Sobre consejos para papás

Tres cosas que van muy bien para las salidas de verano de papás e hijos

En verano papás e hijos suelen realizar más actividades juntos, especialmente al aire libre, se hacen todas las que el tiempo y el trabajo les permite, pero al ser los días más largos y que los peques no tienen ya cole, no hay papá o mamá que hagan un esfuerzo por pasar más tiempo con los niños y hacer algunas actividades que sólo se pueden hacer en verano como por ejemplo aprovechar un hueco para ir a bañarse a la piscina, o una escapada a la playa a pasar el día o la tarde, visitas a parques de atracciones y muchas otras cosas más. A los niños les encanta salir y hacer todas estas cosas y los papás disfrutamos viendo sus caritas de felicidad. Así que hoy os vamos ha hablar de tres cosas que os pueden venir muy a los papás cuando estén planeando una de estas actividades para realizar con los niños. 1. Pulseras personalizadas ¿Por qué pueden ir tan bien a los papás unas pulseras personalizadas para los niños? Bueno, como sabéis prácticamente todas las salidas que se hacen en verano, allá donde vayamos suele haber bastante gente. No somos los únicos papás a los que se les ocurre la idea de hacer cosas super divertidas con los niños, así que probablemente cuando salgamos a la piscina, o nos vayamos a la playa, nos toparemos con mucha gente y esto puede provocar que, en un momento de juego, los peques puedan despistarse y no encontrarnos. Cuando esto sucede los papás se preocupan muchísimo, es normal... pero los peques también lo hacen y de ahí el porqué las pulseras personalizadas van a venir tan bien este verano. En ellas podemos grabar el nombre del peque y un teléfono de contacto o cualquier información que queramos para que puedan localizarnos lo antes posible. La playa es uno de los lugares donde más niños llegan a extraviarse y está comprobado que una pulsera identificativa facilita mucho la localización de los papás. Las pulseras personalizadas de mamisetas para niños ayudan a la localización más rápida de los niños en caso de que se extravíen. 2. Botellas de agua flexibles para los niños. Otro objeto que facilita las salidas de este verano a papás e hijos son las botellas de agua para los niños (quién dice agua dice zumo). Los peques en verano necesitan beber mucha agua para mantenerse hidratados así que los papás deben ir preparados e intentar llevar botellas que no puedan romperse ni abrirse fácilmente si se llevan en el bolso, es por este motivo que las botellas SQUEASY son una buena elección. Estas son botellas de silicona que además de poder limpiarse perfectamente tanto por fuera como por dentro porque son totalmente reversibles y aptas para meter en el lavavajillas e incluso la nevera para refrescar, es complicado que se rompan aunque se caigan. Sin duda muy aconsejables para las salidas de papás e hijos de este verano. Squeasy, botellas de siliconas para llevar agua en las salidas de verano de papás e hijos. 3. Bolsa Isotérmica para niños. Cada salida, si vamos a tardar, es habitual que los papás preparemos algo de comida o merienda para los peques y con el calor hay que ser precavidos para evitar que se ponga mala o incluso que pueda provocarles alguna introxicación alimentaria. Así que optar por una mochila isotérmica para trasportar los alimentos es una buena alternativa para prevenir que esto ocurra. Bolsas isotérmicas de zoolunchies, una alternativa para que los papás trasporten la comida de los niños y bebés este verano. Como veis tres cosas que este verano pueden hacernos la vida un poco más cómoda a papás y niños. ¿Listos para disfrutar del buen tiempo? ;)


Leer más 

La música y los bebés, ¿cuál deberíamos elegir los papás?

La música ofrece múltiples beneficios tanto a papás como a sus bebés. Desde que una mujer está embarazada, numerosos estudios coinciden en asegurar que los bebés conforme avanza la gestación son capaces de escuchar tanto la voz de su mamá como música y que tal hecho está aportando distintos beneficios al bebé como una estimulación prenatal, creación de un mayor vínculo y estrechos lazos afectivos con sus papás, en especial con su mamá, entre otros. Bien, pues ya en el momento en que el bebé nace, el hecho de escuchar música le aportará aún más beneficios si cabe, pero ¿hay algún tipo de música más adecuada para un bebé? La música aporta distintos beneficios a los bebés. La realidad es que en cuanto a la música que los papás deben poner a un bebé, no se podría afirmar que una sea mejor que otra, esto dependerá de la actividad que se pretenda realizar con él. La música clásica suele recomendarse para que la escuchen mientras juegan o a la hora de irse a dormir, y probablemente sea una de las más recomendadas en general, no obstante las canciones infantiles también pueden serle de mucho provecho ya que estimula su oído y favorecen el habla. Elegir canciones infantiles para los bebés estimulará al bebé para empezar a hablar. Como bien sabéis, las canciones infantiles las hay con distintos ritmos, con lo cual a la hora de elegir la unas u otras, de nuevo los papás deberán tener en cuenta la actividad del peque pero lo que parece que es muy bueno para ellos es que se elijan canciones con letras que sean sencillas, que se repitan a lo largo de las canciones e incluso que incorporen onomatopeyas. Las canciones de este tipo estimularán su memoria, les ayudará a recordar y reconocer lo que están escuchando y además les estará ayudando a que aprendan a hablar. En definitiva, la música es un plus que todos los papás tenemos al alcance de nuestra mano para que nuestro bebé sienta, se divierta y además le estimule a aprender.


Leer más 

¿Por qué las mamás y papás deben proteger los pies del recién nacido?

Es probable ahora que llega el calor y el verano, que algunos papás primerizos tengan dudas sobre si llevar a sus bebés recién nacidos con los pies cubiertos o descubiertos, sin duda nosotros los adultos no los llevaríamos cubiertos pero ¿es bueno para los bebés? Los papás primerizos pueden tener dudas sobre si en verano deben o no cubrir los pies de los bebés Lo primero que papá y mamá deben tener en cuenta a la hora de decidir si poner o no calcetines a su bebé, es que a estos en sus primeros días de vida, aún no pueden regular su temperatura corporal, es más durante sus primeras horas, al tener una piel tan fina sin demasiada grasa y con los vasos sanguíneos tan "poco protegidos", es muy probable que puedan perder calor muy fácilmente y especialmente se pierde a través de la cabeza y los pies. Es cierto que pronto su cuerpo se adaptará a la regulación de la temperatura pero aún perdurará la dificultad para mantener su temperatura corporal en determinados ambientes. Lo primero que deben tener en cuenta papás y mamás es que a los bebés en sus primeros días les cuesta regular su temperatura corporal. Entonces, ¿es necesario no que los papás cubran los pies del recién nacido con unos calcetines? Hay distintas opiniones al respecto, pero la mayoría de pediatras coinciden en afirmas que sí, sí es conveniente que sus piececitos estén cubierto con unos calcetines que no sean demasiado gordos ni les den excesivo calor. Lo ideal es optar por unos calcetines de algodón por ejemplo, un tejido traspirable perfecto para estos meses de calor aunque no las 24 horas del día, de vez en cuando los papás pueden dejar sus pies al descubierto para que sus pies se muevan con total libertad. Es recomendable que los papás cubran los pies de los bebés con por ejemplo calcetines de algodón, un tejido transpirable y adecuado para el verano. En definitiva, los calcetines para los bebés recién nacidos de un tejido transpirable sí  son recomendables, pero además a la hora de elegirlos, los papás deben tener en cuenta otros aspectos además de su tejido, y es que estos sean del tamaño adecuado para que no le aprieten.


Leer más 

Agua y zumo, ¿cuándo podemos los papás dárselo a los bebés?

Con la llegada del calorcito es probable que algunos padres primerizos tengan dudas sobre si darle o no agua a sus bebés, ya que como todos sabemos es esencial para los seres humanos y que sin ella, no se puede vivir, o también sobre si es adecuado ofrecer al bebé alguna otra bebida que les ayude a mantenerse hidratados. Es normal que surjan este tipo de incertidumbres cuando acabamos de ser papás, nadie nace enseñado pero poco a poco y con la ayuda sobre todo del pediatra, se van aprendiendo todas esas cosas que el bebé necesita para su bienestar. Los padres primerizos pueden tener dudas sobre cuando empezar a dar agua a sus bebés. ¿Cuándo es el mejor momento para que los papás puedan ofrecer agua a sus bebés u otra bebida como el zumo? En lo que al agua es muy importante que los papás primerizos sepan que sus bebés necesitan tanto o más agua que el resto de seres humanos, de echo la consumen, pero no podrán tomarla sola ya que corren el riesgo de hincharse de agua y que se les pase el hambre con lo cual dejaría de tomar el resto de nutrientes que necesita para vivir, crecer y desarrollarse adecuadamente así que los bebés tomarán al menos durante sus primeros 6 meses de vida el agua que se encuentra en la leche materna para aquellos bebés que sean alimentados con ella, o en su defecto el agua que añadimos a la leche de fórmula para alimentarlo. Los papás no deben ofrecer agua sola a los bebés hasta al menos los 6 meses de vida. A partir de los 6 ó 7 meses, siempre consultado con su pediatra, un bebé ya puede empezar a consumir agua sola y los papás ya debemos ir preparados con algún biberón o botellita para bebés, para que en las salidas y paseos no le falte. ¿Y los zumos?, ¿qué pasa con ellos? Bien, en lo que respecta a los zumos hay diversas opiniones sobre si ofrecerlos o no a los bebés aunque la mayoría de ellos suelen coincidir en señalar a la mayoría de los papás de un bebé, que el mejor momento coincidiendo con la introducción de frutas en la dieta del bebé que suele ser entre el cuarto y el sexto mes, hasta entonces, tampoco es aconsejable. ¿Cuándo empezasteis vosotros?  


Leer más 

Consejos para papás: Lavar bien el pelo de los niños y sin lágrimas

La hora de lavar el pelo de los niños puede ser toda una aventura para los papás ya que a algunos de ellos no les gusta mucho ni que se les frote la cabeza, ni que se les eche agua por encima, pero no hay que desesperar, hoy vamos a repasar algunos consejos que nos parecen importantes a tener en cuenta para que papá y mamá puedan lavar el pelo bien a los peques y además, pues intentar evitar que sea algo incómodo para ellos y que acabe convirtiéndose en una rutina agradable y relajante, porque al fin y al cabo el momento del baño debe ser eso, un momento para relajarse. Lo primero que los padres deben tener en cuenta es que no necesariamente hay que lavar el pelo diariamente a los niños a no ser claro está que el niño lo necesite por que ha estado jugando y se ha manchado o ha sudado en exceso. Si no es su caso, es probable que 3 veces a la semana sea suficiente. 3 veces a la semana sueles ser suficientes para que los papás laven el pelo a los niños Segundo, ¿cómo intentamos los papás que no lloren los peques cuando les lavamos el pelo? Bueno, sería interesante saber porqué llora. -      Por ejemplo, si es porque no le gusta que le caiga el agua por la cara cuando le enjuagamos, en este caso los papás podemos comprar unas viseras que van muy bien para evitarlo, sino se le puede ofrecer una toalla para que se cubra la cara mientras estamos quitando el champú (funciona, lo tenemos comprobado), recurrir a las gafas de la piscina, etc. Buscar un método con el que se sientan seguros. -      Otro motivo por el que puede llorar es porque quizás cuando papá o mamá le frotan la cabecita le molesta. Importante para que no sea incómodo y además lavarles el pelo bien; suele funcionar que nos echemos el champú en la mano en vez de directamente en la cabeza, así no notan tanto el contraste si el champú está fresquito. Y luego suavemente, con las yemas de los dedos, vamos masajeando el cuello cabelludo y mientras, (esto también les arranca sonrisas) podemos ir cantándoles una canción. -      Además, puedes meter en la bañera uno de sus muñecos preferidos para que mientras los papás les lavan el pelo, ellos puedan dar un baño a su muñeco también y esté entretenido.   Si los papás conocen porque llora el peque cuando le lavan el pelo, es más sencillo buscar soluciones. Lo ideal es lavarles dos veces el pelo, no obstante una tampoco pasa nada a no ser que fuera muy necesario. Y ya para finalizar, para que el resultado sea perfecto hay que enjuagar bien para que no queden restos de champú en la cabecita del peque. Y con estos consejos tan sencillos, papás e hijos, es muy probable que poco a poco vivan el baño como un agradable momento. Y recuerda, se paciente, lo conseguirás.


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x