Archivo Diario: 20/02/2015


Las embarazadas y las contracciones de Braxton Hicks.

Si estáis embarazadas y en vuestro tercer trimestre, es posible que empecéis a sentir algo extraño, algo así como que vuestra barriga se pone más dura por un momento. Si es vuestro primer embarazo, y vais a convertiros en padres primerizos, es posible que no sepáis reconocer de que se trata e incluso puede que alguna embarazada se pueda asustar, pero en principio no tenéis porque, ya que posiblemente sean las contracciones de Braxton Hicks. Las contracciones de braxton hicks pueden llegar a ser un pelín molestas para las embarazadas. Fuente: careclubusa.com   Pero, ¿qué son las contracciones de Braxton Hicks?. Pues las contracciones de braxton hicks que tenemos las embarazadas, generalmente a partir de la sexta semana de embarazo, pero que no solemos apreciar demasiado hasta que llegamos al segundo trimestre, en realidad son unas pequeñas contracciones con las que nuestro útero se prepara para lo que está por venir, pero para nada son las contracciones de parto, cuando lleguen esas, creednos, las reconoceréis. Estas contracciones, son totalmente normales durante el embarazo, aunque bien es cierto que no todas las embarazadas las experimentan y no deben asustarnos, así que para conseguirlo vamos a contaros algunas cosas que os servirán para identificarlas. Para una embarazada puede ser tranquilizante saber reconocer las contracciones de braxton hicks. Fuente: Pixabay   ¿Cómo son las contracciones de Braxton Hicks que sienten las embarazadas?. Las contracciones de braxton hicks al contrario que las contracciones de la trabajo de parto, son unas contracciones irregulares, es decir, no ocurren en un intervalo de tiempo regular. Por lo tanto, sólo nos deberíamos preocupar si empezamos a sentir contracciones regulares en el tiempo como por ejemplo cada 5 minutos o cada 10 minutos, pero siempre que entre una y otra haya transcurrido el mismo tiempo.   Cuando estamos embarazadas y sentimos una contracción de Braxton Hicks, notaremos con un apretón en la barriga que hace que se nos endurezca la barriga. Sin embargo, si son contracciones que indican que se acerca el momento de dar a luz, es posible que sintamos más incomodidad y algo de dolor en la parte baja de la espalda y/o en la barriga. Yo siempre lo he descrito como un terrible dolor de regla.   En el momento que empecemos a sentir este tipo de contracciones, si nos sentamos o nos tumbamos, o simplemente cambiamos de posición, es posible que mejoren y se calmen. Si las contracciones no cesaran y se unen a ellas los signos que os hemos mencionado en los otros puntos, es cuando podíamos pensar que son las contracciones de parto. Beber mucha agua nos ayuda a estar bien hidratadas y también a que no tengamos tantas.   Algo que muchas embarazadas hemos descrito, que también hace que podamos diferenciar las contracciones de braxton hicks de las reales, es que con las reales, a muchas nos da la sensación como que tenemos la necesidad de ir al baño como a defecar y empujar.   Pues estas son las principales diferencias entre unas contracciones y otras para que la embarazada sepa distinguirlas. Todo está bien ligado por la naturaleza para cuando llegue el momento de convertirnos en padres primerizos. Despreocúpate un poco y disfruta todo lo que puedas de la experiencia de estar embarazada. Fuente.Google.   ¿Las habéis empezado a sentir ya?


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x