Archivo Diario: 02/11/2015


Tres alimentos que los padres primerizos no deben dar a los niños.

Los padres primerizos solemos seguir las indicaciones de los pediatras a la hora de introducir nuevos alimentos a la dieta de nuestros hijos. Poco a poco van probando más cosas que inicialmente trituramos en papilla para posteriormente conforme empiezan a tener dientes, les daremos a probar en comida sólida. Nuestro principal objetivo como padres será que nuestros hijos tengan una dieta sana y equilibrada en la que coman un poco de todo no obstante hay ciertos alimentos que los niños no es conveniente que coman hasta pasar una determinada edad. Hoy os hablamos de 3 de ellos: La miel. Si somos padres primerizos es fácil que no conozcamos esto, pero la miel no se recomienda darla a niños que son menores de un año. ¿Por qué?, la razón por la que se desaconseja que tomen miel los menores que no han pasado del primer año es porque la miel puede contener esporas de clostridium botulinum, una bacteria que provoca botulismo y aunque bien es cierto que las probabilidades de que pueda ocurrir son bastante bajas, no son inexistentes y por ello siempre es mejor prevenir que curar. No se recomienda que los padres den miel a niños menores de un año.   Los frutos secos. A los niños suelen gustarles mucho los frutos secos: cacahuetes, almendras, no obstante los padres debemos ser conscientes de que son un alimento que no deberíamos dárselos hasta pasados los 3 años e incluso mucho mejor si los introducimos después de cumplir los 5 años. El motivo, según explicaba le doctor Jordi Pou en un artículo en el periódico “El Mundo”, es que los niños menores de 3 años aún no mastican de manera adecuada y cabe la posibilidad de que algunos trocitos pequeños de frutos secos pasen de manera accidental a los bronquios o a los pulmones de los pequeños provocando ahogamientos o una inflamación que acabara impidiendo el aire. Los niños menores de 4 años son los que más riesgos corren de que pueda ocurrirles. Los padres no deberíamos dar de comer frutos secos a los niños hasta después de los 4 años.   Acelgas y espinacas. Otro alimento que los padres no es conveniente que ofrezcamos a nuestros hijos hasta después del año son las espinacas o las acelgas y si se hiciera antes de esta edad, desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria nos aconsejan que la cantidad no sea mayor al 20% del contenido del puré. El motivo es porque las espinacas y las acelgas, son alimentos que contienen de manera natural nitratos y los niños menores de un año cuentan con un estómago inmaduro que puede que acabe convirtiéndolos en nitritos y estos en altas concentraciones pueden originar metahemoglobinemia, padeciendo lo que se llama a menudo el “síndrome del bebé azul”. A partir del año, los padres ya podríamos introducir este alimento pero no es recomendable que demos más de una ración al día a los pequeños. Los padres debemos controlar la cantidad de espinacas que comen los niños menores de 3 años.   ¿Conocíais esta información?. Como veis ser padres es estar continuamente aprendiendo.


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x