Nutrición

Empezar con el baby led weaning, esto es lo que deben saber los papás

El sueño de papás y mamás es que sus bebés coman de todo y de manera saludable pero es cierto que no ha sido una tarea fácil para muchos padres y la variedad de alimentos de sus hijos es limitada. Es por este motivo que muchos papás han apostado por el baby led weaning que consiste en una alimentación complementaria en la que es el bebé quien decide que coger para manipular y llevar a la boca de entre los alimentos que los papás les preparan y así poco a poco irá descubriendo distintos sabores y adaptándose a ellos. Los papás pueden conseguir que su bebé como da todo con el Baby Led Weaning ¿Y cómo pueden los padres empezar con este método? Es importante que antes de empezar se haya buscado información o incluso pedido al pediatra, no obstante aspectos básicos a tener en cuenta para que nuestro bebé se inicie son: Unir al bebé a la mesa mientras la familia está comiendo. Los 6 meses es una buena edad para hacerlo y al empezar puede estar sentado tanto en su trona como al brazo de sus papás. En cualquier caso el bebé debe estar bien sentado en una posición erguida y que  no haya nada que le impida que mueva sus manos ya que las necesita para empezar a manipular los alimentos que los papás les prepararán. Los papás deben procurar que los niños estén bien sentados y tengan libertad de movimiento en las manos.   Una vez está preparado sentado, dejaremos cerca de su alcance la comida con la que queremos que experimente. Los primeros días sí que podemos ofrecerle algunos trocitos de comida pero más adelante será el quien decida que coger de lo que le hemos preparado y los papás no deberán meterle nada en la boca. Empezar por comidas que los bebés no tengan dificultades para cogerla, recordad que al principio no tiene las habilidad de coger cosas ya desarrollada al igual que la de llevarse cositas a la boca. Ofrecedle para empezar comida blanda que sea de un tamaño más grande que su puño. También se le puede ofrecer comida de tamaño pequeño tipo guisantes, trozos pequeñitos de carne, etc, si puede ya cogerlos con sus deditos. Y después ya podemos introducir comida cortada a tiras que sean fáciles de masticar como zanahoria hervida, brócoli, etc) o prepararle la misma comida que comerá el resto de la familia, pero siempre en un tamaño y textura que no pueda ahogarse. No dejar nunca el bebé solo mientras está experimentando con los alimentos para que en caso de que sucediera algo, reaccionar lo más rápido posible y solucionarlo.   Los papás no deben dejar nunca solos a los bebés mientras están experimentando con la comida.   Mientras está descubriendo los alimentos que sus papás le han preparado se le debe ofrecer de vez en cuando agua ya que esta tiene un papel muy importante a la hora de introducir los sólidos y empezar a ingerirlos. Las manchas van a ser inevitables con lo que los padres no deberán obsesionarse con ello, hay que dejarles que se ensucien con lo cual es mejor preparles bien con un babero y ropa adecuada o si el tiempo acompaña, que esté en pañal. Antes de sentarlo en la mesa, reaccionará mejor si no está cansado o hambriento. Recordad que es una alimentación complementaria con lo cual es recomendable que el bebé haya tomado antes su biberón. En caso de que no lo quisiera, no pasa nada, posiblemente no tenga hambre con lo cual no ocurre nada si lo tomara después. Este momento tiene que ser algo divertido y no convertirse en una frustración. Y con esto ya tenéis los aspectos básicos para empezar, así que si estáis decididos, ánimo papás.


Leer más 

Consejos para que los padres enseñen a los bebés a comer de todo.

Introducir nuevos alimentos en la dieta de un bebé puede ser toda una odisea para cualquier padre. Los nuevos sabores están por descubrir y muchos de ellos encontrarán trabas en su camino pero la cuestión es que a nuestro pequeño le queda mucho que conocer y con lo que familiarizarse y los distintos alimentos es parte de ello con lo cual como padres debemos tener paciencia y no tirar la toalla a la primera de cambio. Si de pequeños les vamos ayudando a que prueban distintos alimentos podremos conseguir que puedan acabar comiendo de todo y tener una alimentación saludable. Puede que penséis que no es tan fácil pero al menos hay que intentarlo y estos consejos pueden ayudaros. Los padres podemos ayudar a los bebés a que aprendan a comer todo tipo de alimentos de forma saludable   ¿Qué podemos hacer los padres para intentar que los bebés se acostumbren a distintos sabores y por lo tanto coman de todo?. -         Lo primero que debemos hacer, cuándo el pediatra nos vaya recomendando introducir alimentos es dejar al pequeño que pruebe de todo libremente, sin trabas ni miedos a que se manchen, la clave está en dejarles que se ensucien mientras manipulan y prueban los distintos alimentos, es decir que lo investiguen todo sobre lo que van a probar. -         No atiborrarles en un mismo día a experimentar para probar distintos alimentos. Hay que ir poco a poco y con paciencia porque además cuando empiezan a comer más variado, tenemos que tener cuidado con las posibles alergias, por ello es mejor ir poco a poco. Así que elige ese nuevo alimento que ya puede comer, acompáñalo con alguno de sus alimentos con sabor favorito si lo crees conveniente y dale su tiempo. A los padres no debe preocuparnos que los niños se ensucien a la hora de probar nuevos alimentos.   -         Si la primera vez que el bebé prueba un nuevo alimento no le gusta, no es motivo para desistir. El paladar también se educa y poco a poco acaba adaptándose a nuevos sabores. Habrá alimentos, que como a todos, posiblemente no le gustarán, pero que la primera vez que la prueba lo rechace no es motivo para ya no intentarlo más. -         Paciencia, mucha paciencia. Los padres debemos prepararnos para dejar que el pequeño haga estas cosas de las que hemos estado hablando sin frustrarnos si no sale a la primera y sobre todo sin reñirles, intentando hacerles las cosas sencillas e incluso echando mano de nuestra imaginación para hacer ese plato de lo más divertido para nuestros pequeños. Un método que coge fuerza y puede ayudaros es el baby-led weaning, atentos a como consigue esta mamá que su bebé consiga comer distintos alimentos con paciencia. Video recomendando para padres" 120 days of Baby Led Weaning" - Chloe Bridge


Leer más 

Tres dulces saludables con futas de temporada aptos para niños.

Las frutas son alimentos muy saludables para los niños, un alimento que a veces los padres quizás no aprovechamos lo que debiéramos y es que muchas veces nuestros hijos se resisten a probarlas y acabamos tirando la toalla. Es posible que lo más recomendable es que las coman naturales, sin retocar demasiado, sin cocinar y sin añadirle cosas pero si las preparamos de forma adecuada y sin restarle beneficios nutricionales no hay que descartalas porque posiblemente triunfen entre aquellos que se resisten a probarlas. Hoy os damos tres ideas con de dulces preparados con frutas de temporada para los niños que seguro que van a triunfar. Yogur fácil de melocotón. Una receta perfecta para preparar una merienda o un postre para los más pequeños que además no tiene ninguna dificultad y pueden tomarla hasta bebés que aún no han introducido el sólido. Para prepararlo necesitamos: 2 melocotones, un cuarto de zumo de manzana y uno o dos yogures naturales al gusto. Lo preparamos todo lo metemos en la batidora y listo para tomarlo en el momento o también podemos reservarlo un ratito en la nevera para que se refresque pero os recomendamos que lo comáis cuanto antes para que mantenga su sabor y sus beneficios. El yogur de melocotón es una idea fácil, sencilla y si trabajamos la presentación ideal y divertida para los niños. Imagen: Cuidado Infantil.   Helados caseros de yogur y cereza. Con la llegada del calor los niños empiezan a pedir helados así que es el momento de que los padres lo aprovechemos y hagamos unos helados saludables con frutas de temporada como es por ejemplo a partir de mayo la cereza. Los helados triunfan entre la mayoría de niños así que es interesante que los padres aprovechemos para convertirlos en saludables. Imagen: Hogarmania   ¿Cómo se hacen estos helados? Pues tampoco son nada complicados de hacer y a los niños les van a encantar. Necesitaremos yogures naturales (azucarados o no eso va a gustos) y medio kilo de cerezas. Preparamos las cerezas y las dejamos sin hueso bien lavaditas y las trituramos. Una vez estén listas las mezclamos con los yogures, colocamos en moldes para helados y al congelador. Pasadas 5 o 6 horas estarán perfectos para comer. Coca o bizcocho de albaricoque. Está, rico no, lo siguiente y por experiencia os decimos que a los niños le gusta. Vale, posiblemente no es la mejor manera de comer esta fruta pero se acostumbran al sabor y después es más fácil convencerles. No es quizás para comer todos los días pero de vez en cuando no está nada mal. La coca de albaricoques es una buena alternativa para que los niños coman dulce de forma saludable. Imagen: Tomates Verdes Fritos.   Aquí ya hay un poco más que contar pero no es para nada difícil. Si queréis probar podéis ver como se hace aquí. Son tres recetas sencillas en las que podemos aprovechar las frutas de esta temporada y preparar unos dulces de manera saludable a los que padres e hijos tendrán difícil decir no.        


Leer más 

Tres recetas con granada perfectas para embarazadas.

Cuando estamos embarazadas tenemos que cuidarnos especialmente. Tal y como os contamos la semana pasada una adecuada alimentación puede ayudarnos a prevenir enfermedades como la gripe que ya de por sí puede ser un proceso difícil y para una embarazada quizás un poco más. La granada es uno de esos alimentos que las embarazadas deberían incorporar a su dieta y aunque su temporada suele ser más en navidad o en invierno sí que es cierto que en la actualidad se pueden encontrar en algunos sitios aunque su origen sea de otros países. Así que hoy os vamos a hablar de tres formas diferentes de preparar la granada para que sea aún más apetecible de lo que ya es. Berenjenas rellenas de queso feta y granada. Esta es una receta que encontramos en el blog Galletas para Matilde y que además de ser muy fácil de hacer están riquísimas. Una receta muy sana para embarazadas del Blog Galletas para Matilde.   Es tan fácil de hacer como podéis leer desde aquí que resumiendo viene a necesitar cortar las berenjenas a rebanadas, ponerles unos chorritos de aceite e introducirlas en el horno para que se hagan un poquito con unas ramitas de tomillo y salpimentadas. Y mientras preparamos el resto de ingredientes con los que acompañaremos las berenjenas nada más estén. Como veis es una receta diferente y muy sana para embarazadas o incluso para toda la familia. Cuscús con granada. Otra forma diferente de incorporar la granada a nuestra alimentación y comer sano durante el embarazo. Esta receta la encontramos en Nutrición y dietas y tampoco es nada de complicado de hacer. Podéis seguir la receta paso a paso desde aquí. El cuscús con granada es otra alternativa saludable para tomar durante el embarazo.   Esta ensalada es una receta muy nutritiva que nos aportará numerosos beneficios. Pollo con granada. Una nueva forma de disfrutar de la buena comida y además sana a lo largo del embarazo. Esta sugerencia la hemos encontrado en Me gusta comer sano y nos ha parecido una idea estupenda. Comer sano y rico es posible durante el embarazo con recetas como esta.   La elaboración de nuevo es muy sencilla de hacer. Si os entra por los ojos y queréis saborearlo podéis ver la receta desde aquí. Hay miles de recetas y formas de incorporar alimentos que nos ayudan a cuidarnos durante el embarazo, así que no lo dudéis porque hay veces que comer bien puede ser muy apetecible.


Leer más 

3 frutas que si estás embarazada te ayudan a prevenir la gripe.

Durante el embarazo seguir una dieta equilibrada es muy importante y dentro de esta dieta no debe faltar la fruta. La fruta es un alimento que aporta muchos beneficios a las personas y el embarazo es posiblemente uno de esos momentos en los que más necesitamos cuidarnos ya que además el consumo de algunas de ellas nos ayuda a prevenir algunas enfermedades tan molestas como la gripe. Durante el embarazo la fruta puede ser un gran aliado para prevenir la gripe.   ¿Qué frutas pueden ayudarnos a prevenir la gripe cuando estamos embarazadas? Hay unas cuantas que aunque no significa que eliminen del todo la posibilidad de que caigamos en esta enfermedad, sí que es cierto que según los expertos disminuyen las posibilidades y eso al fin y al cabo, ya cuenta. Estas frutas son: Las granadas. Las granadas son unas frutas que poseen muchísimas propiedades para la piel, la artritis, el corazón, que contiene antioxidantes y  es especialmente rica en ácido fólico y en vitamina C, lo que la convierte en ideal para las embarazadas y también para prevenir la gripe. Es una fruta que además de poderla tomar tal cual o en zumo, también podemos incorporar en alguna ensalada. Las granadas son unas frutas ideales para tomar durante el embarazo.   Los kiwis. El kiwi es otra fruta que contiene numerosos beneficios para la salud de las personas y también para las embarazadas, el motivo es su alto contenido en ácido fólico, una excelente fuente de vitamina C y que aporta fibra a nuestro organismo que nos ayuda con los problemas de estreñimiento que surgen durante el embarazo. Y además, al igual que la granada no contiene muchas calorías. Algo que podíamos añadir, hay incluso quienes afirman que además poseen beneficios para la piel que podría evitar el que salieran estrías. Si estáis embarazadas no olvidéis incluir en vuestra dieta el kiwi porque además de prevenir la gripe aporta numerosos beneficios.   Las fresas y las frutas del bosque. Fresas, arándanos, frambuesas, etc. son grandes aliadas para prevenir la gripe durante el embarazo. Estas frutas también son ricas en antioxidantes y en vitamina C, incluso más que las naranjas, la típica fruta a la que acudimos eventualmente que si bien es cierto que sería otra de las frutas que nos ayudarían no es la única ni tampoco la mejor. El consumo de frutas del bosque durante el embarazo nos ayuda a reforzar las defensas.   Todos estos alimentos son perfectos para consumir durante el embarazo y además nos ayudan a reforzar nuestras defensas para poder combatir enfermedades como la gripe que durante el embarazo puede traer más complicaciones de las habituales.


Leer más 

3 recetas diferentes y divertidas para que los niños coman lentejas.

Generalmente todos los padres sudamos horrores para que los niños coman unas lentejas y la cuestión es que en la mayoría de los casos que hemos visto, se resisten a probarlas pero luego no les disgusta. Las lentejas no tienen popularidad, son como la oveja negra de los platos de cocina, pero la realidad es que todo es fama, las lentejas son un plato excepcional, que pueden estar riquísimas y que además aportan muchas ventajas. El hecho de que los niños no se atrevan a probarlas es más probable que pueda ser por su aspecto que por su sabor, así que hoy os damos tres ideas diferentes y divertidas para preparar unos platos de lentejas para los niños. Hamburguesas de lentejas Las hamburguesas de lentejas son una alternativa diferente y más divertida para presentar a los niños. Fuente: recetasdecocina.info   Este plato además de ser muy saludable y nutritivo tanto para los padres como para los niños, puede convertirse en una forma perfecta de disfrutar de una comida o una cena. Su elaboración es sencilla de hacer y las hay que llevan los ingredientes básicos (lentejas, harina de garbanzos, cebolla, ajo, sal y perejil) y otras en las que además de esto se le añaden trocitos de pimiento rojo, o de zanahoria u otros vegetales. Si os animáis a hacerlas, podéis leer una receta muy sencilla aquí. Lasaña de lentejas. La lasaña de lentejas, otra versión de las lentejas que sorprenderá a los niños. Todos los padres solemos triunfar cuando preparamos para comer una buena lasaña ¿por qué no probar a reinventar este plato con lentejas? En esta ocasión, la dificultad no es tampoco muy alta aunque sí es cierto que el tiempo de elaboración es mayor. En el blog de 500 recetas nos proponen una forma sencilla de prepararla que podéis ver desde aquí. En base a ella y dependiendo de los gustos de los niños, podemos o no añadir algún ingrediente extra más. Albóndigas de lentejas Las albóndigas de lentejas, una plato diferentes para los niños que les puede resultar divertido y sabroso. Las albóndigas gustan a la mayoría de los niños, es un plato que comen bien y que podemos cocinar de distintas maneras: con tomate, con un guiso de patata o como se nos ocurra y que además tampoco son complicadas de hacer para los padres. Podéis ver una idea de cómo prepararlas aquí. La cuestión es que frente a una negativa de los niños para probar ciertos alimentos, nosotros como Convertirte en padre tenemos que tener la capacidad de reinventarlos para que nuestros hijos se atrevan a probarlo y su organismo se aproveche de las ventajas de comer bien, variado y sano.  


Leer más 

4 vitaminas y minerales que no deben faltar cuando estamos embarazadas.

Mientras estamos embarazadas es esencial que cuidemos especialmente nuestra alimentación, no solo por nuestro bienestar sino porque además durante todo el tiempo que dure el embarazo, todo lo que consumamos llegará a nuestros futuros bebés a través de la placenta. Es importante cuidar lo que comemos cuando estamos embarazadas.   ¿Qué papel entonces tienen las vitaminas durante el embarazo? La respuesta es evidente. El consumo de vitaminas, al igual que ciertos nutrientes van a favorecer que el desarrollo de nuestro bebé sea adecuado además de ayudar a cuidar nuestra propia salud. El embarazo es un gran momento para empezar a introducir, si no lo teníamos ya, un hábito alimenticio saludable. El consumo de vitaminas cuando estamos embarazadas favorecerá el desarrollo de nuestro bebé.   ¿Qué vitaminas debemos incluir a nuestra dieta mediante alimentos o con complementos durante el embarazo? Los médicos y ginecólogos son los que nos aconsejarán sobre aquellas que son más convenientes que tomemos, no obstante siempre hay 4 que no suelen fallar y estas son: El ácido fólico: Posiblemente una de las vitaminas más importantes que debemos incorporar durante el embarazo debido a que ayuda a prevenir algunas anomalías en los bebés como por ejemplo la espina bífida. Es más, la mayoría de especialistas recomiendan a las mujeres que están planificando quedarse embarazadas, que empiecen a consumirlo con antelación. El calcio. Por todos es conocida la importancia de tomar calcio a lo largo de nuestra vida para el cuidado de nuestros huesos pero se vuelve especialmente importante cuando esperamos un bebé ya que la ingesta adecuada de calcio ayuda a la mineralización del esqueleto de nuestro futuro bebé. Hierro Otro elemento muy importante que debemos incluir a nuestra dieta mediante la alimentación, o si los especialistas lo consideraran necesario mediante complementos vitamínicos. ¿Por qué es importante el hierro?. Pues porque durante el embarazo nuestro organismo necesita un extra de hierro para que nuestros glóbulos rojos puedan transportar oxígeno a nuestros órganos y tejidos y esto es debido a que cuando estamos embarazadas nuestro volumen de sangre aumenta y entonces necesitamos el doble de oxígeno para que cubra nuestras necesidades y las del bebé. El hierro es un elemento esencial a incorporar en nuestra dieta mientas estamos embarazadas.   Omega 3 El Omega 3 también juega un papel fundamental en la dieta de las embarazadas y en el desarrollo del bebé ya que su consumo favorece el desarrollo de su cerebro y del sistema nervioso central, entre otros aspectos. Pero no sólo eso sino que además, los especialistas coinciden en afirmar que las mujeres que no tienen deficiencia de estos ácidos grasos poliinsaturados tienen una menor probabilidad de desarrollar preeclampsia o tener un parto pretérmino. Como veis cuidar de nuestra alimentación a lo lardo del embarazo es de suma importancia tanto para nuestro bienestar como para el de nuestro futuro bebé y aunque no cabe obsesionarse y sí es importante dejarse aconsejar por los especialistas y recordar que ahora puede ser el mejor momento para convertir nuestros hábitos alimenticios en hábitos saludables. Y sobre todo, disfrutar de cada momento vivido mientras estamos embarazadas.  


Leer más 

Las primeras frutas para el bebé

El cambio de la lactancia materna o artificial a una dieta sólida se debe realizar de forma gradual. Las primeras frutas que debemos introducir en la alimentación del bebé son la pera, la manzana y el plátano. Por su sabor dulce y suave, su textura y porque tienen poca probabilidad de causar intolerancia y alergias. La pera, la manzana y el plátano son las primeras frutas en la alimentación del bebé Fuente: natursan.net   El momento de introducir las primeras frutas en la alimentación depende de si el bebé está tomando o no leche materna. La Asociación Valenciana de Pediatría de Atención Primaria aconseja introducir los alimentos complementarios a partir del sexto mes si el bebé toma leche materna, y a partir del quinto mes si es artificial. En ambos casos, es importante que recordemos que el pequeño debe continuar tomando la misma cantidad de leche, ya que sigue siendo su alimento principal. Estos nuevos alimentos solo complementan la dieta porque aportan minerales, hidratos y vitaminas, pero no sustituyen a la leche. La leche sigue siendo el alimento principal del bebé.  Fuente:Pixabay.com   La pera, la manzana y el plátano, son las primeras frutasque se incluyen en la dieta porque aportan numerosos beneficios en el desarrollo de los niños. Por ejemplo, la pera y la manzana ayudan a la formación de los tejidos y de los huesos, siendo ideales para hidratar y refrescar a nuestro hijo. En cambio, el plátano aporta la energía necesaria e influye positivamente en el desarrollo de los músculos y del sistema nervioso. Las primeras frutas ayudan al desarrollo físico del bebé Fuente:Recetas.crecerfeliz.com En Mamisetas os recomendamos empezar primero por la pera o por la manzana, y por último introducir el plátano en su dieta.  Lo mejor es comenzar a ofrecerle al bebé papilla de una sola fruta, durante 3 o 4 días, para poder observar si le gusta y asegurarnos también que no le produce ningún tipo de intolerancia. Si vemos que el niño tolera bien las primeras frutas, podemos hacerle papillas mezclándolas.    


Leer más 

Tres alimentos que los padres primerizos no deben dar a los niños.

Los padres primerizos solemos seguir las indicaciones de los pediatras a la hora de introducir nuevos alimentos a la dieta de nuestros hijos. Poco a poco van probando más cosas que inicialmente trituramos en papilla para posteriormente conforme empiezan a tener dientes, les daremos a probar en comida sólida. Nuestro principal objetivo como padres será que nuestros hijos tengan una dieta sana y equilibrada en la que coman un poco de todo no obstante hay ciertos alimentos que los niños no es conveniente que coman hasta pasar una determinada edad. Hoy os hablamos de 3 de ellos: La miel. Si somos padres primerizos es fácil que no conozcamos esto, pero la miel no se recomienda darla a niños que son menores de un año. ¿Por qué?, la razón por la que se desaconseja que tomen miel los menores que no han pasado del primer año es porque la miel puede contener esporas de clostridium botulinum, una bacteria que provoca botulismo y aunque bien es cierto que las probabilidades de que pueda ocurrir son bastante bajas, no son inexistentes y por ello siempre es mejor prevenir que curar. No se recomienda que los padres den miel a niños menores de un año.   Los frutos secos. A los niños suelen gustarles mucho los frutos secos: cacahuetes, almendras, no obstante los padres debemos ser conscientes de que son un alimento que no deberíamos dárselos hasta pasados los 3 años e incluso mucho mejor si los introducimos después de cumplir los 5 años. El motivo, según explicaba le doctor Jordi Pou en un artículo en el periódico “El Mundo”, es que los niños menores de 3 años aún no mastican de manera adecuada y cabe la posibilidad de que algunos trocitos pequeños de frutos secos pasen de manera accidental a los bronquios o a los pulmones de los pequeños provocando ahogamientos o una inflamación que acabara impidiendo el aire. Los niños menores de 4 años son los que más riesgos corren de que pueda ocurrirles. Los padres no deberíamos dar de comer frutos secos a los niños hasta después de los 4 años.   Acelgas y espinacas. Otro alimento que los padres no es conveniente que ofrezcamos a nuestros hijos hasta después del año son las espinacas o las acelgas y si se hiciera antes de esta edad, desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria nos aconsejan que la cantidad no sea mayor al 20% del contenido del puré. El motivo es porque las espinacas y las acelgas, son alimentos que contienen de manera natural nitratos y los niños menores de un año cuentan con un estómago inmaduro que puede que acabe convirtiéndolos en nitritos y estos en altas concentraciones pueden originar metahemoglobinemia, padeciendo lo que se llama a menudo el “síndrome del bebé azul”. A partir del año, los padres ya podríamos introducir este alimento pero no es recomendable que demos más de una ración al día a los pequeños. Los padres debemos controlar la cantidad de espinacas que comen los niños menores de 3 años.   ¿Conocíais esta información?. Como veis ser padres es estar continuamente aprendiendo.


Leer más 

Tres platos de Halloween de calabaza muy ricos y divertidos para los niños

Una buena táctica para que comer vegetales no sea un trauma es preparar recetas originales y divertidas para los niños. En esta época la calabaza es un producto estrella y una excelente ocasión para presentársela a nuestros pequeños. Introducir este alimento además en la dieta de toda la familia va a aportar unos sorprendentes beneficios para la salud. Una buena manera de introducir la calabaza a la dieta de los niños es preparando platos originales y divertidos.   Lasaña de calabaza y pollo Esta es una receta que hemos visto en Pequerecetas y que nos ha entrado por los ojos y estamos convencidos que también entrará por la boca de los padres y los niños. Receta ideal para los niños de lasaña de calabaza y pollo encontrada en Pequerecetas.   En Pequerecetas generalmente nos dan muy buenas ideas para preparar platos nutritivos, originales y divertidos para los niños y este es uno de ellos. No es nada complicada de hacer, desde su web nos dan los pasos pero si ya habéis hecho algunas lasañas en otras ocasiones lo principal es que sustituiremos el contenido por la calabaza y el pollo. Nosotros ya hemos tomado buena nota para probarlo. Macarrones con queso y calabaza. Esta receta es del Blog Pizca de Sabor. Un buen lugar donde encontrar platos también con los que intentar introducir nuevos sabores para padres e hijos. Macarrones con queso y calabaza, receta irresistible para los niños. Imagen: Pizca de Sabor   La pasta suele ser uno de los platos que pocos niños no se atreven a probar por lo tanto puede ser una buena ocasión para introducir la calabaza. La receta es sencilla a más no poder y también tiene muchas papeletas de que esté para chuparse los dedos. Arroz con pollo y calabaza. El arroz, otro alimento que los niños no suelen poner excusas para comer así que de nuevo podemos encontrar otro aliado para incluir la calabaza y que nuestros pequeños obtengan todos los beneficios que aporta incluirla a nuestra dieta. Receta de Arroz con pollo y calabaza de Thermo Recetas.   Esta receta en concreto está pensada para hacerla con la Thermomix pero perfectamente, si alguna vez habéis hecho arroz meloso o caldoso sabréis como adaptarla para que los niños disfruten comiendo. Esperamos que os sirvan.


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x