Padres Primerizos

¿Los bebés y los papás en la misma habitación hasta el año?

Papás y mamás hemos oído diferentes versiones sobre dónde y cómo deben dormir los bebés y también hasta cuándo. Este es un tema que ha abierto numerosos debates e investigaciones. En torno a este tema lo más reciente son unas recomendaciones muy interesantes para toda la comunidad y especialmente para los futuros papás. Se divulgan nuevas recomendaciones sobre si bebés y papás deben dormir en la misma habitación La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) hace poco más de una semana presentaba un nuevo informe en su conferencia anual en el que recomendaba que los papás, para ofrecer a los bebés un entorno seguro de sueño, debían permitir que los bebés durmieran en la misma habitación que ellos como mínimo hasta los 6 meses de edad e incluso hasta el año ya que con ellos se estarían reduciendo en un 50% la probabilidad de muerte súbita, algo tan temido para los papás ya que sucede sin esperarlo. La AAP recomienda que papás y bebés duerman en la misma habitación cómo mínimo hasta los 6 meses porque reduce el riesgo del síndrome de la muerte súbita del lactante. ¿Por qué hacen estas recomendaciones (entre otras) desde la AAP? Pues es sencillo, porque defienden que el contacto físico entre la madre y el bebé es beneficiosa para ambos pero especialmente para el pequeño desde el minuto 0 de su nacimiento. Estar cerca de sus progenitores y mantener el contacto con ellos ofrece seguridad al bebé lo que a su vez consigue que sea feliz además de que es mucho más fácil para los papás alimentarlo o calmarlo cuando lo necesite, o detectar si algo sucediera de manera más rápida permitiendo a papás y bebés dormir más tranquilos. Papás y bebés descansan más tranquilos durmiendo en la misma habitación según las recomendaciones de la AAP Esto no significa que papás y bebés deban dormir además de en la misma habitación, en la misma cama sino que se recomienda a los padres que cada uno tenga su propia camita o en cunas que favorecen el colecho o en las cunas tradicionales. Lo que sí que pueden hacer las mamás es llevarlo a su cama cuando el bebé despierte por la noche para alimentarlo y al acabar volverlo a colocar en su cuna. ¿Qué os parecen estas recomendaciones?  


Leer más 

Empezar con el baby led weaning, esto es lo que deben saber los papás

El sueño de papás y mamás es que sus bebés coman de todo y de manera saludable pero es cierto que no ha sido una tarea fácil para muchos padres y la variedad de alimentos de sus hijos es limitada. Es por este motivo que muchos papás han apostado por el baby led weaning que consiste en una alimentación complementaria en la que es el bebé quien decide que coger para manipular y llevar a la boca de entre los alimentos que los papás les preparan y así poco a poco irá descubriendo distintos sabores y adaptándose a ellos. Los papás pueden conseguir que su bebé como da todo con el Baby Led Weaning ¿Y cómo pueden los padres empezar con este método? Es importante que antes de empezar se haya buscado información o incluso pedido al pediatra, no obstante aspectos básicos a tener en cuenta para que nuestro bebé se inicie son: Unir al bebé a la mesa mientras la familia está comiendo. Los 6 meses es una buena edad para hacerlo y al empezar puede estar sentado tanto en su trona como al brazo de sus papás. En cualquier caso el bebé debe estar bien sentado en una posición erguida y que  no haya nada que le impida que mueva sus manos ya que las necesita para empezar a manipular los alimentos que los papás les prepararán. Los papás deben procurar que los niños estén bien sentados y tengan libertad de movimiento en las manos.   Una vez está preparado sentado, dejaremos cerca de su alcance la comida con la que queremos que experimente. Los primeros días sí que podemos ofrecerle algunos trocitos de comida pero más adelante será el quien decida que coger de lo que le hemos preparado y los papás no deberán meterle nada en la boca. Empezar por comidas que los bebés no tengan dificultades para cogerla, recordad que al principio no tiene las habilidad de coger cosas ya desarrollada al igual que la de llevarse cositas a la boca. Ofrecedle para empezar comida blanda que sea de un tamaño más grande que su puño. También se le puede ofrecer comida de tamaño pequeño tipo guisantes, trozos pequeñitos de carne, etc, si puede ya cogerlos con sus deditos. Y después ya podemos introducir comida cortada a tiras que sean fáciles de masticar como zanahoria hervida, brócoli, etc) o prepararle la misma comida que comerá el resto de la familia, pero siempre en un tamaño y textura que no pueda ahogarse. No dejar nunca el bebé solo mientras está experimentando con los alimentos para que en caso de que sucediera algo, reaccionar lo más rápido posible y solucionarlo.   Los papás no deben dejar nunca solos a los bebés mientras están experimentando con la comida.   Mientras está descubriendo los alimentos que sus papás le han preparado se le debe ofrecer de vez en cuando agua ya que esta tiene un papel muy importante a la hora de introducir los sólidos y empezar a ingerirlos. Las manchas van a ser inevitables con lo que los padres no deberán obsesionarse con ello, hay que dejarles que se ensucien con lo cual es mejor preparles bien con un babero y ropa adecuada o si el tiempo acompaña, que esté en pañal. Antes de sentarlo en la mesa, reaccionará mejor si no está cansado o hambriento. Recordad que es una alimentación complementaria con lo cual es recomendable que el bebé haya tomado antes su biberón. En caso de que no lo quisiera, no pasa nada, posiblemente no tenga hambre con lo cual no ocurre nada si lo tomara después. Este momento tiene que ser algo divertido y no convertirse en una frustración. Y con esto ya tenéis los aspectos básicos para empezar, así que si estáis decididos, ánimo papás.


Leer más 

Manchas en la piel de los bebés ¿debemos los papás preocuparnos?

Cuando nos convertimos en padres por primera vez no conocemos muchas cosas sobre nuestro bebé y en ocasiones es habitual que nos preocupemos por cosas que quizás no tienen importancia, no obstante el desconocimiento hace que en muchas ocasiones les llevemos al médico sin que sea necesario, aunque cierto es que frente a la más mínima duda mejor hacerlo. Una de las primeras cosas que suelen confundir a los padres primerizos son las manchas en la piel del bebé, muchas de ellas son de lo más habituales y no tienen ninguna importancia. Hoy os hablaremos de tres de ellas y que además tienen unos nombres de lo más curiosos. Las manchas en la piel de los bebés es algo que suele preocupar a los padres primerizos.   La marca mongólica Esta es una marca azul-grisácea o verdosa (como si fuera un moratón) que tienen algunos bebés en la zona lumbar baja. En la mayoría de los casos va desde la rabadilla o las nalgas hacia arriba, aunque bien es cierto que hay bebés a los que les aparece en otros lugares aunque no es lo habitual. La mancha mongólica es habitual en muchos bebés y no es motivo de preocupación para los padres primerizos.   Esta es una mancha sin relieve ni textura que no debe preocupar a los padres primerizos y que con el tiempo (posiblemente con los años) irá desapareciendo sin que haya que hacer nada para ello. El picotazo de la cigüeña: Esta es otra de las manchas habituales que suelen aparecerle a los bebés y que también se las conoce como manchas salmón. Estas son unas marcas de nacimiento que suelen estar localizadas por la nuca y la parte trasera de la cabeza. El picotazo de la cigüeña es una de las marcas más habituales entre los recién nacidos y que los padres primerizos es posible que no conozcan. Fuente: Guía para padres primerizos                                                                                                  Estas manchas tampoco necesitan tratamiento y con el tiempo también suelen desaparecer aunque haya ocasiones como cuando se enfadan o lloran que se les pueda volver a notar. El beso del angel. Son unas manchas como las del picotazo de la cigüeña pero en vez de tenerlas en la nuca suelen aparecer en alrededor de la frente o incluso en los labios como si de un beso se tratara y con que con el tiempo van a desaparecer, por lo tanto tampoco son motivo de preocupación para los nuevos papás. Hay algunas otras marcas que aparecen a los bebés como podemos leer en este artículo de todopapás y que tampoco son malas, no obstante, frente a una mancha en la piel de nuestros peques lo mejor que podemos hacer es observarla para que ver que no haya cambios significativos y frente a la duda, consultar con los especialistas que son siempre los que nos darán la mejor respuesta.  


Leer más 

¿Cómo dormir a un bebé?, sugerencias para padres primerizos ;)

Una de las cosas quizás más complicadas especialmente para los padres primerizos es que con la llegada del bebé a casa se reducen considerablemente las horas de sueño ya que un bebé aunque suele dormir bastante no serán muchas las horas seguidas que lo haga. Cada bebé es un mundo, eso es cierto, pero hay algunos métodos y recomendaciones que pueden favorecer y ayudar a que duerman y por ende que los papis también puedan descansar un poco más. Con la llegada de un bebé las horas de sueño se reducen para los padres. ¿Qué podemos hacer cuando nos convertimos en padres para conseguir que los bebés se duerman? Aunque no es una ciencia exacta hay unas recomendaciones que suelen realizar la mayoría de expertos para facilitar el descanso de un bebé como: Darles un baño relajante antes de dormir. Asegurarnos de que el bebé se ha alimentado bien o alimentarle antes de la hora de ir acostarlo. Realizarles un masaje. Los masajes son buenos para los pequeños porque además de relajarles, hacen que los pequeños se sientan protegidos. Las zonas a masajear pueden ser su carita, su espalda, el pechito, el entrecejo, las piernas, las manos y sus pies. No dejarles llorar solos en su cuna. Quizás al final se duerman a consecuencia del cansancio pero el sentimiento de desprotección que tendrá, creemos que no merece la pena. Los papás no debéis pasar por alto que acunarle hasta que se quede frito no es tan mala opción. Qué el ambiente acompañe. Es decir, que sea una habitación tranquila, en la que no haga ni frío, ni calor, a salvo de ruidos molestos y con una luz tenue. Hay una serie de recomendaciones generales que los expertos dan a los nuevos padres para favorecer el descanso del bebé                                                                                                         Y por último, otra alternativa de la que podemos echar mano es de la música. Podemos cantarles para que se relajen con nuestra voz o poner de fondo algún otro tipo de música no excitante, como por ejemplo algunas piezas de música clásica (esto lo tenemos testeado y no funcionaba nada mal mientras nos mecíamos en la mecedora) Y si con todo esto los resultados no son los esperados, la siguiente alternativa que tenemos los padres primerizos para conseguir que nuestro bebé duerma (aunque no sueñes con que haga demasiadas horas del tirón) es acudir a los métodos para dormir a un bebé que hay varios y depende de nuestras creencias sobre la crianza con apego el elegir uno u otro. Algunos son el método Tracy Hogg, el método Richar Feber, la técnica Ina May Gaskin entre otros. Pero dejando de lado todo esto hay uno que ha causado furor en las redes sociales y quienes lo han probado dicen que funciona, este es el método Oompa Lompa, si no lo conocéis atentos a este vídeo ¿Qué os parece papis?, ¿os animáis a probarlo?. En definitiva, nadie dijo que ser padre primerizo fuera fácil, pero lo que sí suele ser es maravilloso.


Leer más 

Consejos para que los padres enseñen a los bebés a comer de todo.

Introducir nuevos alimentos en la dieta de un bebé puede ser toda una odisea para cualquier padre. Los nuevos sabores están por descubrir y muchos de ellos encontrarán trabas en su camino pero la cuestión es que a nuestro pequeño le queda mucho que conocer y con lo que familiarizarse y los distintos alimentos es parte de ello con lo cual como padres debemos tener paciencia y no tirar la toalla a la primera de cambio. Si de pequeños les vamos ayudando a que prueban distintos alimentos podremos conseguir que puedan acabar comiendo de todo y tener una alimentación saludable. Puede que penséis que no es tan fácil pero al menos hay que intentarlo y estos consejos pueden ayudaros. Los padres podemos ayudar a los bebés a que aprendan a comer todo tipo de alimentos de forma saludable   ¿Qué podemos hacer los padres para intentar que los bebés se acostumbren a distintos sabores y por lo tanto coman de todo?. -         Lo primero que debemos hacer, cuándo el pediatra nos vaya recomendando introducir alimentos es dejar al pequeño que pruebe de todo libremente, sin trabas ni miedos a que se manchen, la clave está en dejarles que se ensucien mientras manipulan y prueban los distintos alimentos, es decir que lo investiguen todo sobre lo que van a probar. -         No atiborrarles en un mismo día a experimentar para probar distintos alimentos. Hay que ir poco a poco y con paciencia porque además cuando empiezan a comer más variado, tenemos que tener cuidado con las posibles alergias, por ello es mejor ir poco a poco. Así que elige ese nuevo alimento que ya puede comer, acompáñalo con alguno de sus alimentos con sabor favorito si lo crees conveniente y dale su tiempo. A los padres no debe preocuparnos que los niños se ensucien a la hora de probar nuevos alimentos.   -         Si la primera vez que el bebé prueba un nuevo alimento no le gusta, no es motivo para desistir. El paladar también se educa y poco a poco acaba adaptándose a nuevos sabores. Habrá alimentos, que como a todos, posiblemente no le gustarán, pero que la primera vez que la prueba lo rechace no es motivo para ya no intentarlo más. -         Paciencia, mucha paciencia. Los padres debemos prepararnos para dejar que el pequeño haga estas cosas de las que hemos estado hablando sin frustrarnos si no sale a la primera y sobre todo sin reñirles, intentando hacerles las cosas sencillas e incluso echando mano de nuestra imaginación para hacer ese plato de lo más divertido para nuestros pequeños. Un método que coge fuerza y puede ayudaros es el baby-led weaning, atentos a como consigue esta mamá que su bebé consiga comer distintos alimentos con paciencia. Video recomendando para padres" 120 days of Baby Led Weaning" - Chloe Bridge


Leer más 

Ideas divertidas para que los padres hagan con sus bebés este verano

A un día para empezar el verano muchos padres nos empezamos a plantear que hacer si tenemos un bebé pequeño y comenzamos a buscar ideas aptas para ellos en las que todos podamos pasarlo bien, porque aunque la vida nos cambia cuando nos convertimos en padres hay muchas otras cosas que podremos hacer para que sea un buen verano y además en familia. Es por ello que hoy queremos compartir con vosotros unas ideas. ¿Habéis pensado en salir de picnic? Un picnic en un buen plan para que los padres lo preparen este verano y salir con su bebé.   Un picnic es una buena opción para que los padres puedan disfrutar con sus bebés tanto en primavera como en verano siempre y cuando no sea un lugar en el que no tengamos demasiado sol. Preparar un mantel que podamos poner en el suelo para que podamos estar juntos o jugando o comiendo o simplemente tumbados relajados disfrutando del momento. Durante el picnic les podemos dejar experimentar con el tacto de la hierba por ejemplo o jugando a imitar el sonido de algunos animales como los pájaros. Excursiones de senderismo. Buscar una zona en donde el sol no sea agobiante para los papás y para el bebé, hay muchas increíbles y fáciles de hacer y hacernos con un fular de porteo y disfrutar de la experiencia que es practicar senderismo, disfrutar de bonitos paisajes, de la naturaleza y de la maravillosa experiencia que supone portear. El senderismo para padres y bebés es una experiencia muy bonita que vale la pena probar y el verano es una buena época para practicarlo.   Y por último algo que podéis hacer en casa, una actividad manipulativa con la que disfrutarán: Dejarles que amasen con harina. Para que padres y bebés hagan algo divertido, no es necesario salir siempre de casa.                                                                                      Padres y bebés pueden hacer cosas divertidas también en casa, especialmente esos días que el calor no da tregua y hacer bolas con harina y masa es una experiencia que puede convertirse en muy divertida. Como sabéis a la mayoría de bebés les gusta mucho manipular y jugar haciendo masa puede ser una alternativa que les va a ayudar y reforzar la motricidad fina. ¿Qué otras cosas se os ocurren a vosotros para hacer con los bebés este verano?  


Leer más 

Acabo de ser madre ¿cuándo puedo llevar a mi bebé a la playa?

El primer verano en el que acabamos de convertirnos en madres por primera vez nos pueden surgir dudas sobre las cosas que podemos hacer o no con nuestros bebés, si habrá sitios a los que es mejor que no vayamos y si vamos qué precauciones se deben tener, o qué cosas podremos hacer con ellos y que no, etc. Y una de esas dudas más frecuentes, especialmente para quienes viven cerca de la playa o están planeando unas vacaciones en la costa es si será adecuado para el bebé ir o será mejor pensar en otras alternativas y dejar esta idea para el próximo año. ¿El primer verano como madre?, las dudas sobre si puedes llevar o no a un bebé a la playa son habituales. Si este es vuestro caso y os acabáis de embarcar en la maravillosa experiencia de la maternidad, lo primero que debéis saber es que la playa en sí misma, no es un lugar malo para nadie, no obstante y teniendo en cuenta otros factores como puede ser el calor y las multitudes entre otros, los profesionales pueden o no recomendar llevarles y en este caso sí que es necesario hacer unas reflexiones antes de llevar a un bebé a la playa. Por tanto, como madres lo primero que tenemos que saber es que sí podríamos llevar a nuestro bebé a la playa no obstante hay que tener una serie de precauciones. Si nuestro bebé es menor de 6 meses, muchos expertos nos recomendarían no llevarles, sin embargo otros no ven ningún impedimento en hacerlo si se presta atención a la hora en la que decidimos ir y tenemos en cuenta que el mejor momento es durante las horas de menos calor, por la mañana entre las 9 y las 10 o incluso hasta las 11 y por las tardes después de las 18'00h. No exponer su piel al sol, especialmente los primeros meses de vida. Llevarles cubiertos con ropa fresquita pero que les proteja del sol, incluida la cabecita y en aquellas partes en las que pueda alcanzarles el sol, aplicar protección. Cuando nuestro bebé tiene más de 8 meses, muchos papás podremos optar por ponerles un bañador para que pueda disfrutar chapoteando en la orilla o en la arena, pero nunca debemos olvidar lo que hemos dicho anteriormente sobre la mejor hora para disfrutar de la playa y la protección solar. Las mamás sí que podemos llevar a los bebés a la playa, no obstante es importante que seamos conscientes de cuando hacerlo. Cuándo son recién nacidos de un mes o dos, llevarles a la playa dando un paseo, a las horas en las que el sol afloja, con su carrito o incluso practicando el porteo, es una buena manera de que tanto madre y bebé puedan disfrutar de la playa y pasar un rato juntos diferente y sobretodo agradable para ambos. En cuanto a bañarse en la playa, ¿hay una edad ideal que se deba tener en cuenta especialmente por las mamás primerizas?. La realidad es que opiniones entre expertos encontramos muchas, no obstante la mayoría hablan de que si el agua está limpia y no está fría podríamos hacerlo hacia los dos meses pero sin olvidar de nuevo que no se debería hacer en las horas centrales del día, cuando el sol es más fuerte. Un paseo por la playa en las horas de menos calor puede ser un momento muy agradable para la madre y el bebé. Así que teniendo en cuenta todo esto la conclusión es que la decisión es nuestra. La playa dependiendo de como vayamos puede ser un lugar incomodo para pasarlo con un bebé o no, simplemente hay que dejar aflorar el sentido común de madre y valorar. ¿Le llevamos?  


Leer más 

4 películas sobre padres e hijos que no os podéis perder

Convertirse en padre es una de las experiencias que transforma la vida, con la llegada de un hijo, la forma de ver las cosas, como nos enfrentarnos a ellas y sobre todo la forma de sentir cambia por completo y se llega a estar convencidos de que no hay nada que no se pueda hacer por ellos, por qué estén bien y por qué sean felices. Esa posiblemente sea la mayor fortaleza de la paternidad ¿no creéis?, aunque a veces nos equivoquemos con la elección del camino pero la intención no es esa y por ello hay una serie de películas en las que las relaciones entre padres e hijos son uno de los ejes centrales y que nos pueden ayudar a pensar, reflexionar y ¿por qué no?, puede que incluso mejorar. Hoy os hablamos de 4 de ellas que si sois padres no os podéis perder. Todos están bien. Esta película gira en torno a la relación entre padres e hijos en donde además encontramos grandes actores de la talla de Robert de Niro. En ella podemos ver que los hijos no han tenido nunca una excelente relación con su padre debido a que durante toda su vida ha tenido que trabajar duro para sacar adelante a su familia y tras la muerte de su esposa, tiene como objetivo cumplir un sueño, reunirlos a todos para cenar tal y como conseguía su madre pero sólo se encuentra con obstáculos por parte de ellos a los que intentará restarles importancia y en contra de las recomendaciones de sus hijos emprenderá un viaje para ir a verles uno por uno. Esta es una preciosa historia en la que nos daremos cuenta que a pesar de todo un padre siempre está ahí pase lo que pase. “Todos están bien” una excelente película sobre las relaciones entre padres e hijos   Billy Elliot Billy Elliot es otra de las películas que aunque el eje central no gira en torno a padres e hijos, tiene mucho que ofrecer a esta relación. En esta película un niño se da cuenta que su pasión no es la que mueve a la mayoría de niños de su edad, disfruta bailando y además no se le da nada mal, además de tener una situación económica familiar ajustada por lo que se espera que acabe trabajando en la mina donde ya su padre trabaja cosa que no le hace nada feliz. Este empeño en bailar le traerá algún que otro conflicto con su familia especialmente con su padre, no obstante un padre siempre es un padre y será capaz de cambiar por la felicidad de su hijo. “Billy Elliot” otra de las películas en las que la relación entre padre e hijo pasa por algún bache al que se sobrepondrá                                                                                   De padres e hijas Esta es una película quizás algo triste pero preciosa en la que un padre y su hija pasan por difíciles momentos en su relación debido a que por culpa de una enfermedad al final y tras poner todas sus fuerzas en que no ocurra, deberá separarse de su hija pero sin contarle la verdad para que no sufra por él, algo que acabará teniendo otros efectos sobre la niña cuando crezca que él no esperaba debido a que ella no entiende ese abandono. Una historia cargada de emociones en las que padre e hija no se han podido decir todo lo que sentían Y por último, otra película con más acción y en la que un padre y su hijo descubren que tienen mucho más en común de lo que les separa es: Gigantes de acero En esta película el protagonista acaba de descubrir que su ex novia ha muerto y que debe decidir cuál será el futuro de su hijo ya que al estar acostumbrado a vivir su vida sin ataduras ni responsabilidades solo acepta pasar con el niño una temporada para luego llevarlo a vivir con sus tíos no obstante, poco a poco se irán conociendo y descubriendo que tienen muchas cosas en común además de quererse. Una historia en la que la clave entre este padre y su hijo no es otra que conocerse y entender ese lazo tan especial que les une. Padre e hijo empiezan la aventura de conocerse en esta divertida película de acción “Gigantes de Acero”   Hay muchas otras películas que ver sobre padres e hijos, no obstante estas son cuatro de las que si aún no habéis visto os recomendamos, no solo para disfrutar un rato de una agradable sesión de cine sino para meditar siempre en si podríamos mejorar.


Leer más 

¿Duermes con calor durante el embarazo y te preguntas que puedes hacer?

Hace poco hablábamos sobre que las mujeres embarazadas suelen tener más calor que la mayoría de personas debido a la revolución de las hormonas y todos los cambios que nuestro cuerpo está experimentando mientras nuestro pequeño va desarrollándose, creciendo y preparándose para nacer con lo cual sí, se producen unos arrebatos de calor que a veces nos lo hacen pasar mal, también cuando dormimos y más aún conforme se acerca el final del embarazo y los meses en los que las temperaturas empiezan a subir. Durante el embarazo puede costarnos dormir en ocasiones a causa del calor.   ¿Qué podemos hacer para que sean más llevaderos nuestros sueños cuando estamos embarazadas? Bueno, no es todo una ciencia exacta pero sí que nos puede ayudar seguir estos consejos: -         Elegir las sábanas adecuadas es clave y tal como hablábamos de la ropa para embarazadas, el mejor tejido es el algodón. El motivo es debido a que este tipo de tela facilita la transpiración con lo cual se mantienen más tiempo frescas y no sudaremos tanto.   -         Antes de irnos a dormir nos ayudará a que la noche sea más llevadera si nos damos una ducha pero no de agua fría como muchos creen, sino con agua templada, ya que el agua fría nos aliviará en el momento pero pronto tendrá el efecto contrario ya que nuestro organismo se pondrá en marcha para  reactivarse y provocará un mayor gasto energético cuya consecuencia se traduce en lo que intentamos evitar, calor.  Antes de ir a dormir para evitar el calor durante el embarazo podemos darnos una ducha de agua templada.   -         Cenar algo ligero como ensaladas, alguna sopa templada, fruta o yogures. Si hacemos una cena pesada se volverá en nuestra contra a la hora de dormir.   -         Si sois de los que no os gusta dormir con aire acondicionado ni ventiladores (que especialmente los de techo van fenomenal e incluso ahuyentan a mosquitos) podéis probar a colocar algunos recipientes cerca de la ventana de vuestra habitación que contenga agua fría o incluso hielo. Nosotros no lo hemos probado, pero los que sí lo han hecho recomendados por expertos dicen que va fenomenal. Colocar un recipiente de agua fría o con hielo cerca de la ventana de la habitación puede hacer que tengamos menos calor a la hora de dormir durante el embarazo.   Y por último, -         Es también importante que mientras estéis embarazadas si por las noches pasáis calor, evitéis hacer ejercicio de la tarde a la noche. Si vais a hacerlo intentad que sea por la mañana. Esperamos que os sirvan estos consejos y os ayuden a dormir muy bien.


Leer más 

¿Te apetece tomar el sol y estás embarazada?, te contamos unos consejos

¿Este verano te toca pasarlo estando embarazada?  Pues el verano es tan buena época como cualquiera y aunque es cierto que el embarazo puede hacérsenos cuesta arriba durante estos meses debido al calor si seguimos una serie de consejos se podrá sobrellevar mejor y disfrutar de las cosas buenas que tiene el verano como salir a pasear, ir a la playa o tomar el sol entre muchas otras que seguro se os estarán pasando ahora por la cabeza. El embarazo en verano puede ser un poco pesado debido al calor   Ir a la playa y tomar el sol revitaliza e incluso hay bastantes personas a las que les gusta pero si estás embarazada y estás pensado en tomar el sol y coger un poco de color es importante que se tengan en cuenta una serie de recomendaciones, os hablamos de ellas: Cuando estamos embarazas sí que podemos tomar el sol pero es importante que no lo tomemos durante demasiado tiempo ni mucho menos en las horas en las que más calienta el sol. ¿El motivo? Pues porque ya de por sí las mujeres embarazadas suelen tener la temperatura corporal algo más elevada y si le añadimos el plus de que lo sobrecalentamos pasando mucho tiempo al sol puede hacer que surjan riesgos para nuestro bebé. Así que el tiempo recomendado para tomar el sol es no exceder de 30 minutos al día. Durante el embarazo podemos tomar el sol pero no deberíamos exceder más de 30 minutos al día y evitando las horas de más calor   La protección solar no debe fallar ya que nos va a proteger de que podamos quemar nuestra piel de manera puntual y al igual que el resto del mundo a ser un importante elemento de prevención contra cáncer de piel, y porque además también nos ayuda a que no nos salgan las temidas manchas de piel que muchas embarazadas padecen y con el sol pueden acentuarse. Eso sí las protección solar cuanto más alta mejor, no lo olvidéis. Beber mucha agua. Hay que estar muy bien hidratadas si vamos a tomar el sol y estamos embarazadas. Es muy importante este punto y no lo debemos olvidar. El agua es esencial durante el embarazo (en algunas ocasiones también se recomienda bebidas tipo acuarius) y si vamos a ponernos al sol aún más. Para tomar el sol durante el embarazo es importante estar hidratarse bien   Y por último, la mejor postura para tomar el sol es mientras disfrutamos de un agradable paseo por ejemplo a orillas del mar. Eso no significa que no podamos tumbarnos, especialmente en la arena porque seguro que os habéis dado cuenta que se pasa más calor y además.   Como veis tomar el sol en verano si estáis embarazadas es posible pero siempre con precaución.


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x