Archivo Diario: 27/03/2015


5 cosas normales en los bebés que deberían conocer los padres primerizos.

Cuando nos convertimos en padres primerizos, nos toparemos con muchas cosas nuevas para nosotros, la primera y principal, el hecho de empezar a conocer y cuidar de una nueva persona, nuestro bebé. Esta situación es muy emocionante para todos los padres y la afrontamos con un amor infinito pero a pesar de ello, puede estar llena de incertidumbres que con el tiempo se irán disipando. No es algo que le ocurra aisladamente a algunos padres primerizos y a otros no, sino que pondríamos la mano en el fuego y acertaríamos, al afirmar que todos lo hemos vivido. Así que para ayudar a los nuevos padres hoy os queremos hablar de algunas cosas que son normales en los recién nacidos y que los padres primerizos deben conocer para estar más tranquilos. Los padres primerizos muchas veces solemos preocuparnos más de la cuenta. Fuente: Pixabay.   La respiración del bebé. La respiración del bebé, es una de las cosas de la que más pendientes estamos los padres primerizos. Los primeros días de vida del bebé, se pasará la mayor parte del tiempo durmiendo, y los padres solemos pasar largo rato vigilando como lo hace y en alguno de esos momentos, veremos que su respiración puede no ser constante y que además hacen ruiditos. Este manera de respirar de los recién nacidos, a la mayoría de padres nos parece rara y muchos llegamos a consultarlo incluso con el pediatra. Pues papás, esto suele ser algo normal. Los bebés suelen tener una respiración irregular que pasa de acelerarse a, en ocasiones y por un corto espacio de tiempo, a detenerse, pero de inmediato debe volver a la normalidad. Los expertos llaman a esta respiración del bebé, la respiración periódica   Nos queda mucho que descubrir como padres primerizos, pero pronto aprenderemos a conocer a nuestros bebés como a nadie. Fuente: Pixabay Descamación de la piel del bebé. Los primeros día de vida del recién nacido, los padres primerizos podemos observar que en determinadas zonas del cuerpo de nuestro bebé, la piel empieza a descamarse. Lo habitual es que esto suceda en los brazos, manos, piernas, pies y/o tronco y es algo por lo que tampoco debemos asustarnos, ya que en pocos días, sin necesidad de ningún cuidado especial, empezará a desaparecer. El bebé presenta en la zona lumbar y hacía el culete una mancha de color grisáceo o verdosa. Esta mancha se llama la mancha mongólica y es más frecuente en los bebés recién nacidos, de lo que los padres primerizos nos podemos imaginar. Su tamaño es variable, y su posición también puede variar. Lo habitual es que se encuentre alrededor de la zona lumbar, pero también podemos encontrarla en otras partes del cuerpo como los hombros y la cara, y se asemeja a un moretón. Esta es una mancha totalmente benigna y que con los años irá desapareciendo. El cuello de nuestro bebé, alrededor de la nuca, presenta una mancha roja. La realidad que en la piel de nuestro bebé, nos podemos encontrar con que vemos muchos cambios, principalmente en la cabeza (cuello, ojos o frente), pero generalmente no es nada de lo que debamos preocuparnos, todo desaparecerá. La piel del bebé, en sus primeros meses de vida, puede experimentar muchos cambios que puede desconcertar a los padres primerizos.   El bebé tiene muy a menudo hipo. Otra cosa que puede convertirse en un nuevo motivo de preocupación para los padres primerizos es el hipo cuando los bebés suelen sufrirlo con frecuencia. El hipo frecuente es algo que también es completamente normal y que lo padecen prácticamente el 80% de los bebés en los primeros meses de vida y está relacionado con la ingesta de una gran cantidad de leche.   La realidad, es que hay muchas cosas que los padres primerizos desconocemos sobre nuestro bebé, por eso y porque son lo que más queremos en el mundo, es que muchas veces nos preocuparemos más de la cuenta. Es nuestra labor de padres procurar por ellos, no en vanos son nuestros “ladrones de sueños”.    


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x