Archivo Diario: 28/07/2014


Como ir más tranquilos a la playa con niños.

Como ir a la playa con niños y estar tranquilos para algunos padres puede ser la pregunta del millón. La combinación puede ser explosiva, especialmente si son pequeños y además más de uno. Pero es que en definitiva son niños, aquí en la China o en la playa y no pueden estarse quietos tomando el sol o mirando hacía el infinito y más allá. Yo desde luego, si los viera así, el susto sería inmenso. Ellos necesitan actividad, no lo podemos evitar. Los padres con los niños vivimos en un reto constate, también aprendemos a sobrevivir, así que es hora de adaptarnos al cambio. Fuente: pinterest. Antes de nada, quiero deciros que realmente en este artículo no pretendo, ni mucho menos, que de lo que os cuento os lleve a encontrar la total tranquilidad, esto es imposible con niños, pero sí contaros algunas cositas que os pueda ayudar a que el día pueda llegar a ser divertido y un poquito más tranquilo cuando decidimos ir a la playa. Así que además de las precauciones básicas para ir a la playa con niños, hay una serie de aspectos a tener también en cuenta. Ya veréis que cositas más sencillas, empezamos. Para ir a la playa con niños y estar un poquito más tranquilo debemos: 1. Elegir una playa que esté preparada para lo que pueda venir como “mamá tengo caca”, “mamá tengo un cangrejo colgado de la oreja”, etc, etc, etc. Con niños nunca se sabe y si es una playa que tenga los servicios básicos como baños, puesto de socorro, y espacio, pues mucho mejor. Un socorrista cerca cuando vamos con niños nunca viene mal. Fuente: tafadycursos.com 2. Una vez instalados, si llevas dos sombrillas mejor que mejor. No limites el espacio, esto es un poco como Dirty Dancing, “este es mi espacio, este es el vuestro”. Es complicado que se cumpla en su totalidad, pero seguramente los niños pasarán largos ratos en su espacio jugando con la arena y además sin que les de todo el rato el sol. Y vosotros tendréis esos pequeños momentos en los que no estéis comiendo demasiada arena cuando hay lanzamientos. 3. Juega de vez en cuando con ellos, enséñales lo que eres capaz de hacer con su ayuda. Un buen momento para descubrir el trabajo en equipo y que además será muy divertido. Los niños lo agradecerán y tú también. Además, a los padres les mola eso de hacer castillos en la orilla más chulos que el de los vecinos. Esos que los niños disfrutan rompiendo y tu solos quieres que conservar. Eres capaz de no moverte de su lado con tal de que los niños no lo aplasten Fuente: Klanklon.com Pero luego llega una ola y a tomar viento esa gran obra maestra que habías conseguido mantener a salvo hasta de los niños. 4. La hora del baño, es mejor que hagáis turnos. Primero que vigile el padre y después que lo haga la madre. Un pequeño consenso que puedo dejaros unos momentos de relax para ponernos morenitos o echar una mini siestecilla. Nunca, por ningún motivo deberíamos dejar a los niños sin vigilancia cuando se meten en el agua. 5. Y por último, los niños en las playas, jugando a veces se despistan y pierden el sentido de la orientación y los padres cuando giramos la cabeza y no los vemos, el corazón se nos sale del pecho. Así que para ir a la playa con niños algo que nos va a ayudar a estar mucho más tranquilos es que alguna de las prendas que lleven como camisetas, gorras o bañador lleven una etiqueta personalizada con todos los datos de nuestro pequeño aventurero. El susto desde luego que no nos lo va a quitar pero si la seguridad de que nuestro pequeño podrá indicarles como nos pueden localizar. Y eso al menos, sí que nos puede dar un poquito de tranquilidad. Y estos son nuestros pequeños e infalibles consejos de cómo ir un poco más tranquilos a la playa con niños. No es que sea la panacea pero algo es algo y sino probadlo y me contáis.  


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x