Archivo Diario: 11/10/2016


El paso del biberón al vaso: consejos para padres primerizos

Entre los padres primerizos es posible que sea habitual las dudas sobre cuando llega el momento para dejar el biberón y pasar al vaso y también cómo hacerlo. Habrá niños para los que será más sencillo, mientras que a otros quizás les cueste más lograrlo ya que el biberón más que un objeto usado para alimentarse, para los bebés y los niños puede convertirse en un símbolo de tranquilidad, compañía y sueño como bien podemos leer en Crecer Feliz. Los padres deben tener en cuenta que a algunos bebés les será más sencillo que a otros pasar del biberón al vaso. ¿Cuándo es el momento de retirarlo el biberón y pasar al vaso o taza para niños? La mayoría de los especialistas coinciden en aconsejar a los padres que se les retire el biberón a los peques entre el primer y segundo año de edad o en su defecto que no lo tomen más allá de los 3 años. ¿Por qué se aconseja que los niños dejen el biberón a esta edad y pase a usar un vaso? La realidad es que motivos sobran para que los niños dejen el biberón a esta edad algunos de ellos además pueden ser muy convincentes para los padres primerizos. Les damos un repaso: Dejar el biberón es un signo de que empieza a hacerse mayor y puede ser más autónomo, algo que aunque parezca a simple vista una bobada, les ayudará en muchas facetas de su día a día y en su desarrollo. Además el uso de biberón más allá de esta edad puede producir malformaciones en el paladar y aumenta la probabilidad de tener caries en los dientes de leche. El uso del vaso favorece la coordinación mano – boca ya que usar un vaso no es sencillo para los peques pero mientras práctica mejorará y estimulará esta acción. Los especialistas recomiendan a los papás que los niños dejen el biberón antes de los 3 años de edad.                                                                                                                 Pero, ¿cómo conseguir que los niños pasen del biberón al vaso? Se preguntarán muchos padres. Pues con paciencia, poco a poco y siguiendo consejos como estos: -         No tener miedo a que se pongan pedidos, dejarles experimentar con el vaso. Hay quienes afirman que a partir de los 7 meses ya se puede empezar a darles un vaso. -         No quitarlo de golpe, hacerlo poco a poco. Dejar para el final la toma del momento del día más reconfortante, para algunos niños es la de la noche y para otros la de la mañana. -         Que no coincida la retirada del biberón con la retirada del chupete o el paso a su otra habitación, etc. -         Si se le retira lo que tampoco deberemos hacer nunca es dejárselo para jugar a para calmarlo ya que seguirá asociándolo a tranquilidad y calma como comentábamos anteriormente. -         Prepárale un vaso o taza divertida que pueda usar cada vez que tenga sed y convertir este momento en algo que sea entretenido inventando algún tipo de juego mientras se le sirve el agua y la bebe. Incluso los papás podemos acompañarle bebiendo también. Los papás podemos elegir una taza divertida para niños para facilitar la transición del biberón e inventar algunos juegos para beber en los que participen. Con estos consejos tan sencillos y con mucha paciencia pronto el bebé se adaptará a beber en vaso y no querrá seguir usando el biberón. Ánimo papás. -


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x