Archivo Diario: 27/07/2015


Los padres primerizos y el “efecto de la paternidad”

Convertirnos en padres primerizos puede traer además de los cambios que supone tener un bebé en nuestra vida, otros cambios de tipo físico. Y no nos referimos a que tenemos menos tiempo para ponernos guapos, etc sino a que con la llegada del pequeño muchos padres pueden también padecer el “efecto paternidad”. Convertirnos en padres primerizos conlleva también cambios físicos que se traducen en el “efecto paternidad” Imagen: consejosgratis.com ¿Y que es el “efecto paternidad”? Os estaréis preguntando pues atentos porque en una reciente investigación apunta a que los hombres al convertirse en padres primerizos es muy probable que el perímetro de su cintura crezca. En definitiva que el hecho de convertirnos en padres afectará a nuestro peso y es probable que aumentemos algunos kilos. En el estudio se apunta a unos dos kilos de media, lo que significa que algunos aumentarán más y otros menos, pero parece que pocos están a salvo. Los padres primerizos aumentan de media 2 kilos en su estrenada paternidad Imagen: Pinterest.com El autor de este estudio, el Dr. Craig Garfield, profesor asociado del departamento de pediatría y ciencias médicas sociales de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en Chicago afirma que al convertirnos en padres por primera vez, hará que nuestras prioridades cambien y que aunque no se ha podido determinar la causa del aumento de peso se cree que están asociados al cambio en nuestro estilo de vida y con el menor tiempo para dedicarnos a nosotros mismos. Además, durante el estudio también pudieron observar que aquellos hombres que no habían conseguido convertirse en padres tenían el efecto contrario y su tendencia era la de perder peso. Con lo cual este estudio es contundente al afirmar que el hecho de convertirse en padres primerizos puede tener repercusión en nuestra salud relacionada con un aumento de peso. Convertirnos en padres primerizos hace que nuestras prioridades cambien y con ellos nuestro estilo de vida. Imagen: ehow.com ¿Qué pueden hacer los padres primerizos para evitar que esto suceda?. El profesor Garfield nos recuerda que es importante que no perdamos buenos hábitos como el hacer deporte o comer bien y de manera saludable y pensemos que nuestro hijo aprenderá lo que ve con lo que seguir una buena alimentación y seguir haciendo deporte incluso juntos si fuera posible, es una apuesta por la salud de ambos. A veces es complicado, pero nosotros desde Mamisetas pensamos que vale la pena intentarlo. ¿No creéis?  


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x