Nutrición

Lo que debes tener en cuenta sobre la Sal en el Embarazo

Es asombroso escuchar toda la charla sobre la importancia de la sal durante el embarazo sin mencionar el hecho de que no todas las fuentes de sodio, o sal, son los mismos. Esta es una consideración clave para la salud durante el embarazo. En cuanto al cuerpo se refiere, no hay conexión entre la sal de mesa limpiada químicamente de cloruro de sodio que compras en el supermercado, que figura en casi todos los alimentos procesados, y la rica sal marina orgánica mineral disponible en Internet o en la zona de alimentos saludables del supermercado. Estos minerales son más necesarios que nunca para la salud en el embarazo. La sal de mesa estándar es altamente refinada, químicamente limpia y poco amigable para el cuerpo. La sal de mar sin refinar es un complejo de origen natural de cloruro de sodio, que incluye las principales minerales tales como calcio, magnesio, potasio y una gran cantidad de alrededor de 80 minerales esenciales. Estos son elementales para la salud durante el embarazo. Aunque los beneficios del consumo de estos minerales son demasiado numerosos para enumerarlos aquí, los nutrientes y minerales que se encuentran en la sal del mar ayudan a tu cuerpo a preservar las células sanguíneas, una gran ventaja para asegurar la salud en el embarazo. En tu próxima visita al mercado, echa un vistazo al contenido nutricional de un envase de la sal de mesa que sueles comprar. Ahora compara este con la etiqueta que se encuentra en un paquete de sal marina cruda. Una puede destruir tu salud, mientras que la otra te cura. Estos minerales que se encuentran en la sal de mar sin procesar son esenciales para la vida y para la salud en el embarazo. Estos minerales esenciales son eliminados durante el proceso utilizado para crear la sal de mesa que normalmente consumimos en nuestra dieta. De hecho, el yoduro de potasio tiene que ser añadido de nuevo para prevenir el bocio, un problema de la glándula tiroides causada por la falta de yodo. Las diferencias son notables para cualquier madre preocupada por la salud durante el embarazo. También debes tener en cuenta que no todos los paquetes etiquetados como "sal marina" son iguales. Busca más allá de las palabras "sal marina" -  en la etiqueta de análisis mineral. También, busca los detalles, asegurando que no se ha calentado ni había productos químicos añadidos. La verdadera sal marina rara vez es de color blanco puro. Posee una coloración diferente, dependiendo de donde se obtienen las sales, este es un buen signo y es una indicación del contenido de sales minerales. Estos minerales ayudaran a mantener el equilibrio nutricional en el embarazo.


Leer más 

Alimentos que serán buenos para el desarrollo del feto

Si has acudido a todas las consultas médicas propias del embarazo, seguro que el médico o el ginecólogo te han hablado del ácido fólico y la importancia de las proteínas y vitaminas durante el embarazo. Si quieres cuidar el feto durante el embarazo y ayudar a que todos sus órganos internos se desarrollen de la mejor manera posible para tener a un bebé sano, alíate al consumo de la avena y el salvado con frutas rojas, podrás agregar algo de leche de soja (proteínas de origen vegetal de alta calidad nutricional) para que el desayuno o merienda sea completo y disfrutar de lo mejor del sabor sin renunciar a una buena alimentación. Integra algas en tus ensaladas como el agar-agar, ya que tendrán bastantes propiedades beneficiosas para el bebé, teniendo un gran contenido de ácido fólico y elementos regenerantes y constructivos que harán que el bebé sea fuerte en el futuro.


Leer más 

¿Cómo adelgazar tras el parto?

Tras el parto será inevitable que durante un tiempo te quedes con la barriga y las caderas más amplias, generando quizás ansiedad por perder la línea. Lo primero que debes tener es confianza en ti misma y vivenciar los momentos que estás viviendo como algo totalmente natural y maravillosos, ya que en eso reside el poder de ser mujer, dar vida y poder vivir momentos tan especiales como esos. Disfruta de la maternidad y tu recuperación, respetando el tiempo de asentamiento del útero y después podrás comenzar con tu rutina de ejercicios que deberás combinar con una alimentación sana, basada en la dieta mediterránea y sus principios. Los ejercicios más recomendables serán aquellos basados en el pilates, así como los abdominales hipopresivos (ideales para recuperar el vientre plano, no tan agresivas como las abdominales convencionales), recupera el footing y tus caminatas diarias y volverás a tener la figura que tenías antes del parto.


Leer más 

Consejos para una buena nutrición en el embarazo

La nutrición en el embarazo es una parte muy importante a cuidar por cualquier embarazada, bien sea primeriza o no. Se deberá hacer hincapié en la utilización de una dieta mediterránea, tomando verduras de hoja verde (ricas en ácido fólico, esencial para el buen desarrollo del feto), pescados azules y carnes magras (como la de pollo o pavo), sin dejar de lado a los frutos secos como las almendras o las nueces, ricas en aceites esenciales y los hidratos tales como el arroz y las patatas. No olvides tomar una gran cantidad de frutas y si te apetece algún dulce, opta por hacerlo en casa antes que comprar algún tipo de bollo propio de fabricación industrial. Algunos de los platos para embarazadas que te ayudarán a generar un estado óptimo serán el salmón a plancha con marinados de limón y puré de patatas, los papillotes de merluza y verduritas salteadas o el estofado de pollo con brécol o una ensalada mixta que contenga tomates frescos, albahaca y queso fresco.


Leer más 

Cólicos y regurgitación en los bebés

El cólico del lactante, la regurgitación y el eructo son tres molestias típicas de este período, que suelen afectar mucho a los recién nacidos. El cólico del lactante es un problema que afecta a uno de cada cinco bebés a partir de la segunda o tercera semana y que suele prolongarse hasta finales del tercer mes. Se reconocen porque se producen todas las tardes, después de la última mamada o una hora después de haber dormido y comido. El bebé flexiona las piernas sobre su panza y mueve los brazos de una manera frenética; nada logra tranquilizarlo. Por su parte, la regurgitación se produce cuando el estómago se llena excesivamente, la leche asciende por el esófago y es expulsada por la boca. Esta molestia se puede deber a la inmadurez del cardias, la zona de paso entre el esófago y el estómago. El eructo se debe a que, durante la toma, el pequeño traga aire, que se acumula en el estómago junto con la leche. ¿Cómo aliviar el cólico del lactante?     Si el bebé quiere estar cargado, podemos mecerlo y pasearlo por la habitación.     Podemos realizar este masaje varias veces al día: apoyar los pulgares encima del ombligo y moverlos lentamente, dibujando un corazón.     Al darle el masaje podemos poner en el abdomen del bebé unos "trapos" tibios, esto lo hará sentirse mejor.     Sólo en los casos en que los cólicos producen crisis de llanto inconsolable, el pediatra puede prescribir un medicamento. ¿Cómo aliviar la regurgitación?     No hay que acostar al bebé inmediatamente después de la toma de leche.     En la época de la ablactación (mayor de 6 meses), el niño pasará a una alimentación más sólida y aunque la mamá lo siga amamantando es probable que esto disminuya el número de episodios de reflujo.     Con el paso de los meses la regurgitación tiende a disminuir hasta que desaparece. ¿Cómo prevenir el eructo?     Con una técnica correcta de alimentación.     Para que el niño no trague demasiado aire al mamar, debemos darle de comer en posición erguida.     Después de cada toma, para facilitar la salida de aire, lo mantendremos con la espalda ligeramente erguida ligeramente, inclinado hacia atrás. En todos los casos, es conveniente que, después de comer, le demos al bebé golpes suaves en la espalda para favorecer la expulsión del aire. ¿Eructa? Ponlo así Hay algunas posiciones que, en el caso de que el bebé trague aire, facilitan el eructo. Estas son algunas de ellas:     Sentado sobre las piernas de la mamá, pero en una posición semi-incorporada.     Boca abajo sobre las rodillas de la mamá.     En brazos, apoyando su estómago contra nuestro pecho.


Leer más 

5 maneras saludables de comer en las fiestas navideñas durante el embarazo

Ya sea que estés embarazada o que estés amamantando, con tanta comida deliciosa durante las vacaciones navideñas, es fácil caer en la mentalidad de " yo como por dos". Y claro que comes por dos, pero no es otra persona adulta. Además muchos de los alimentos que se acostumbran en navidad, están cargados de azúcar, carbohidratos, y conservadores. ¿Has comido mal por un dia? ¿Fue demasiado? ¿No fue suficiente? ¡Mañana es un nuevo día! No te rindas. Simplemente trata de hacerlo un poco mejor cada día. Aquí están algunas cosas a tener en cuenta a la hora de llenar tu plato y tu boca durante el embarazo: 1. Toma un poco de todo Me he dado cuenta que si tengo un impacto visual al comenzar a comer, tomando un poco de todo, pienso que es suficiente y con una gran entrada es suficiente para no comer en exceso. Te debes obligar a pensar en serio: "¿Todavía tengo hambre o sólo quiero más?" 2. Come despacio Comer despacio facilita una correcta digestión, además, al paladear la comida la disfrutamos más y para cuando los demás hayan comido demasiado y rápido, tú abras disfrutado la ración correcta de acuerdo a tus necesidades. A la comida le toma un poco de tiempo llegar a su lugar. Especialmente durante el embarazo, odio esa sensación demasiado llena. Y en estos días, al bebé no le gusta. Imagino que sabes a lo que me refiero. 3. Elije con cuidado En lugar del guiso de judías verdes de tu madre, porque no una sopa de setas o de cebolla, ambas están llenas de muchos nutrientes que necesitas. Y para las verduras asadas, puedes usar algo de queso bajo en grasa, esto ayuda a que quedes satisfecha. 4. Menos es más Elije las cosas que tienen menos ingredientes. Ve primero por la misma fruta o plato de verduras en lugar de todos los platillos horneados... Luego date un pequeño gusto (una porción de un plato pesado). 5. Escucha a tu cuerpo ¿Tienes antojo de algo dulce? manzana, melón, fresa... puedes darte el gusto pero con moderación, recuerda toda la azúcar que tienen. A veces una buena zanahoria puede darte esa azúcar que el cuerpo te pide sin el exceso de la fruta. ¿Quieres un gran pedazo de carne? Tal vez tu cuerpo te está pidiendo un poco de hierro, así que porque no optar por el brócoli o las espinacas. También puedes comer carne pero la necesidad que provocó el antojo habrá disminuido, esto ayuda a que te midas en lo que consumes.


Leer más 

Los nutrientes necesarios para el embarazo y donde obtenerlos

El embarazo es una de las etapas más memorables en la vida de una mujer, además es una buena razón para comer más saludable. Trata de comer una dieta variada y sana. - Antes de que existieran los suplementos todas las mujeres embarazadas tomaban estos ingredientes de la naturaleza, hoy tú tienes la oportunidad de combinar ambos para asegurar que esas llevando tu embarazo del mejor modo. Asegúrate de consumir lo suficiente de: Calcio Para tener huesos y dientes fuertes. El calcio está presente en: leche, yogurt, queso, pescado con espinas blandas comestibles (como la sardina en lata), pan blanco, pizza, pasteles, judías, garbanzos, espinacas y verduras de primavera. Hierro Para combatir el cansancio. Toda la carne y el pescado son buenas fuentes de hierro. Otras fuentes son los cereales, el pan integral, todos los tipos de leguminosas, verduras y los frutos secos. Zinc Para el crecimiento y la salud. Se incluye en el germen de trigo, nueces, semillas, carne, anchoas, sardinas, mariscos, queso, huevos y leche. Vitamina B2 Para una piel y ojos sanos. La contiene el extracto de levadura, las almendras, el germen de trigo, cereales fortificados para el desayuno, huevos, queso, carne, y setas. Comer bien bajo un presupuesto puede ser un reto... ¡pero se puede lograr! Hacer comidas 'desde cero' sale más barato que la compra de alimentos instantáneos o platos ya preparados, además es mejor para ti. Busca ofertas, elige supermercados con marcas propias y ofertas especiales. Busca alimentos reducidos en precio, con fecha de caducidad cercana, pero nunca los consumas fuera de la fecha. Conoce el mejor supermercado con ofertas que te quede cerca. Planea con anticipación y compra sólo los ingredientes que necesitas y sólo en cantidades que vas a utilizar. Cocinar carne de manera saludable va más lejos que añadir legumbres (guisantes, habas, lentejas) al plato. Elije verduras y frutas de temporada, que son a menudo más baratas... y más agradables. También puedes obtener los suplementos para el embarazo gratuitos en alguna institución médica de tu país. Infórmate.


Leer más 

Precauciones para cocinar carne durante el embarazo

El manejo de la carne de una manera limpia, y cocinada correctamente asegurará una buena comida saludable. Sólo tienes que seguir las siguientes pautas para asegurar que la carne que consumas durante el embarazo haya sido manipulada de la manera adecuada. En el caso de las “barbacoas” o carnes a las brazas, se debe procurar una adecuada cocción. Incluso si la carne termina de color negro en el exterior, no significa que esté bien cocida por dentro. El carbón que se utilice para cocinar la carne debe estar al rojo vivo, con una capa de ceniza superficial - antes de introducir la carne cruda al asador. Asegúrese de lavarse bien las manos con agua caliente y jabón antes y después de manipular la carne cruda. Siempre mantenga la carne cruda y otros alimentos como el pan, ensaladas o patatas a distancia el uno del otro cuando se prepare en un asador. Asegúrese de que si la carne está cubierta de hielo se derrita justo antes de cocinarla. Use diferentes tablas para cortar carnes crudas y cocidas, si la carne contenía algún patógeno cuando estaba cruda y se eliminó con la cocción, al regresar la carne a la misma tabla se infectará de nuevo. No olvides encender la parrilla con tiempo, se debe esperar a que la parrilla esté caliente para colocar la carne y cuidar que se cocine adecuadamente de todos los lados, ya que algunos cortes son muy gruesos. Sólo recuerda que se deben mantener las carnes a medio cocer, a distancia de las carnes crudas para evitar la transmisión de bacterias de la carne cruda a la ya cocida. La carne cruda se debe colocar apropiadamente en el congelador para que la sangre no pueda gotear sobre otros alimentos y no transmita infección alguna. Incluso cuando se vuelvan a calentar los alimentos pre-cocinados, se debe comprobar si el pollo, la carne, el kabab, las salchichas o hamburguesas no tienen una mancha rosada, o sangre en los puntos más gruesos, use un cuchillo para asegurarse de que estén bien cocidos. De esta manera usted puede comer absolutamente cualquier comida asada durante el embarazo, siempre y cuando sea parte de una dieta saludable y es preparado de la manera correcta, se puede disfrutar de una carne a las brazas de vez en cuando. Si no se siguen estas pautas, la carne puede transmitir algún patógeno y causar alguna intoxicación alimentaria. No va a dañar directamente a su bebé, pero puede causar diarrea y vómito severo. Y ya que usted está embarazada, es más vulnerable a los gérmenes, por lo que se debe tener más cuidado al elegir qué comer, y cómo prepararlo.


Leer más 

Planes de dieta para un embarazo adolescente

Si estas buscando planes de dieta para un embarazo adolescente, entonces eres consciente de que es algo importante. Como cualquier madre sabe, hay muchas necesidades dietéticas especiales que las adolescentes tienen. Si usted tiene a una adolescente en crecimiento, debe entender que hay algunas cosas que necesitan más que otros. Si usted es la madre probablemente ha tratado de ayudar a darles exactamente lo que necesitan y mantenerlos alejados de todas las cosas menos saludables. El viejo dicho “una madre sabe mejor”, y que se manifiesta no sólo en lo que respecta al conocimiento de que las adolescentes tienen necesidades dietéticas especiales, sino también las mujeres embarazadas.   Las mujeres embarazadas necesitan un poco de esfuerzo para llevar una dieta balanceada y nutritiva. Sin una dieta sana, los riesgos de complicaciones con el parto y con el propio bebé aumentan de forma exponencial, lo que aumenta el peligro para la propia madre. Para la madre que no se da cuenta de este requisito antes de que suceda algo, puede ser un golpe trágico y devastador.   Entonces, ¿qué hacer cuando se tiene una adolescente embarazada? Como se puede imaginar, las necesidades alimenticias para adolescentes embarazadas pueden ser muy importantes. No sólo la madre tiene que hacerse cargo de sus propias necesidades alimenticias adolescentes, sino también debe tener en cuenta las comidas balanceadas y saludables que proporcionan al bebé que está creciendo, el sustento que necesita para vivir y seguir creciendo. Esto puede ser una tarea extremadamente difícil y es de suma importancia tanto para la salud del bebé, como de la madre.   Lo mejor que puedes hacer en lo que respecta a los planes de dieta de embarazo adolescente es hablar con un nutricionista sobre una dieta específica que sea apropiada para las características propias de peso, talla, edad, cultura alimenticia, complexión y muchos otros factores que estos profesionales consideran. Esto puede ayudar a asegurar que la madre obtiene los nutrientes exactos que son adecuados para esta importante etapa. En caso de duda, siempre es mejor ir a lo seguro. Los nutricionistas se especializan en asegurar que las personas tienen el tipo correcto de alimentación para su condición.     El embarazo adolescente puede ser una etapa difícil. Trate de asegurarse de que la dieta está bien balanceada y se ingiere en las cantidades suficientes. Si no hay suficiente para comer, pueden empeorar las cosas. Las mujeres embarazadas a menudo se cansan, y sin una nutrición adecuada puede haber aún mas cansancio o complicaciones en el embarazo.


Leer más 

Como preparar un plan de dieta para el embarazo

Sientes que has entrado en una nueva fase de tu vida, ¿no? Para cada mujer el embarazo sería sin duda la fase más feliz de su vida. La emoción es la misma sin importar es el primer o el segundo. Al mismo tiempo, es una fase muy importante, donde tienes que tener buen cuidado de tu salud y la dieta. Cualquier desviación en tu salud también tendrá efectos adversos en el bebé. De modo que la dieta en el embarazo es muy importante en la fase de gestación. Durante el embarazo, debido a las náuseas y otros cambios físicos, es posible que no estés dispuesta a ingerir cualquier alimento. Pero por todos los medios debes comer lo suficiente. Lo ideal es comer de todo, variando la comida todos los días en vez de limitarse a la alimentación habitual, si es que no era equilibrada antes del embarazo. Es necesario tener una dieta adecuada en nutrición, a fin de mantenerse sanos tanto tu como tu bebé. Durante el embarazo, tu cuerpo va a estar constantemente trabajando en beneficio del bebé. Por lo que no se supone que debas estar sin comer más allá de 12 horas durante la noche y más de 4 horas durante el dia. Si ya has estado embarazada podrás notar que la energía se puede consumir más rápido, por lo tanto los carbohidratos deben ser algo elemental, a fin de mantener tus niveles de energía. Por otro lado, esto también ayuda a superar las náuseas hasta cierto punto. Es necesario incluir a cuatro porciones de productos lácteos cada día en tu dieta en el embarazo. Puede ser cualquier forma de productos lácteos, pero asegúrate de que tenga suficiente contenido de calcio que es necesario para la formación de huesos y dientes del bebé. Aparte de esto otro componente importante que debe incluir la dieta son los huevos. Los huevos son ricos en proteínas y nutrientes, si no te apetecen puedes optar por la proteína vegetal, como las leguminosas, pero evita los productos de soya ya que contienen organismos genéticamente modificados. Recuerda tomar al menos tienen dos porciones de vegetales verdes cada día. Estos son muy esenciales, ya que son necesarios para el equilibrio nervioso del bebé. Recuerda que el aguacate y el brócoli contienen ácido fólico una necesidad de cualquier embarazo, si no encuentras vegetales que contengan ácido fólico en temporada o en tu país, puedes recurrir a los suplementos, pero siempre es mejor todo lo natural. Te recomiendo que hables con tu ginecólogo en detalle para que puedas despejar todas tus dudas sobre la dieta en el embarazo y puedas preparar una tabla que te guie. Al mismo tiempo, también puede ser una buena idea acudir con un nutricionista para que haga una evaluación completa y te haga una dieta especial para ti. Hay pocas sustancias que contienen los alimentos que pueden causar complicaciones durante el embarazo. Es necesario recordar estos alimentos y evitarlos en tu dieta como la carne cruda, la papaya, el pescado con contenido de mercurio, etc. Contienen sustancias que deben evitarse definitivamente durante el embarazo. Se recomienda beber una gran cantidad de agua. Sigue estos puntos para preparar una dieta adecuada para tu embarazo, y darás a luz a un bebé sano.


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x