Archivo Diario: 16/09/2015


Cuentos que ayudan a los padres a que los niños se duerman y que funcionan.

Los padres sabemos que los niños deben descansar para poder rendir mejor, no sólo en el colegio, sino en su actividad cotidiana. Un descanso adecuado favorecerá tanto el desarrollo como el bienestar del niño, incluidos los más pequeños y beneficia el proceso de aprendizaje, la memoria, favorece la atención y además se traduce en un mejor comportamiento del niño. Pero hay ocasiones y casos en los que los padres no podemos conseguir muy fácilmente que los niños duerman y se nos escapan los recursos para conseguirlo. Los padres somos conscientes de la importancia de que los niños descansen bien para su mejor desarrollo, aprendizaje y rendimiento. La lectura siempre ha sido una alternativa que alguna u otra vez los padres hemos usado. Leer un cuento a nuestros hijos antes de dormir es una buena fórmula además de un gran hábito y si además consigue que los pequeños se relajen y se duerman, entonces es algo ideal. Existen muchos libros infantiles que buscan este objetivo pero hay especialmente uno que está arrasando entre los padres de España y muchos otros países y que los que lo tienen aseguran que funciona. Este libro es “El conejito que quiere dormirse”. El conejito que quiere dormirse es un cuento que ayuda a que los niños se duerman y que está arrasando entre los padres de España y muchos más países. Este libro es éxito de ventas en Amazon entre los padres porque al parecer, en tan solo 26 páginas, consigue inducir a los niños al sueño. Su autor, un psicólogo sueco llamado Carl-Johan Forssén Ehrlin iba conduciendo su coche cuando empezaron a venirle a su cabeza las ideas para este libro y pidió a su madre que escribiera mientras conducía y cuando llegó a casa empezó a darle forma a esta idea. Al cabo de tres años finalizó el cuento. Carl-Johan Forssén Ehrlin es el autor del libro que está arrasando entre los padres. Foto: straitstimes.com ¿Qué es lo que tiene de especial este libro y porque los padres que lo tienen aseguran que funciona?. Según Forssén, el éxito de este libro para niños es un uso inteligente de las técnicas lingüísticas y psicológicas que son clave para conciliar el sueño. De hecho, el autor, convencido plenamente de que su método funciona, empieza el libro advirtiendo que no debe leerse en voz alta cerca de alguien que esté conduciendo un coche u otro vehículo. Tal cual un prospecto de medicamento. A lo largo del cuento los lectores deberán bostezar en ciertos momentos, además se aconseja que su lectura se hace en un tono de voz suave y las palabras “dormir” o “quedarse dormido” aparece unas 85 veces. La combinación de todas estas cosas hará que tanto padres como niños se relajen y puedan dormirse con el conejito. Como en todo hay padres a los que no les funciona, pero la realidad es que la mayoría de ellos aseguran de manera rotunda que sí.    


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x