Consejos

¿Duermes con calor durante el embarazo y te preguntas que puedes hacer?

Hace poco hablábamos sobre que las mujeres embarazadas suelen tener más calor que la mayoría de personas debido a la revolución de las hormonas y todos los cambios que nuestro cuerpo está experimentando mientras nuestro pequeño va desarrollándose, creciendo y preparándose para nacer con lo cual sí, se producen unos arrebatos de calor que a veces nos lo hacen pasar mal, también cuando dormimos y más aún conforme se acerca el final del embarazo y los meses en los que las temperaturas empiezan a subir. Durante el embarazo puede costarnos dormir en ocasiones a causa del calor.   ¿Qué podemos hacer para que sean más llevaderos nuestros sueños cuando estamos embarazadas? Bueno, no es todo una ciencia exacta pero sí que nos puede ayudar seguir estos consejos: -         Elegir las sábanas adecuadas es clave y tal como hablábamos de la ropa para embarazadas, el mejor tejido es el algodón. El motivo es debido a que este tipo de tela facilita la transpiración con lo cual se mantienen más tiempo frescas y no sudaremos tanto.   -         Antes de irnos a dormir nos ayudará a que la noche sea más llevadera si nos damos una ducha pero no de agua fría como muchos creen, sino con agua templada, ya que el agua fría nos aliviará en el momento pero pronto tendrá el efecto contrario ya que nuestro organismo se pondrá en marcha para  reactivarse y provocará un mayor gasto energético cuya consecuencia se traduce en lo que intentamos evitar, calor.  Antes de ir a dormir para evitar el calor durante el embarazo podemos darnos una ducha de agua templada.   -         Cenar algo ligero como ensaladas, alguna sopa templada, fruta o yogures. Si hacemos una cena pesada se volverá en nuestra contra a la hora de dormir.   -         Si sois de los que no os gusta dormir con aire acondicionado ni ventiladores (que especialmente los de techo van fenomenal e incluso ahuyentan a mosquitos) podéis probar a colocar algunos recipientes cerca de la ventana de vuestra habitación que contenga agua fría o incluso hielo. Nosotros no lo hemos probado, pero los que sí lo han hecho recomendados por expertos dicen que va fenomenal. Colocar un recipiente de agua fría o con hielo cerca de la ventana de la habitación puede hacer que tengamos menos calor a la hora de dormir durante el embarazo.   Y por último, -         Es también importante que mientras estéis embarazadas si por las noches pasáis calor, evitéis hacer ejercicio de la tarde a la noche. Si vais a hacerlo intentad que sea por la mañana. Esperamos que os sirvan estos consejos y os ayuden a dormir muy bien.


Leer más 

Vestirse en verano durante el embarazo para evitar el calor

A menos de un mes de empezar el verano empezamos a notar un cambio de temperaturas especialmente durante el día en muchas zonas y las embarazadas que están entre el segundo y último trimestre de embarazo puede que sean una de los segmentos de la población que más lo estén notando. Por lo general, las mujeres que están en cinta acusan más el cambio de temperatura pero hay algunas cosas que se pueden hacer para llevarlo mejor y entre ellas están las relacionadas con la ropa. De hecho incluso son buenos consejos para cualquier época del año ya que como iréis notando los sofocos pueden convertirse en algo bastante habitual. Elegir la ropa adecuada puede ayudarnos a llevar mejor el calor en verano durante el embarazo.   ¿Qué ropa debemos llevar durante el embarazo para llevar mejor el calor? La ropa cómoda es muy importante especialmente cuando estamos embarazadas y es algo que nunca nos cansaremos de recordar. Lo primero que debeos tener en cuenta es elegir ropa que no nos aprieten en ninguna parte de nuestro cuerpo y en especial la barriga y lo cierto es que la ropa un poco holgada nos permite que estemos más aireados y por lo tanto que tengamos menos calor.   Las prendas de lino y de algodón están entra las mejores elecciones para combatir el calor así que si vas a comprar prendas de ropa para el embarazo que no falten camisetas de algodón o blusas de lino, pantalones y demás.   Las camisetas de algodón o blusas de lino son una buena opción para combatir el calor en verano durante el embarazo.   Aunque en vuestro vestuario tiendan a predominar las prendas de color oscuro, durante el verano es mejor disminuir su uso y apostar por las prendas claras. Usar prendas de colores claros en verano es otro de los consejos a seguir para combatir el calor durante el embarazo especialmente en verano.   En resumen, hay tres cosas que debes tener en cuenta a la hora de elegir y comprar la ropa de embarazadas: comodidad y ropa holgada, apostar por tejidos naturales y echar mano de prendas con colores claros. Ahora sí que ya nos vamos a ir preparando para disfrutar del verano.


Leer más 

¿Te apetece tomar el sol y estás embarazada?, te contamos unos consejos

¿Este verano te toca pasarlo estando embarazada?  Pues el verano es tan buena época como cualquiera y aunque es cierto que el embarazo puede hacérsenos cuesta arriba durante estos meses debido al calor si seguimos una serie de consejos se podrá sobrellevar mejor y disfrutar de las cosas buenas que tiene el verano como salir a pasear, ir a la playa o tomar el sol entre muchas otras que seguro se os estarán pasando ahora por la cabeza. El embarazo en verano puede ser un poco pesado debido al calor   Ir a la playa y tomar el sol revitaliza e incluso hay bastantes personas a las que les gusta pero si estás embarazada y estás pensado en tomar el sol y coger un poco de color es importante que se tengan en cuenta una serie de recomendaciones, os hablamos de ellas: Cuando estamos embarazas sí que podemos tomar el sol pero es importante que no lo tomemos durante demasiado tiempo ni mucho menos en las horas en las que más calienta el sol. ¿El motivo? Pues porque ya de por sí las mujeres embarazadas suelen tener la temperatura corporal algo más elevada y si le añadimos el plus de que lo sobrecalentamos pasando mucho tiempo al sol puede hacer que surjan riesgos para nuestro bebé. Así que el tiempo recomendado para tomar el sol es no exceder de 30 minutos al día. Durante el embarazo podemos tomar el sol pero no deberíamos exceder más de 30 minutos al día y evitando las horas de más calor   La protección solar no debe fallar ya que nos va a proteger de que podamos quemar nuestra piel de manera puntual y al igual que el resto del mundo a ser un importante elemento de prevención contra cáncer de piel, y porque además también nos ayuda a que no nos salgan las temidas manchas de piel que muchas embarazadas padecen y con el sol pueden acentuarse. Eso sí las protección solar cuanto más alta mejor, no lo olvidéis. Beber mucha agua. Hay que estar muy bien hidratadas si vamos a tomar el sol y estamos embarazadas. Es muy importante este punto y no lo debemos olvidar. El agua es esencial durante el embarazo (en algunas ocasiones también se recomienda bebidas tipo acuarius) y si vamos a ponernos al sol aún más. Para tomar el sol durante el embarazo es importante estar hidratarse bien   Y por último, la mejor postura para tomar el sol es mientras disfrutamos de un agradable paseo por ejemplo a orillas del mar. Eso no significa que no podamos tumbarnos, especialmente en la arena porque seguro que os habéis dado cuenta que se pasa más calor y además.   Como veis tomar el sol en verano si estáis embarazadas es posible pero siempre con precaución.


Leer más 

Lo que deben saber los padres primerizos sobre el chupete

Es posible que quienes van a convertirse en padres primerizos puedan tener dudas sobre si el bebé debe o no usar chupetes, durante cuánto tiempo y si realmente les aporta algún tipo de beneficio a los recién nacidos o no. Los chupetes no han existido toda la vida, fueron un invento de un farmacéutico de Manhatan llamado Christian W. Meinecke quien lo patentó como un “consolador de bebés” y a partir de entonces se convirtió muy popular entre las madres pero a la vez también, alrededor del mismo empezaron a surgir muchas críticas, algunas de ellas que pueden haber llegado hasta nosotros pero ¿qué debemos saber los padres sobre los chupetes? Los padres primerizos es posible que puedan tener dudas sobre el uso del chupete y si tiene o no beneficios.   Que nuestro hijo use o no un chupete es cuestión de una decisión personal de cada padre tras consultar con distintos especialistas. Entre ellos el pediatra, la matrona, e incluso si queremos un odontólogo. Lo que sí es cierto es que si el bebé no lo quiere, los padres no debemos obligarles a que lo usen. El chupete no es imprescindible, no obstante bien es cierto que puede ayudar a los bebés recién nacidos a dormir o a calmarse en ciertas ocasiones en las que el llanto empieza a subir de tono y los padres primerizos ya no saben ni que más intentar para hacerle callar. Si mientras está dormido o cuando se calma se lo quita, no se debería volver a poner en la boca sin ser necesario. El uso del chupete está comprobado que hace disminuir la posibilidad de que suceda la muerte súbita a un bebé. El chupete no es algo imprescindible los padres deben tomar la decisión de si van a dárselo o no a su bebé.   Los bebés tienen el reflejo de succión desde incluso antes de nacer y esta succión que ocurre sin que el bebé se esté alimentando ayuda al niño a descargar tensión y liberar endorfinas también conocidas, tal y como leemos en un artículo de el periódico El Mundo, la hormona de la felicidad. Los recién nacidos generalmente suelen padecer de reflujo y el uso del chupete ayuda a calmar sus síntomas a consecuencia en términos generales, de la salivación. Los padres no deberíamos usar el chupete para que nuestro pequeño abra la boca y darle de comer, especialmente si se trata de algún alimento que es dulce y contiene azúcar. El chupete no debe llevarlo durante todo el día el bebé, si se usa de manera correcta no va a tener ningún riesgo para los pequeños. Los padres debemos ser conscientes de que un bebé no puede estar 24 horas con un chupete.   Se debe intentar además de hacer un uso razonable del chupete, intentar que los bebés no sientan dependencia por él, cosa que a la larga se traduce en que los padres lo tengamos complicado a la hora de retirárselo cuando llega el momento. Y por último, con lo que respecta a la salud bucal de los bebés que han usado chupete los padres primerizos deben saber que estos no producen ningún tipo de malformación dental siempre y cuando se deje de usar antes de los tres años. En definitiva, el uso del chupete no es perjudicial para los bebés pero si es importante no olvidar estos consejos para usarlo de manera adecuada.


Leer más 

¿Sabes por qué durante el embarazo no se debe comer por dos?

Hay un dicho que se suele escuchar mucho durante el embarazo y es el de “ahora tienes que comer por dos”. ¿Qué tiene esto de mito o realidad?. Pues la realidad es que sí es un mito y que únicamente es una sencilla forma de hablar que nada tiene que ver con la cantidad de alimentos que debamos consumir cuando estamos embarazadas sino con la calidad de lo que comemos. Comer por dos durante el embarazo es una expresión que nada tiene que ver con la cantidad Mientras estamos embarazadas la cantidad de alimentos que tenemos que ingerir no es superior a la que ya ingeríamos cuando no lo estábamos, de hecho es posible que incluso en algunas ocasiones los médicos lleguen a establecer a algunas mujeres algunas dietas para que controlen el excesivo aumento de peso, que nos ayuden a intentar evitar algunas de las molestias que pueden aparecer durante el embarazo como: hinchazón de piernas, estreñimiento, retención excesiva de líquidos y evitar las tan molestas náuseas y vómitos que se suelen padecer durante el primer trimestre, entre otras. Durante el embarazo debemos cuidar qué y cuanto comemos.   ¿Cómo debemos entonces durante el embarazo?. La respuesta tal es que debemos comer para dos más que por dos y para ello se deben cubrir las necesidades nutricionales tanto de la futura mamá como la del bebé, especialmente durante los primeros meses, ya que cometer errores nutricionales en esta etapa puede tener consecuencias para las mujeres y especialmente para el bebé provocando consecuencias que les duren siempre. Con lo cual, cuando estamos embarazadas debemos cuidar qué comemos y habituarnos más que nunca a seguir una dieta sana y equilibrada que contenga los nutrientes esenciales para madre e hijo. Desde que nos enteramos que estamos embarazadas debemos empezar a comer para dos y no por dos En definitiva, comer por dos es una simple expresión que se suele a decir a las embarazadas pero que no es nada real. Cuidarse durante el embarazo es muy esencial.


Leer más 

¿Podemos los padres llevar a natación a un bebé recién nacido?

En torno a cuál es el mejor momento en que los padres podemos llevar a un bebé a natación también existen muchas dudas, especialmente entre los padres primerizos. Algunos afirman que el mejor momento es a partir de los 4 meses, otros aseguran que desde el nacimiento ya se puede llevar a un bebé, así que hoy vamos a hacer una recopilación de lo que debemos saber antes de tomar una decisión. Los padres primerizos pueden tener dudas sobre cuál es el mejor momento para que un bebé empiece la natación.   La natación para bebés, también llamada matronatación, cada vez tiene más adeptos entre los padres de recién nacidos debido a que distintos estudios apuntan a que practicarla estimula el crecimiento de los bebés y fomenta el desarrollo cerebral, pero no son los únicos beneficios que les aporta, hay más y entre los principales se puede resaltar: -         desarrollo de la capacidad intelectual (niños más creativos) -         desarrollo de la percepción del mundo que les rodea -         importante desarrollo psicomotor -         aumento del repertorio motor -         fortalecimiento del sistema cardiotorácico -         regulación del tono muscular -         aprenden a sentirse más seguros porque socializan con otros padres y niños -         y además mejora de las relaciones afectivas con los padres Los padres y los bebés que practican matronatación llegan a tener una mejor relación afectiva. En general, la natación para los bebés, es una actividad muy completa que puede convertirse en un buen método para la estimulación temprana de los bebés no obstante seguimos sin resolver la duda sobre cuál es el mejor momento para empezar a practicarla. La realidad es que la mayoría de especialistas recomiendan que se empiece a practicar a partir de los 4 meses y nos dicen esto debido especialmente a que es el momento en el que el sistema inmunológico del bebé está más maduro y desarrollado, no obstante aunque es recomendable esperar, hay algunos profesionales que dicen que el bebé puede empezar desde el nacimiento siempre que las piscinas cumplan una serie de requisitos. Los especialistas recomiendan a los padres esperar hasta los 4 meses para llevar a un bebé a natación.   Entonces antes de elegir una piscina para acudir con nuestro bebé deberemos asegurarnos de que cumpla una serie de requisitos mínimos como los siguientes: -         que cumpla de manera adecuada las normas de higiene y limpieza para evitar infecciones. -         el agua debe estar calentita y nunca estar por debajo de los 32ºC -         el nivel de coloración es otro aspecto al que se le tiene que prestar atención y debe rondar en torno al 0,5% -         el ambiente en las instalaciones y en piscina también es esencial: si dispone de juegos, colchonetas y comodidades para disfrutar y no pasarlo mal durante la actividad. -         Los vestuarios deben estar en perfectas condiciones e intentar que para llegar a ellos no pasemos por zonas en las que baje demasiado la temperatura o les de alguna corriente de aire. En resumen, la natación es ideal para los bebés y además hace compartir momentos especiales entre padres e hijos no obstante, la mejor edad para empezar posiblemente sea a partir de los 4 meses ya que el sistema inmune del bebé está más reforzado.


Leer más 

El top 3 de los libros para embarazadas que más triunfan.

Durante el primer embarazo es una de las mejores ocasiones para disfrutar de la lectura ya que disponemos de más tiempo para vivir la maravillosa experiencia que es tener un hijo. Además si vamos a convertirnos en madres primerizas será un momento en el que también empezarán a surgirnos dudas, inquietudes y quizás miedos para los que necesitemos respuestas así que no perdáis la ocasión de aprender con algunos de los mejores libros y más vendidos entre las embarazadas. 39 semanas y mis experiencias como madre novata. Este es un libro muy esperado por muchas mamás que seguimos a Esther Gili en su blog y que nos encanta su manera de contar la experiencia de la maternidad a través de sus ilustraciones y de sus posts. Un libro que nosotros aún no hemos leído pero del que nos han llegado muy buenas críticas y la mejor de ellas es que las futuras mamás o mamás primerizas les encanta porque nos cuenta su experiencia y consigue además de darnos consejos que soltemos unas risas así que lo tenemos anotado en nuestras lecturas pendiente. Libro con gran éxito entre las embarazadas y madres primerizas. Imagen del Blog 39 semanas   Mamá a los 40 “Mamá a los 40” un libro de Margarita Puig que arrasa entre las embarazadas que están alrededor de los 40.   Como bien sabéis cada vez las mujeres retrasan más la maternidad por muchos motivos y no es nada complicado toparnos con embarazadas que poco les falta o saltan los 40 años y es por ello que este libro está triunfando además de porque en él podemos encontrar anécdotas divertidas e información que es de mucha utilidad relacionada por ejemplo con bajas por maternidad, derechos laborales y otras más. Bésame mucho: la guía definitiva para criar a tus hijos con amor. Recomendada lectura además de una de las más elegidas por las futuras mamás y padre primerizos.   Un libro escrito por el pediatra Carlos González en el que se defiende que los bebés necesitan tener contacto físico con sus papás y en el que además a lo largo del mismo se evita dar consejos y nos incita a que dejemos actuar a nuestro instinto como padres. Lectura a tener en cuenta por los padres primerizos.


Leer más 

Tres dulces saludables con futas de temporada aptos para niños.

Las frutas son alimentos muy saludables para los niños, un alimento que a veces los padres quizás no aprovechamos lo que debiéramos y es que muchas veces nuestros hijos se resisten a probarlas y acabamos tirando la toalla. Es posible que lo más recomendable es que las coman naturales, sin retocar demasiado, sin cocinar y sin añadirle cosas pero si las preparamos de forma adecuada y sin restarle beneficios nutricionales no hay que descartalas porque posiblemente triunfen entre aquellos que se resisten a probarlas. Hoy os damos tres ideas con de dulces preparados con frutas de temporada para los niños que seguro que van a triunfar. Yogur fácil de melocotón. Una receta perfecta para preparar una merienda o un postre para los más pequeños que además no tiene ninguna dificultad y pueden tomarla hasta bebés que aún no han introducido el sólido. Para prepararlo necesitamos: 2 melocotones, un cuarto de zumo de manzana y uno o dos yogures naturales al gusto. Lo preparamos todo lo metemos en la batidora y listo para tomarlo en el momento o también podemos reservarlo un ratito en la nevera para que se refresque pero os recomendamos que lo comáis cuanto antes para que mantenga su sabor y sus beneficios. El yogur de melocotón es una idea fácil, sencilla y si trabajamos la presentación ideal y divertida para los niños. Imagen: Cuidado Infantil.   Helados caseros de yogur y cereza. Con la llegada del calor los niños empiezan a pedir helados así que es el momento de que los padres lo aprovechemos y hagamos unos helados saludables con frutas de temporada como es por ejemplo a partir de mayo la cereza. Los helados triunfan entre la mayoría de niños así que es interesante que los padres aprovechemos para convertirlos en saludables. Imagen: Hogarmania   ¿Cómo se hacen estos helados? Pues tampoco son nada complicados de hacer y a los niños les van a encantar. Necesitaremos yogures naturales (azucarados o no eso va a gustos) y medio kilo de cerezas. Preparamos las cerezas y las dejamos sin hueso bien lavaditas y las trituramos. Una vez estén listas las mezclamos con los yogures, colocamos en moldes para helados y al congelador. Pasadas 5 o 6 horas estarán perfectos para comer. Coca o bizcocho de albaricoque. Está, rico no, lo siguiente y por experiencia os decimos que a los niños le gusta. Vale, posiblemente no es la mejor manera de comer esta fruta pero se acostumbran al sabor y después es más fácil convencerles. No es quizás para comer todos los días pero de vez en cuando no está nada mal. La coca de albaricoques es una buena alternativa para que los niños coman dulce de forma saludable. Imagen: Tomates Verdes Fritos.   Aquí ya hay un poco más que contar pero no es para nada difícil. Si queréis probar podéis ver como se hace aquí. Son tres recetas sencillas en las que podemos aprovechar las frutas de esta temporada y preparar unos dulces de manera saludable a los que padres e hijos tendrán difícil decir no.        


Leer más 

¿En qué posición debo acostar a mi bebé?

La posición en la que debemos acostar a nuestro bebé es una duda que puede surgir a muchos padres primerizos y respuestas hay varias que dependen de cuánto tiempo tenga el bebé. Los médicos por norma general antes de que nos llevemos a nuestros bebés a casa nada más nacer suelen hacer una serie de recomendaciones y es que, en torno a la mejor posición para acostar a nuestro retoño también existen falsos mitos. La mejor postura en la que los padres debemos acostar a un bebé dependerá del tiempo del bebé.   ¿Cuál es la mejor postura para dormir cuándo son recién nacidos? Primero partimos del hecho de que los bebés recién nacidos no son capaces de darse la vuelta con lo cual y teniendo en cuenta ciertos riesgos asociados a los períodos de sueño como puede ser la muerte súbita (un riesgo que es más alto entre los bebés de 2 a 4 meses), ahogos o excesos de calor qué como podemos leer en el artículo de mi pediatra online son consecuencia de que los bebés no controlan la temperatura corporal y la barriga es la principal vía para eliminarlo con lo que hay que tener cuidado que está esté en una posición en la que le impida eliminarlo como sería por ejemplo la posición boca abajo. Por lo tanto y teniendo en cuenta esto, los especialistas recomiendan  a los padres que la mejor posición para dormir el bebé sea boca arriba con la espalda apoyada y la cabecita de lado e intentar que no siempre duerman con la cabeza hacia el mismo lado para evitar malformaciones. Y lo mejor es que duerman así hasta que por ellos mismos sean capaces de darse la vuelta. Que los bebés duerman boca arriba disminuyen los riesgos y posibilidades de que suceda alguna de estas tragedias. Los padres debemos tumbar a los recién nacidos boca arriba para evitar riesgos como la muerte súbita, ahogamiento o exceso de calor.   Entonces, ¿no puedo tumbar al bebé de lado? No es que sea una mala alternativa el que un bebé duerma de lado ya que alternarla con la posición de boca arriba podría ayudarnos a prevenir la plagiocefalia (o los problemas de deformación del cráneo) sin embargo no es la mejor postura debido a que el bebé puede voltearse y acabar boca abajo una posición que intentaremos evitar los primeros meses por cuestiones como las que hemos señalado. Así que si os acabáis de convertir en padres aquí tenéis las causas por las que tumbar a nuestro bebé boca arriba es la mejor opción.


Leer más 

Si sois padres estos son los motivos para no dejar llorar a tu bebé

  Cuando nos convertimos en padres las personas que están a nuestro alrededor y otras que nos conocen menos o incluso en ocasiones nada, habitualmente nos dan consejos que son más o menos acertados y aunque no es por desmerecer algunos de ellos con el paso del tiempo se ha demostrado que son falsos mitos como el de dejar llorar al bebé. Uno de los consejos que a veces reciben los padres primerizos es el de dejar llorar a los bebés.   ¿Por qué decimos que dejar llorar al bebé es un falso mito al que no deberían hacer caso los padres? En primer lugar para responder a esta pregunta deberíamos remontarnos a los orígenes de algunas de las teorías en las que se tratan estos temas y que podéis leer aquí en este artículo de crianza natural. Y en segundo lugar por todos estos motivos: -         Porqué dejar llorar a un bebé le produce angustia y a la larga puede convertirse en un problema especialmente cuando van creciendo y deben relacionarse con otras personas. Los bebés cuyos padres les dejan llorar pueden convertirse en personas a las que les cuesto relacionarse. -         Porqué además dejarle llorar los primeros meses de vida y no sentirse cercano a sus padres puede hacer que se convierta en una persona ansiosa. -         Porqué según un artículo de Etapa Infantil y citamos textualmente “cuando el bebé llora mucho algunas células cerebrales son víctimas del estrés y mueren” el responsable según este artículo es la liberación de cortisol y a la larga el pequeño puede tener problemas para enfrentarse a situaciones estresantes. -         Porqué el bebé necesita el amor de sus padres y la seguridad que le produce que le tranquilicen cuando llorar por las causas que sean. En un futuro el hecho de hacerlo es muy probable que le convierta en una persona más segura. -         Porque cuando un bebé está llorando es su manera de intentar comunicarse con los padres y con la gente que le rodea con lo cual al no atenderle estamos obviando sus necesidades además de dejando de demostrarle que nosotros vamos a estar ahí para cuidarles. Los padres debemos proteger y cuidar a nuestros hijos y si les dejamos llorar no es lo que les estamos dando a entender.   Como veis razones científicas sobran al igual que razones de sentido común. Cuando somos padres la mejor manera de decirle a nuestros hijos que son lo que tenemos es demostrándolo y practicando una crianza con apego y dejándoles llorar no lo vamos a conseguir.


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x