Archivo Diario: 17/12/2015


¿Estamos los padres comprando juguetes seguros para los niños?.

  La navidad es una época del año en la que los padres compramos más juguetes para nuestros hijos pero ¿sabemos realmente lo que estamos comprando?, ¿son juguetes seguros?. Un reciente artículo de ABC Familia hablaba sobre que dos de cada tres padres reconocía que no tenía la información suficiente a su alcance sobre los juguetes y que además el 54% tampoco es capaz de identificar los estándares de calidad que los juguetes deben cumplir así que hoy vamos a hablar de que debemos tener en cuenta para adquirir un juguete seguro. El 54% de los padres reconoce no conocer cuáles son los estándares de calidad que debe cumplir un juguete para ser seguro para un niño.   ¿Qué es lo que debemos tener en cuenta los padres para comprar un juguete sin riesgos para los niños? Que el juguete se adapte a su edad. Un aspecto importante a destacar dentro de este punto es detectar el tamaño de todas las piezas ya que como sabéis los más pequeños tienen mucha tendencia a ponerse los objetos dentro de la boca. Debemos tener en cuenta el nivel evolutivo en el que el niño se encuentra para elegir un juguete adecuado y seguro. Que estén libres de componentes tóxicos y no tengan sustancias químicas al menos en las partes en las que los niños tienen contacto. Que no contenga partes punzantes o cortantes con la que los pequeños puedan lastimarse a ellos o a otros. Además los padres debemos asegurarnos de que tengan el marcado CE también es imprescindible ya que el estar en posesión de este marcado es significado de que el fabricante ha cumplido con las exigencias de la normativa europea. Los padres debemos comprar aquellos juguetes que posean el marcado CE porque son los que cumplen la normativa para los juguetes seguros. Las advertencias de seguridad que deben contener los juguetes y en las que los padres nos debemos fijar son por lo tanto: -         Cada tipo de juguete, dependiendo de su uso o funcionalidad deberá llevar las ADVERTENCIAS para los padres relacionadas con por ejemplo su montaje, su uso, el peligro de algunas de sus partes, de su embalaje, si precisa vigilancia de un adulto, etc. La edad para la que se recomienda el uso del juguete es uno de los aspectos que los padres debemos fijarnos, pero no el único.   En definitiva, todos estos aspectos son los esenciales y mínimos que todos los padres, antes de decidir qué vamos a comprar, debemos pararnos a analizar para que los niños de verdad puedan usar el juguete para lo que se ha creado, aprender y divertirse.


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x