Archivo Diario: 27/03/2014


Lo que debes tener en cuenta sobre la Sal en el Embarazo

Es asombroso escuchar toda la charla sobre la importancia de la sal durante el embarazo sin mencionar el hecho de que no todas las fuentes de sodio, o sal, son los mismos. Esta es una consideración clave para la salud durante el embarazo. En cuanto al cuerpo se refiere, no hay conexión entre la sal de mesa limpiada químicamente de cloruro de sodio que compras en el supermercado, que figura en casi todos los alimentos procesados, y la rica sal marina orgánica mineral disponible en Internet o en la zona de alimentos saludables del supermercado. Estos minerales son más necesarios que nunca para la salud en el embarazo. La sal de mesa estándar es altamente refinada, químicamente limpia y poco amigable para el cuerpo. La sal de mar sin refinar es un complejo de origen natural de cloruro de sodio, que incluye las principales minerales tales como calcio, magnesio, potasio y una gran cantidad de alrededor de 80 minerales esenciales. Estos son elementales para la salud durante el embarazo. Aunque los beneficios del consumo de estos minerales son demasiado numerosos para enumerarlos aquí, los nutrientes y minerales que se encuentran en la sal del mar ayudan a tu cuerpo a preservar las células sanguíneas, una gran ventaja para asegurar la salud en el embarazo. En tu próxima visita al mercado, echa un vistazo al contenido nutricional de un envase de la sal de mesa que sueles comprar. Ahora compara este con la etiqueta que se encuentra en un paquete de sal marina cruda. Una puede destruir tu salud, mientras que la otra te cura. Estos minerales que se encuentran en la sal de mar sin procesar son esenciales para la vida y para la salud en el embarazo. Estos minerales esenciales son eliminados durante el proceso utilizado para crear la sal de mesa que normalmente consumimos en nuestra dieta. De hecho, el yoduro de potasio tiene que ser añadido de nuevo para prevenir el bocio, un problema de la glándula tiroides causada por la falta de yodo. Las diferencias son notables para cualquier madre preocupada por la salud durante el embarazo. También debes tener en cuenta que no todos los paquetes etiquetados como "sal marina" son iguales. Busca más allá de las palabras "sal marina" -  en la etiqueta de análisis mineral. También, busca los detalles, asegurando que no se ha calentado ni había productos químicos añadidos. La verdadera sal marina rara vez es de color blanco puro. Posee una coloración diferente, dependiendo de donde se obtienen las sales, este es un buen signo y es una indicación del contenido de sales minerales. Estos minerales ayudaran a mantener el equilibrio nutricional en el embarazo.


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x