Archivo Diario: 28/09/2015


¿Cómo hacer que la lectura sea un hábito divertido para los niños?

Conseguir que algo se convierta en divertido para los niños es lograr que los pequeños mantengan el interés y las ganas de seguir haciendo esas cosas. Por el contrario si sienten que están siendo obligados a ellos el interés suele empezar a decrecer. Leer actualmente es algo que prácticamente todo el mundo acaba sabiendo hacer en nuestra sociedad pero la realidad es que parece que ha perdido algo de valor e incluso que podemos llegar a olvidar que la lectura es un privilegio que nos aporta muchos beneficios y no nos resta nada. Es por ello que los padres deberíamos intentar que la lectura se convierta en un hábito divertido para los más pequeños, así que hoy vamos a daros unas pautas para despertar el interés de los niños por leer.   Conseguir despertar el interés por la lectura pasa por convertirlo en un hábito divertido.   Lee con ellos mientras no saben leer. El primer paso para que los niños empiecen a considerar un hábito la lectura pasa porque mientras ellos no saben leer los adultos, padres, abuelos, tíos, etc, se detengan a leerles cuentos y a disfrutar de los dibujos que aparecen en ellos. Cualquier momento puede ser bueno pero si creéis que os falta tiempo aprovechad el momento de acostarles.   El primer paso para convertir la lectura en un hábito divertido para los niños empieza antes de que sepan leer.   Da ejemplo y que te vea leer. No olvidéis que lo que hacemos influye en nuestros pequeños así que si nos ve disfrutar leyendo empezará a valorar la lectura. No olvidéis que somos un gran ejemplo para ellos. Es más busquemos momentos en los que nos podamos sentar con ellos y leamos a la vez cada uno su libro y se nos interrumpen con preguntas detengámonos a responderles para que pueda seguir con lo que está haciendo. Que tengan los libros a su vista o como mínimo a su alcance. Tenerlos a su alcance en casa o acudiendo una vez a la semana con ellos a la biblioteca, visitar librerías con ellos, etc. Todo estos pequeños detalles proporcionan oportunidades para leer y ayudan a fomentar la lectura y que se convierta en más atractiva para los niños.   Visitar regularmente bibliotecas y librerías es una buena costumbre para que la lectura se convierta en algo divertido para los niños   Elijamos los libros respetando sus gustos. Cuando son más pequeños dependerá de lo que los padres les compremos pero tened en cuenta que si tenemos en cuenta sus gustos será más fácil que acertemos con los libros más divertidos para ellos y que puedan disfrutarlos más. Y conforme crecen debemos dejar que la elección sea suya. No importa que sean libros basados en personajes televisivos de dibujos animados lo importante es que el libro en sí le atraiga y lo disfrute. Nunca les obligues a hacerlo cuando no quieren. El hecho de que nos empecinemos en que lea acabará volviéndose en nuestra contra. Lo mejor es proponer la lectura.   No olvidéis que para soñar no hay que cerrar los ojos, solo leer (Michel Foucault). ¿Os animáis en convertir la lectura en un hábito divertido para los niños?


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x