Padres Primerizos

3 Manualidades divertidas para el día de la madre que enamoran.

A pocos días para el Día de la Madre, ya debéis haber comprado el regalo para arrancarles esa sonrisa que tanto merecen, nosotros aún seguimos con la promoción de las camisetas divertidas para mamás, así que los más rezagados aún llegan a tiempo. Pero hoy no queremos hablaros de eso, sino de cómo podemos acompañar ese regalo divertido perfecto para nuestra madre con una manualidad. ¿Os atrevéis?. Nosotros hoy os queremos dar 4 ideas que nos han parecido preciosas. Photo Puzzle. Este es una manualidad divertida y perfecta para que acompañe a nuestro regalo para día de la madre, que la verdad es que la hemos encontrado hecha pensando en el padre, pero que nosotros podemos adaptar para las mamás porque es una idea muy bonita. Manualidad perfecta para acompañar el regalo del día de la madre. Fuente: eHow.com Hay muchas versiones para hacer esta manualidad para el día de la madre, y el resultado es precioso. ¿Cómo se hace esta manualidad para el día de la madre?. Pues es muy fácil así que si os queréis animar en Little miss momma nos lo cuentan de manera sencilla, paso a paso.   Macetero de fotos. Esta idea nos parece muy original y divertida para las abuelas, sí, ellas tienen una doble titulación, antes de licenciarse como abuelas, lo hicieron como madres, así que esta manualidad nos ha encantado para acompañar su regalo del día de la madre porque podéis recopilar a todos los hijos, nietos, y si fuera el caso, biznietos. Estamos convencidos de que les puede hacer mucha ilusión y es extremadamente fácil de hacer, ¿no creéis? Otra manualidad divertida y original para acompañar el regalo del día de la madre. Fuente: www.mandydouglass.blogspot.com.es   Esta es una sugerencia de presentación, pero podemos adaptarla como nos guste o queramos.   Jarrón DIY con flores. Las flores, puede que sean un regalo muy típico, pero no todos los días regalamos ni nos regalan flores, así que, si además del regalo para el día de la madre le sumamos unas flores, posiblemente tengamos el éxito asegurado, y más si son un detalle tan sencillo y bonito como este. Jarrón DIY fácil de hacer para el día de la madre. Fuente: www.christinasadventures.com   La realidad es que es un detalle muy sencillo pero con mucho significado, en la que además se queda grabada la mano de nuestro tesoro más preciado, nuestro hijo. Si os animáis a probar, en Cristina`s Adventures nos cuenta cómo. Hay miles de días circulando en blogs muy creativos, ideas de las que enamoran nada más de verlas simplemente por el significado que tienen. Así que, ¿os animáis a preparar una para acompañar el regalo para el día de la madre?.    


Leer más 

Algunos beneficios del porteo que los padres primerizos deben conocer.

Los padres primerizos, lo primero que tienen que saber, es que portear es una experiencia maravillosa, para nosotros y sobre todo para quienes más queremos en la vida, nuestros bebés. Pero ¿qué es exactamente el porteo?, pues el porteo es llevar a nuestros bebés cerca, más bien encima de nosotros mediante un pañuelo, fular o algo que lo sujete bien, de manera que se sientan amados y protegidos. El porteo no es cosa de padres modernos, como muchas veces habréis podido oír, sino algo que se ha hecho prácticamente toda la vida en la especie humana al igual que en muchos mamíferos. Llevar a nuestros bebés en carritos, es una práctica bastante reciente. Mediante el porteo los padres primerizos podemos tener a nuestros hijos más cerca. Fuente: es.paperblog.com   Los padres primerizos, antes de que nazca el bebé, hacen aprovisionamiento de todas las cosas que van a necesitar para cuando el bebé nazca y pocos incluyen en esta lista, algo para practicar el porteo, así que hoy os queremos dar unos cuantos motivos por los que portear es beneficioso para los bebés. En primer lugar, es muy importante resaltar el hecho, de que el porteo es una de las mejores maneras de generar vínculos de apego con nuestro bebé, vínculos entre los padres y el pequeño, que se refuerzan debido a esa cercanía favorecida al portear. A los padres primerizos se les aconseja mucho que no acostumbren a los bebés a estar en brazo, pero los bebés adoran ser abrazados, besados, que los cojan y estar cerca de sus padres, les hace sentirse protegidos, queridos y crecer felices, así que ¿por qué no debemos acostumbrar a nuestros bebés a que estén al brazo si es la mejor manera de que se sientan amados?.   Los padres que practican el porteo como algo habitual, tienen unos bebés que lloran menos y duermen mucho mejor. ¿No es algo que todos los padres queremos, unos bebés que lloren poco, descansen y sean felices?. Ahí dejamos esa pregunta. Los padres primerizos que practican el porteo, tienen unos bebés que duermen mejor y lloran menos. Fuente Pixabay.   Cuando estamos porteando a nuestros bebés, los padres estamos favoreciendo que nuestro bebé, tenga un mejor desarrollo físico y mental, por el simple hecho de que los bebés porteados son unos más tranquilos porque tienen prácticamente todas las necesidades primarias cubiertas.   Con el porteo también estamos favoreciendo una crianza más natural. El porteo permite a los padres primerizos estar con sus bebés y seguir haciendo cosas ya que les quedan las manos libres y que nuestro bebé pueda seguir compartiendo su tiempo con nosotros y que se sigan sintiendo seguros. Los bebés y los niños, necesitan sentir esa seguridad junto a los padres y portear es una manera de conseguirlo. Todos los padres primerizos o no, por lo que más procuramos es porque nuestros bebés sean felices.   También muchos expertos coinciden en afirmar que el porteo promueve el desarrollo del lenguaje ya que al estar cerca de los padres, aprenden de las expresiones faciales que tenemos cuando hablamos.   Además, favorece la lactancia materna. ¿Cómo favorece la lactancia materna?, pues debido a que el contacto con el bebé estimula la producción de leche de la madre.   ¿No os parecen estos motivos suficientes para practicar el porteo?. Hay más, pero creemos que estos son suficientes para que nos hagamos una idea de lo maravilloso que puede ser portear a nuestro bebé. Así que, si estáis a punto de convertiros en padres primerizos, quizás deberíais plantearos este tema muy seriamente. Nosotros en Mamisetas, lo tenemos claro. Pero ojo, para portear, hay que hacerlo bien, cualquier manera de llevar el bebé, no vale.


Leer más 

Consejos para que los padres primerizos prevengan la dermatitis del pañal.

Otro de los retos al que nos enfrentamos cuando somos padres primerizos, es el evitar que nuestro bebé padezca la dermatitis del pañal. Esta es una afección habitual entre los bebés y que puede ser más notoria cuando estos empiezan la ingesta de alimentos sólidos. Este tipo de dermatitis está producida por una bacteria llamada Candida albicans, la cual provoca que la piel del culito del pequeño se irrite, se enrojezca y posiblemente le cause escozor y molestias. Y los padres no queremos esto y pondremos todo nuestro empeño en intentar prevenirlo. Los padres primerizos poco a poco iremos cogiendo experiencia para evitar la dermatitis del pañal. Fuente: Pixabay.   Los que ya no son padres primerizos, con el tiempo y las distintas visitas a los pediatras, han aprendido que deben o no hacer, para prevenir la dermatitis del pañal. Los que acaban de ser padres por primera vez, pronto también lo aprenderán. Los motivos por los que aparece son distintos como por ejemplo: Llevar el pañal mojado o sucio demasiado tiempo, Que el pequeño o la madre (si lo amamanta), haya tomado antibiótico y puede favorecer también la aparición de la dermatitis del pañal, ya que las defensas del bebé pueden estar debilitadas. La diarrea, Un roce constante en la zona por un pañal demasiado ajustado, etc.   Los padres debemos cambiar el pañal a nuestro bebé de manera frecuente. Fuente: viveaplenitud.com.ve   ¿Qué deben saber los padres primerizos para evitar la dermatitis del pañal?. Son distintas las medidas que nos aconsejan los expertos para intentar prevenir esta inflamación de la piel, no obstante, las más habituales son: Comprobar el estado del pañal frecuentemente. La frecuencia con que los padres cambiamos el pañal a nuestros bebés, es muy importante, ya que un pañal manchado incrementa las probabilidades de que el pequeño pueda padecer la dermatitis del pañal, debido a que la bacteria que lo produce, la cándida, prolifera mejor en lugares húmedos y calientes. Así que el pañal sucio de nuestro bebé, puede ser el paraíso de esta bacteria. Para que os hagáis una idea de cuantos cambios de pañal pueden necesitar los bebés al día, debéis saber que los bebés alimentados con lactancia materna, suelen hacer una deposición tras cada toma.   El uso de agua con jabón, en vez de toallitas, es también un punto en contra de la dermatitis del pañal. Posiblemente es una tarea mucho menos cómoda para los padres primerizos o no, que limpiar a nuestro bebé con las toallitas, pero si estáis en casa lo podéis intentar. No es necesario que os deshagáis de las toallitas ni mucho menos, pero se puede alternar. Y siempre, siempre, siempre, evitad aquellas toallitas que contengan alcohol. Mantener el culito de nuestro bebé limpio y seco es la mejor arma de los padres primerizos que luchas contra la dermatitis del pañal.   El que los padres se laven las manos antes y después (algo que es más evidente), del cambio del pañal, también es una medida de prevención a tener en cuenta por parte de los padres.   Tras cambiar el pañal, es conveniente untar la piel con cremas llamadas barrera, como es por ejemplo la pasta de agua. El pediatra os puede recomendar alguna otra si lo creéis conveniente. Algo que a nosotros nos vino fenomenal fue la crema de pepita de uva.   Una vez colocado el pañal, aseguraos de que no está demasiado ajustado a la piel, es mejor que quede flojo que demasiado prieto, ya que el constante roce de la piel, da muchas papeletas para que nuestro bebé acabe teniendo un culito irritado que puede acabar en una dermatitis del pañal. Además, un pañal demasiado ajustado también impedirá el paso del aire.   Y por último, intentad usar pañales que dejen transpirar la piel.   Como veis, el tema del pañal, y de cómo y cuándo cambiarlo, es muy importante para que los padres primerizos podamos prevenir la dermatitis del pañal. La realidad es que vamos a necesitar muchos pañales durante esta etapa, por ello muchos de nosotros agradecemos que nos regalen tartas de pañales.


Leer más 

4 frases que eran divertidas y juraste que no dirías hasta que te convertiste en madre

Convertirnos en madres nos cambia, esto es una verdad más grande que una casa. Desde el primer momento que empezamos a sentir que una preciosa cosita empieza a crecer dentro, comienza nuestro proceso de transformación: en el modo que vemos las cosas, en el modo que vivimos, hasta incluso en nuestra manera de comer. Todo cambia y lo hace porque queremos buscar lo mejor para nuestro bebé. Y desde el momento que nace hasta que dejemos de existir, nuestro principal objetivo es estar ahí para ellos, para lo bueno, para lo malo, para decirle lo que les gusta y también lo que no. Os ha pasado con vuestras madres y a vuestros hijos les pasará con vosotras. Así que sí, muchas de las cosas que cuando sólo eráis hijos dijisteis que no haríais o diríais, sucederá, y en algún que otro momento las diréis por primera vez y alguna que otra vez se repetirán. La metamorfosis de la madre, está en marcha. Convertirnos en madres, un proceso de transformación que empieza en el embarazo.   Existen una serie de frases típicas que son universales para todas las madres, que en un momento concreto de vuestra vida las habéis escuchado y que vuestros hijos también es muy probable que las lleguen a escuchar, y entonces ocurrirá, una luz se encenderá en vuestro cerebro y diréis: “ahora sí que sí, hablo igual como mi madre”. Un momento que si lo pensáis, es bastante divertido… Convertirnos en madres es algo precioso y también tiene sus grandes momentos divertidos. Pero, ¿cuáles son esas frases típicas de cuando nos convertimos en madres?. Pues aquí os dejamos algunas de ellas. ¡Porqué lo digo yo y punto!. Sí, sabemos que pensáis que es una frase horrible, que no la diréis en la vida, que razonaréis con vuestros hijos hasta el final (y es lo ideal), pero las probabilidades de que esto se cumpla, crecen exponencialmente conforme nuestros hijos empiezan a dialogar y rebatir todo lo que decimos. Y es que nuestros pequeños, se las saben todas. Son listos, muy listos y llega un momento que saben dejarte sin argumento y ahí va, la sueltas. Muy a tu pesar, la has dicho y no tiene vuelta atrás. De nuevo, esta frase típica de madre ha pasado a una nueva generación. Generación tras generación, así acaban pasando las frases típicas de madre.   No tires la comida, hay niños que no tienen que comer. De esta frase típica de cuando nos convertimos en madres, tiene múltiples variaciones, pero todas giran en torno a esto. ¿Qué madre no ha dicho esto alguna vez a sus hijos con la intención de que coma más, aprenda a valorar lo que tiene y además crezca con unos valores solidarios?. Cuándo éramos pequeños podía llegarnos a molestar que nos dijeran esto, pero ahora que somos madres, tiene todo el sentido ¿no creéis?.   Si lo busco yo y lo encuentro, ¿qué te hago?. También esta frase puede sufrir ligeras modificaciones, dependiendo de las zonas de procedencia de la oradora, pero es bastante posible que al convertiros en madres la lleguéis a decir.   Voy a contar hasta tres. Uno, dos y… Todas las madres sabemos llevar las cuentas muy bien, eso es más que evidente, pero muchas veces nos quedamos estancadas entre el 2 y el 3. Una vieja fórmula para que nuestros hijos nos obedezcan que, inicialmente puede tener resultado, pero con el tiempo, puede ir perdiendo credibilidad, y que suele ser predecesora de constantes peticiones en que hagan una determinada cosa como por ejemplo recoger los juguetes después de jugar. Cuidado con lo que decimos, que luego hay que cumplirlo para que nos tomen un poco enserio. Si les dices que si no recogen los juguetes acabarán en la basura, a ver dónde los escondemos para que no nos pillen el farol.   Aprender a vivir con un poco de desorden es algo que cuando nos convertimos en madre tenemos que sobrellevar.   Son muchísimas más las frases de madres que van por ahí pasando de unas a otras, el origen nadie lo conoce, no se sabe si pasó de una madre al resto, o se dieron simultáneamente en distintos sitios a la vez, lo que sí podemos afirmar es que se repiten generación tras generación, y que cuando las escuchamos suenan diferente a cuando las decimos, pero aun así, es cosa de madres. Ser madre es toda una experiencia y como bien decían nuestras madres (también frase típica), cuándo seas madre lo entenderás. A pesar de todo esto, no importa la edad que tengáis, no olvidéis recordar a vuestras madres, cuanto las adoráis. ¿Nos contáis que frases decían vuestras madres que alguna vez habéis llegado a decir?


Leer más 

Camisetas divertidas para el Día de la Madre, ahora con un 10% de descuento.

Con el Día de la Madre a la vuelta de la esquina, no hay que dejar para última hora la elección del regalo. Y es que a las mamás también les gusta que nos acordemos de ellas en este día sin necesidad de gastar mucho dinero, la realidad que las muestras de amor y cariño se dan todos los días, pero que tengamos presente ese día y se lo recordemos con pequeños detalles, digan lo que digan, a todas las mamás les gusta que se acuerden de este día. Así que tomad nota de que este año cae el 3 de mayo. Empezar con un desayuno en la cama o con prepararle la cena, una flor que encontremos por el camino o una nota con unas palabras de cariño, todo eso nos vale para arrancarnos una sonrisa el día de la madre, pero además nosotros tenemos otra idea que sabemos que les va a gustar y por eso hemos preparado unas camisetas divertidas para todas las mamás, y porque para nosotros también son unas personas muy especiales, además con tan solo añadir en vuestro pedido el Codigo: DIAMAMA, las podréis conseguir con un 10% de descuento en todas las camisetas especiales para mamás. La camiseta para la Supermamá. Porque las mamás tienen súper poderes, hacen cosas increíbles, muchas veces sin saberlo y todo por amor. Camiseta divertida para la mamá todoterreno que día a día saca sus super poderes. Y de toda la mamá acaba creándose un super bebé, así que si lo que también tenéis este pack de camisetas divertidas para madre e hijo como este. Camisetas divertidas para madre e hijo de Mamisetas.   Camisetas divertidas para las mamás recientes, aquellas que se acaban de estrenar en la maternidad con toda su ilusión del mundo y que lo viven con pasión, porque convertirse en madre, es lo mejor que les ha podido pasar. Nosotros lo sabemos, ellas lo saben y vosotros también. Camisetas divertidas para mamás en prácticas.   Camisetas divertidas para las mamás con las que irías hasta el final del mundo, y esas son prácticamente todas las mamás, porque ya es raro no adorar a una madre que se desvive por nosotros, ¿verdad?. Camisetas divertidas para el día de la madre de mamisetas.   Camisetas divertidas para las mamás que además de ser trabajadoras y miles de cosas más a la vez, lo primero que son siempre, son mamás. Camisetas divertidas para mamás que lo son sobre todas las cosas.   Estas son unas muestra de las muchas camisetas divertidas para mamás que puedes encontrar en Mamisetas. Pero hay muchas más, y ahora todas con una promoción especial para que de manera original y divertida les recordéis y se acuerde cada vez que se la pongan, cuanto las adoráis. Promoción Especial de camisetas divertidas para el día de la madre.   Así, que el 3 de mayo no deis nada nada por sentado y recordadles cuanto las queréis.  


Leer más 

¿Son iguales los padres primerizos que el resto de padres?

Si nos paramos a analizar si existen diferencias entre los padres primerizos y el resto de padres, la realidad es que encontramos muchas cosas en común, pero también alguna que otra diferencia que nos delatan como novatos en la experiencia de la paternidad. Los padres primerizos pensamos y actuamos con las ideas, posteriormente nos apoyaremos en la experiencia.   ¿Qué es lo que hace que los padres primerizos se diferencien del resto de padres?. La realidad es que lo que nos diferencia nada tiene que ver con ser peores padres, ya que todos los padres siempre intentamos hacerlo lo mejor posible, lo que realmente nos diferencia es la preocupación por hacerlo bien. La primera característica que diferencia entre los padres primerizos del resto de padres, son las creencias sobre lo que van a hacer para educar a sus hijos. Llegamos a afirmar una serie de cosas que igual cumplimos, o igual no, o si las cumplimos, si repetimos paternidad, las vivimos de manera diferentes. Otra característica que tienen los padres primerizos es que inconscientemente en las reuniones familiares o con amigos, todos los temas de los que hablamos acaban derivando en un tema: nuestros hijos o nuestras experiencias como padres. Algo que puede parecernos interesante, pero cuidado, porque quienes están conversando con nosotros, pueden llegarlo a encontrarlo tedioso. Esto nos ha pasado a todos.   Pero hay más cosas que los que han sido padres repetidas veces, comentan y coinciden en que hicieron cuando se convirtieron en padres por primera vez. Como padres primerizos vamos viviendo un montón de experiencias en las que crecemos al ritmo de nuestro hijo.   La alimentación, es un tema muy importante en el crecimiento de nuestros hijos, y en torno a este tema, también encontramos algunas pautas o hábitos que realizan de manera diferente los padres primerizos y del resto de padres. Existen alimentos como mi primer yogur, leches crecimientos, etc, que están enriquecidas con nutrientes esenciales para el crecimiento de nuestros hijos y que para adquirirlas necesitamos un mayor desembolso económico. Cuando somos padres primerizos, habitualmente este tipo de productos no faltan en nuestra lista de la compra, pero cuando nos convertimos en padres por segunda o tercera vez, la mayoría de la veces nuestra lista de la compra obvia estos productos e incluye los productos normales que son igual de buenos para nuestros hijos y a un precio más asequible para todos. ¿Verdad que hasta aquí podéis estar de acuerdo?. Pues hay algunas cosas más que la experiencia hace que vayamos modificando en nuestra actitud, como por ejemplo las visitas al pediatra. Estas visitas son más constantes cuando somos padres primerizos, ya que nos preocupamos algo más por cosas que con el tiempo no nos inquietan tanto. Todo lo que nos diferencia como padres primerizos del resto de padres, lo hacemos como proceso de aprendizaje.   Lo que está claro que padres primerizos o no, para todos hay algo en común, que la principal prioridad son nuestros hijos, nosotros en Mamisetas lo tenemos claro. ¿Qué otras cosas creéis que nos diferencian a los padres primerizos del resto de padres?


Leer más 

Entuertos, baby blues y esas cosas que solo aprendemos tras haber estado embarazadas.

Estar embarazadas en sí ya es toda una aventura para las mujeres. Nuestro cuerpo, nuestras sensaciones, nuestras experiencias cambian, incluso nuestra forma de ver las cosas cambia, es un no parar de descubrir y a partir de este momento, ya no dejaremos de toparnos con nuevas situaciones de las que vamos a aprender mucho. Estar embarazadas nos brinda la oportunidad de aprender muchas nuevas cosas. Es muy habitual, que cuando nos juntamos con amigas que están embarazadas o que han sido madres recientemente, todas las conversaciones o la mayoría de ellas, acaben derivando misteriosamente en un tema: la maternidad. Os ha pasado, lo sabemos, ¿verdad?, y mientras vosotras no estabais embarazadas, el que alguien empezar a hablar de entuertos, o de baby blues, mastitis o de la absorción de los pañales, hace que empecemos a dudar de si estamos en este planeta o en Rasputín. Pues bien, hoy vamos a contaros un poco sobre que son algunas de estas cosas. Tras el embarazo llega una nueva etapa de aprendizaje para los padres.   Una de las palabras extrañas unidas al post-parto son los famosos entuertos que algunas padeceremos y otras pasaremos por alto. Los entuertos son contracciones del útero que suceden cuando ya hemos dado a luz y cuya función es reducir la matriz a su tamaño anterior al embarazo y colapsar los vasos sanguíneos sangrantes que quedan donde estaba la placenta. Los entuertos se producen cuando nuestro bebé está mamando, debido a la segregación de oxitocina y suelen similares a las molestias de la regla. Entre las madres primerizas suelen ser dolores de intensidad leve, que se acentúan entre aquellas mujeres que han tenido más de un parto, han sido intervenidas con una cesárea, o han tenido un embarazo múltiple. Los entuertos no duran mucho tiempo y suelen desaparecer después de una semana tras haber dado a luz. Tras el parto nuestro cuerpo se prepara a volver a su estado anterior al embarazo. Fuente: entremujeres.clarin.com   Más cosas nuevas con las que nos vamos a topar cuando nos convertimos en madres y que, antes de estar embarazadas, la mayoría desconocemos, es el baby blues. ¿Qué es el baby blues?. El baby blues no es ni más ni menos que, una pequeña “depresión” o tristeza postparto debida principalmente a este cambio hormonal al que estamos sometidas, unido al cansancio de esos primeros días tras habernos convertido en madres. Su manifestación es a través de humor variable, algo de ansiedad, sensación de no ser una buena madre y cansancio intenso, síntomas que suelen desaparecer en las primeras semanas y que no necesitan ningún tipo de tratamiento sino mucha comprensión y ayuda por nuestro entorno, para que las nuevas mamás puedan descansar. En caso de que este estado se alargara en el tiempo, es cuando realmente deberíamos consultar con nuestro médico. ¿Con que otras palabras os habéis topado tras haberos convertido en madres y que nunca habíais escuchado anteriormente?. Nos encantaría que nos las contarais.


Leer más 

Consejos para que los padres primerizos enseñen a compartir a los niños.

Convertirnos en padres primerizos conlleva toparnos día a día con numerosas experiencias nuevas. Nuestros pequeños van pasando por distintas etapas y nosotros vamos creciendo con ellos. Muchas veces nos toparemos con situaciones que nos pueden hacer dudar sobre cómo debemos actuar pero como lo que buscamos es que nuestros hijos sean las mejores personas posibles y más felices, al final buscaremos la mejor manera de resolverlo lo mejor posible. Este es el caso del gran reto con el que todos los padres primerizos nos topamos, de enseñar a compartir. Enseñar a compartir a un niño es algo que todos los padres queremos y pretendemos cuando nos topamos con el pequeño conflicto, pero muchas veces se nos pueden pasar por alto algunas cosas como las que hoy os queremos contar. Enseñar a compartir a los niños es todo un reto para los padres, pero podemos. Fuente: Pixabay.   Lo primero que debemos tener en cuenta, es que el que los padres enseñemos a compartir a los niños es algo imprescindible en su educación y que evitará que cuando crezcan desarrollen comportamientos avariciosos y egoístas. Por lo tanto, mucha paciencia porque no es tarea fácil y a empezar.     ¿Cuándo es el mejor momento para que los padres enseñemos a compartir a los niños? La respuesta puede parecer fácil, pero antes de que vosotros mismos la respondáis, es necesario que entendamos que para que los niños puedan aprender a compartir es imprescindible que sepan que es la propiedas y esto no sucede en sus primeros años de vida. Durante los dos primeros años de sus vidas, va a ser complicado que les enseñemos a compartir, pero en todo momento deben ver en nosotros todos los valores que están unidos a esta acción. Y a partir de los 3 años, es cuando ya el niño puede empezar a aprender lo que significa compartir ya que empezará su interacción con otros niños. Enseñar a compartir a los niños es cuestión de paciencia, y los padres de eso tenemos mucha. Fuente: Pixabay.   ¿Qué podemos hacer los padres primerizos para que nuestros hijos aprendan a compartir?. Pues existen muchas cosas que nos pueden ayudar, pero hoy os hablaremos de algunas que son básicas y esenciales. Lo primero que debemos hacer es dar ejemplo con nuestras acciones. Los pequeños imitan todo lo que los padres hacemos, con lo cual, si queremos que aprendan a compartir nosotros deberemos compartir.   En las ocasiones en que sepamos que nuestros hijos van a estar con más niños, una buena manera de que vayan aprendiendo a compartir, es anticiparnos a ellos con algún juego en el que deban compartir.   Cuando les pidamos que compartan o lo hagan sin que se lo podamos, otra manera de que los niños aprendan lo bueno que es compartir, es mostrarles lo felices que estamos con lo que ha hecho para reforzar esta actitud. A los niños les pone muy contentos ver como sus padres están contentos por su actitud.   Contadles porque es tan bueno compartir. Ellos seguramente nos rebatirán a su manera, pero nosotros seguro que sabemos como seguir con dulzura y amabilidad hablándoles de cuan felices hacen a otros niños cuando comparten y lo contentos que se ponen ellos mismos cuando otros niños lo hacen con ellos.   Y por último, algo que también nos ayudará a los padres que los niños aprendan a compartir es que pasen tiempo con otros niños. Aprender a compartir no es algo que los padres conseguimos de un día para otro, sino que es un proceso que necesita constancia. Fuente: Pixabay.     Pero, ¿qué es lo que no debemos hacer los padres en ninguno de los casos para enseñar a nuestros hijos a compartir?. Los padres primerizos, en nuestro proceso de aprendizaje como padres, seguramente nos toparemos con algunas situaciones en las que dudaremos si para que nuestros hijos aprendan a compartir, debemos obligarles a hacerlo o reñirles. Esto seguramente será un error que en alguna vez habremos cometido todos pero que a partir de hoy vamos a remediar porque en ninguno de los casos deberemos obligar a nuestros hijos a que compartan. Según estudios recientes publicados en «Psychological Science», revista especializada de la Asociación de Ciencia Psicológica de Estados Unidos, “se expone que dar la opción a estos menores de compartir o no sus juguetes hace que aumente su generosidad posteriormente”. Debemos ser pacientes y poco a poco veréis como lo conseguiréis, porque tened claro, que como padres sois los mejores. Ánimo.    


Leer más 

5 cosas normales en los bebés que deberían conocer los padres primerizos.

Cuando nos convertimos en padres primerizos, nos toparemos con muchas cosas nuevas para nosotros, la primera y principal, el hecho de empezar a conocer y cuidar de una nueva persona, nuestro bebé. Esta situación es muy emocionante para todos los padres y la afrontamos con un amor infinito pero a pesar de ello, puede estar llena de incertidumbres que con el tiempo se irán disipando. No es algo que le ocurra aisladamente a algunos padres primerizos y a otros no, sino que pondríamos la mano en el fuego y acertaríamos, al afirmar que todos lo hemos vivido. Así que para ayudar a los nuevos padres hoy os queremos hablar de algunas cosas que son normales en los recién nacidos y que los padres primerizos deben conocer para estar más tranquilos. Los padres primerizos muchas veces solemos preocuparnos más de la cuenta. Fuente: Pixabay.   La respiración del bebé. La respiración del bebé, es una de las cosas de la que más pendientes estamos los padres primerizos. Los primeros días de vida del bebé, se pasará la mayor parte del tiempo durmiendo, y los padres solemos pasar largo rato vigilando como lo hace y en alguno de esos momentos, veremos que su respiración puede no ser constante y que además hacen ruiditos. Este manera de respirar de los recién nacidos, a la mayoría de padres nos parece rara y muchos llegamos a consultarlo incluso con el pediatra. Pues papás, esto suele ser algo normal. Los bebés suelen tener una respiración irregular que pasa de acelerarse a, en ocasiones y por un corto espacio de tiempo, a detenerse, pero de inmediato debe volver a la normalidad. Los expertos llaman a esta respiración del bebé, la respiración periódica   Nos queda mucho que descubrir como padres primerizos, pero pronto aprenderemos a conocer a nuestros bebés como a nadie. Fuente: Pixabay Descamación de la piel del bebé. Los primeros día de vida del recién nacido, los padres primerizos podemos observar que en determinadas zonas del cuerpo de nuestro bebé, la piel empieza a descamarse. Lo habitual es que esto suceda en los brazos, manos, piernas, pies y/o tronco y es algo por lo que tampoco debemos asustarnos, ya que en pocos días, sin necesidad de ningún cuidado especial, empezará a desaparecer. El bebé presenta en la zona lumbar y hacía el culete una mancha de color grisáceo o verdosa. Esta mancha se llama la mancha mongólica y es más frecuente en los bebés recién nacidos, de lo que los padres primerizos nos podemos imaginar. Su tamaño es variable, y su posición también puede variar. Lo habitual es que se encuentre alrededor de la zona lumbar, pero también podemos encontrarla en otras partes del cuerpo como los hombros y la cara, y se asemeja a un moretón. Esta es una mancha totalmente benigna y que con los años irá desapareciendo. El cuello de nuestro bebé, alrededor de la nuca, presenta una mancha roja. La realidad que en la piel de nuestro bebé, nos podemos encontrar con que vemos muchos cambios, principalmente en la cabeza (cuello, ojos o frente), pero generalmente no es nada de lo que debamos preocuparnos, todo desaparecerá. La piel del bebé, en sus primeros meses de vida, puede experimentar muchos cambios que puede desconcertar a los padres primerizos.   El bebé tiene muy a menudo hipo. Otra cosa que puede convertirse en un nuevo motivo de preocupación para los padres primerizos es el hipo cuando los bebés suelen sufrirlo con frecuencia. El hipo frecuente es algo que también es completamente normal y que lo padecen prácticamente el 80% de los bebés en los primeros meses de vida y está relacionado con la ingesta de una gran cantidad de leche.   La realidad, es que hay muchas cosas que los padres primerizos desconocemos sobre nuestro bebé, por eso y porque son lo que más queremos en el mundo, es que muchas veces nos preocuparemos más de la cuenta. Es nuestra labor de padres procurar por ellos, no en vanos son nuestros “ladrones de sueños”.    


Leer más 

¿Falsos mitos sobre la dentición que los padres primerizos deben conocer?.

La dentición es otra etapa en la vida de un bebé que pueden llevar a los padres primerizos a confusiones y esto es debido a las muchas creencias populares que nos van transmitiendo de generación en generación, tanto ha sido, que ha llegado un momento en el que los padres somos incapaces de distinguir que son un simple mito y que realmente, ningún tipo de evidencia científica que indiquen que son verdad. El momento de la dentición puede llevar a que los padres primerizos tengan un poco de confusión. Fuente: comatmatronas.es   En líneas generales, muchos de los males que padecen los bebés durante esta etapa, los padres primerizos acabamos achacándolos a la dentición, así que hoy os hemos recopilados que hay de verdad y que hay de mito, según los expertos, en muchas de estas creencias populares: Que los bebés en etapa de dentición tengan fiebre alta, es unos de las primeras cosas en las que la mayoría de los expertos coinciden en afirmar, que es un mito. Si nuestro bebé presenta síntomas de fiebre que sube, es mejor que le observemos y si perdura, que le llevemos al pediatra para que determine la causa por la que se está produciendo la fiebre, pero en ningún caso nos aconsejan que le quitemos importancia pensando que la fiebre es a consecuencia de la dentición.   Otras enfermedades que se atribuyen a la dentición son diarreas y otros problemas digestivos. Los expertos, al respecto dicen que nada tiene que ver una cosa que otra, sino más bien el hecho de que nuestro bebé no haya tolerado la introducción de algún nuevo alimento, o simplemente porque el bebé tiene algún tipo de gastroenteritis.   Los padres primerizos deben estar atentos a las diarreas en los bebés, y no pensar que es debido a la dentición. Fuente: youtube.com   El aumento del babeo, ¿es un mito o una realidad sobre la dentición de los bebés que deben tener en cuenta los padres primerizos?. Sobre este aspecto, muchos expertos afirman que el babeo es un hecho que coincide con la dentición, pero que tampoco nada tiene que ver con él. Apuestan por decir que es una simple coincidencia y que más bien es debida a que el bebé empieza a explorar con su boca. Empieza la etapa de todo a la boca, pero no por la dentición, sino porque los bebés empiezan la exploración del mundo en el que viven, a través de la boca y el babeo puede deberse a que el reflejo de deglución es todavía inmaduro.   La falta de apetito durante la dentición, es otro de los mitos que coinciden en señalar los expertos. Los padres primerizos deben saber que un cambio de apetito en el bebé, poco tiene que ver con la salida de los dientes, sino posiblemente a otras causas que si perduran tampoco viene mal consultarlas con los pediatras. Que nuestros hijos no coman es un dolor de cabeza para los padres primerizos, pero puede ser puntual. Fuente: madreshoy.com   Cómo veis, mucho misterio sigue habiendo detrás de la dentición, por ello es normal que los padres primerizos, nos topemos en situaciones en las que no sepamos distinguir entre lo que es realidad y lo que es ficción, por ellos nosotros en Mamisetas, hemos querido destacar aquellos en los que sí creemos que es importante que estemos atentos. ¿Conocéis algún otro mito sobre la dentición que queráis compartir con nosotros?


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x