Archivo Diario: 07/08/2015


Tres cosas importantes que los padres primerizos deben saber sobre los dientes de leche.

Los padres primerizos deben enseñar a los niños a cuidar los dientes de leche tan bien como los que salen después. Aunque cada vez más estamos concienciados de la importancia de la salud e higiene bucal para todo e mundo, es posible que con los dientes de leche de nuestros hijos nos relajemos pensando de manera errónea que al no ser los definitivos no es tan necesario hacerlo. Los dientes de leche (también llamados temporales) no son unos dientes de paso sino que tienen unas funciones importantes. Una de ellas y que los padres no debemos pasar por alto es la de mantener el espacio adecuado para que tenga lugar la dentición permanente y hacer de guía para que puedan salir de manera correcta. Los padres no debemos considerar los dientes de leche como unos dientes de paso. Imagen: Pixabay Los dientes de leche acompañan a nuestros hijos durante un tiempo biológicamente determinado y durante este tiempo van a ser muy influyentes en la salud de los niños por lo tanto:   Los dientes de leche deben cuidarse y cepillarse. Los padres debemos fomentar que los pequeños tengan una higiene bucal adecuada, enseñarles a cepillarse los dientes de manera correcta y no restarles importancia aunque sean unos dientes que cuando llegue el momento vayan a caer. Los padres debemos fomentar y ayudar a que los niños tengan una higiene bucal adecuada. Imagen: Pixabay.   En los dientes de leche también pueden salir caries. Un motivo más para que los padres animemos a nuestros hijos a que los cuiden. Una caries aunque esté en un diente de leche, se traduce en un diente en mal estado y esto es perjudicial para la salud bucal y en consecuencia para el organismo del niño pudiéndoles producir dolor, afectar a la masticación, a la manera de hablar e incluso al sueño, entre otras cosas.   Los niños necesitan todos los dientes para poder hablar correctamente. Si un diente de leche cae antes de tiempo por lo que sea y no de manera natural porque el diente definitivo está a punto de salir, puede causar problemas en el habla del niño al estar demasiado tiempo el espacio que ocupaba el primero sin tapar.                   Los padres debemos saber que la falta de dientes puede provocar problemas en el habla. Imagen: Pixabay   En definitiva, los dientes de leche deben cuidarse. Es más, también es importante que aunque los niños no tengan los dientes definitivos los padres les llevemos cada cierto tiempo al dentista para hacerles una revisión y velar por la salud de su boca, además de que nos ayudarán y apoyarán para que nuestros hijos adquieran una educación bucal adecuada. Los padres nos preocupamos mucho por la salud de nuestros hijos y ahí se incluyen los dientes, no lo olvidéis.


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x