Archivo Diario: 31/12/2013


5 maneras saludables de comer en las fiestas navideñas durante el embarazo

Ya sea que estés embarazada o que estés amamantando, con tanta comida deliciosa durante las vacaciones navideñas, es fácil caer en la mentalidad de " yo como por dos". Y claro que comes por dos, pero no es otra persona adulta. Además muchos de los alimentos que se acostumbran en navidad, están cargados de azúcar, carbohidratos, y conservadores. ¿Has comido mal por un dia? ¿Fue demasiado? ¿No fue suficiente? ¡Mañana es un nuevo día! No te rindas. Simplemente trata de hacerlo un poco mejor cada día. Aquí están algunas cosas a tener en cuenta a la hora de llenar tu plato y tu boca durante el embarazo: 1. Toma un poco de todo Me he dado cuenta que si tengo un impacto visual al comenzar a comer, tomando un poco de todo, pienso que es suficiente y con una gran entrada es suficiente para no comer en exceso. Te debes obligar a pensar en serio: "¿Todavía tengo hambre o sólo quiero más?" 2. Come despacio Comer despacio facilita una correcta digestión, además, al paladear la comida la disfrutamos más y para cuando los demás hayan comido demasiado y rápido, tú abras disfrutado la ración correcta de acuerdo a tus necesidades. A la comida le toma un poco de tiempo llegar a su lugar. Especialmente durante el embarazo, odio esa sensación demasiado llena. Y en estos días, al bebé no le gusta. Imagino que sabes a lo que me refiero. 3. Elije con cuidado En lugar del guiso de judías verdes de tu madre, porque no una sopa de setas o de cebolla, ambas están llenas de muchos nutrientes que necesitas. Y para las verduras asadas, puedes usar algo de queso bajo en grasa, esto ayuda a que quedes satisfecha. 4. Menos es más Elije las cosas que tienen menos ingredientes. Ve primero por la misma fruta o plato de verduras en lugar de todos los platillos horneados... Luego date un pequeño gusto (una porción de un plato pesado). 5. Escucha a tu cuerpo ¿Tienes antojo de algo dulce? manzana, melón, fresa... puedes darte el gusto pero con moderación, recuerda toda la azúcar que tienen. A veces una buena zanahoria puede darte esa azúcar que el cuerpo te pide sin el exceso de la fruta. ¿Quieres un gran pedazo de carne? Tal vez tu cuerpo te está pidiendo un poco de hierro, así que porque no optar por el brócoli o las espinacas. También puedes comer carne pero la necesidad que provocó el antojo habrá disminuido, esto ayuda a que te midas en lo que consumes.


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x