que no sea incómodo y además lavarles el pelo bien; suele funcionar que nos echemos el champú en la mano en vez de directamente en la cabeza, así no notan tanto el contraste si el champú está fresquito. Y luego suavemente, con las yemas de los dedos, vamos masajeando el cuello cabelludo y mientras, (esto también les arranca sonrisas) podemos ir cantándoles una canción. -      Además, puedes meter en la bañera uno de sus muñecos preferidos para que mientras los papás les lavan el pelo, ellos puedan dar un baño a su muñeco también y esté entretenido.   Si los papás conocen porque llora el peque cuando le lavan el pelo, es más sencillo buscar soluciones. Lo ideal es lavarles dos veces el pelo, no obstante una tampoco pasa nada a no ser que fuera muy necesario. Y ya para finalizar, para que el resultado sea perfecto hay que enjuagar bien para que no queden restos de champú en la cabecita del peque. Y con estos consejos tan sencillos, papás e hijos, es muy probable que poco a poco vivan el baño como un agradable momento. Y recuerda, se paciente, lo conseguirás.


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x