Archivo Diario: 03/10/2013


Como evitar los calambres durante el embarazo

Estás durmiendo acurrucada en tu acogedora almohada de maternidad y de pronto bam!, un dolor repentino en la pierna te despierta de tu feliz sueño. Aprenda que puede hacer con los calambres en las piernas durante el embarazo para poder tener una buena noche de sueño.   Causas de los calambres Nadie está realmente seguro de que causa los calambres en las piernas durante el embarazo. Aunque el peso extra alrededor del vientre podría ser uno de los culpables. El flujo sanguíneo restringido en las piernas también puede ser la causa, debido a los cambios de circulación sanguínea durante el embarazo. O bien, las hormonas del embarazo que causan otras tantas molestias, también podría ser las culpables.   ¿Cuándo llegan? Las mujeres embarazadas tienden a tener calambres en las piernas durante el segundo y tercer trimestre, ya que es el momento en que el cuerpo cambia rápidamente y se expande. Mientras tanto los calambres en las piernas pueden ocurrir en cualquier momento del día, aunque es más probable que lleguen durante la noche cuando se está tratando de recuperar el sueño.   ¿Qué hacer cuando tenemos un calambre en la pierna? Se debe dar un buen masaje tratando de estirar la contractura muscular de inmediato. También se deben hacer estiramientos y algunos ejercicios: Estire las piernas y flexione los pies para que sus dedos estén apuntando hacia la nariz. Doble los pies hacia la cara, esto puede ayudar a aliviar algo del dolor de inmediato. Estire los músculos de las piernas del pie a aprox. a 50 cm. de altura en una pared, sentada en la cama o el suelo. También funciona si coloca la punta del pie en un escalón y pone ambas manos sobre la rodilla presionado hacia abajo, esto estirará los músculos. Mantenga la posición durante 5-10 segundos, relájese durante unos segundos y repita. Aplicar una compresa fría o calor en la zona también puede proporcionar alivio.   Algunos consejos para evitar los calambres en las piernas Estire las pantorrillas y los músculos de las piernas varias veces al día y justo antes de acostarse. El ejercicio regular, como caminar, nadar o hacer yoga también puede ayudar. Evite estar de pie o cruzar las piernas durante largos períodos de tiempo. Se sugiere girar los tobillos o mover los dedos al sentarse durante largos períodos. Mantenga las piernas elevadas cuando esté sentada o acostada. Use zapatos cómodos (evite los tacones más altos de 2 pulgadas). Use medias de compresión durante el día. Beba mucha agua durante todo el día. Tome un baño caliente o ducha caliente por la noche para ayudar a relajar los músculos de las piernas. Masajee piernas y pies antes de ir a dormir. Si los calambres en las piernas son severos, póngase en contacto con su médico, él puede ser capaz de proporcionar ayuda adicional.


Leer más 
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Por favor, revise nuestra Política de cookies
Aceptar
x